Protestas en Beirut dejan cientos de heridos y premier llama a elecciones anticipadas

Mientras, unos 200 participantes liderados por oficiales retirados del Ejército tomaron por asalto la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores, proclamándolo “sede central de la revolución”. En la noche, el Ejército desalojó esas instalaciones.




Cuatro días después de las explosiones en el puerto de Beirut, que dejaron al menos 150 muertos, más de cinco mil heridos y que arrasaron con los barrios aledaños en la capital de Líbano, con un saldo de cientos de miles sin un lugar para vivir, el enojo contra la clase política se volvió a apoderar de la población, que hoy salió a las calles a protestar. Miles de manifestantes, algunos con horcas en la mano, según constató la agencia France Presse, se concentraron en el centro de la ciudad para expresar su rechazo a los dirigentes políticos a los que piden cuentas por la explosión. Cerca de la Plaza de los Mártires, epicentro tradicional de las manifestaciones en la capital, se produjeron enfrentamientos entre fuerzas de seguridad y jóvenes.

Mientras, unos 200 participantes liderados por oficiales retirados del Ejército tomaron por asalto la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores, proclamándolo “sede central de la revolución”. En la noche, el Ejército desalojó esas instalaciones.

Los choques entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad dejaron un policía muerto y más de 160 heridos.

En un discurso transmitido en televisión, el primer ministro libanés, Hassan Diab, anunció que propondría elecciones legislativas anticipadas, al estimar que solo unos comicios permitirán “salir de la crisis estructural”. Además, sostuvo que estaba dispuesto a permanecer “dos meses” en el poder, mientras las fuerzas políticas se ponen de acuerdo al respecto.

A nivel político y en respuesta a la crisis, varios diputados comenzaron a renunciar. Uno de ellos es Paula Yacoubian, la única independiente de la cámara. También los tres miembros del partido Kataeb, quienes dijeron que se sumarán a las protestas.

Comenta