Caso Helicópteros y segunda casa: Fiscalía decide formalizar a Kaufmann y a otras cuatro personas por vuelos en cuarentena

Helicóptero

La Fiscalía Oriente solicitó audiencia para imputar a los empresarios por haber puesto en riesgo la salud pública al haberse trasladado a otras regiones en medio de los anillos sanitarios impuestos por la autoridad sanitaria. Se descartó formalizar a Urenda y Morgan por contar con las autorizaciones respectivas.




La fiscal de la zona Oriente María Valeria Gómez solicitó la formalización de cinco personas que, utilizando sus helicópteros, infringieron las cuarentenas y restricciones de desplazamientos impuestas por la autoridad sanitaria en el marco de la crisis de contagios de Covid-19 en el país.

Según el escrito ingresado ayer ante el Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago, se le imputará haber puesto en riesgo la salud pública al empresario Christoph Kaufmann Bünger y a Mica Lynn Kaufmann, quien iba de copiloto, en el vuelo en helicóptero que salió desde el aeródromo de Tobalaba 3 de Abril de 2020 rumbo a la costa.

Asimismo la Fiscalía Oriente, que es dirigida por Manuel Guerra, decidió llevar ante la justicia las conductas desplegadas por Katherine Luz Bielefeldt Aranzubia, Cristián Marcelo Cofré y Christián Parra Espinoza (el piloto) por las mismas infracciones contra la salud pública en medio de la pandemia por el vuelo realizado desde el aeródromo de Vitacura el 6 de abril de 2020.

La decisión de la fiscal Gómez fue adoptada luego que un equipo de la Bridada de Delitos contra el Medio Ambiente (Bidema) de la PDI diera cuenta -tras revisar cámaras de seguridad e interrogar a los imputados- de las conductas ilícitas. Asimismo se descartó imputar este delito a José Manuel Urenta y Felipe Morgan quienes también viajaron en helicóptero a zonas costeras pero al contrario de los primeros sí contaban con un salvoconducto que los autorizaba a realizar el viaje.

Christoph Kaufmann Bunger (78) -fundador del grupo representante de Mercedes-Benz en Chile- viajó en helicóptero a Zapallar durante la Semana Santa. El día 3 de abril, Kaufmann -según el plan de vuelo- viajó junto a su esposa Mica Lynn (49) a su segunda casa ubicada frente a la playa de Cachagua. Diez días después -por medio de un correo electrónico y al conocer el avance del virus en la capital- se autodenunció, asegurando que se trasladó debido al temor a contagiarse, pues un vecino de su edificio padecía la enfermedad.

De acuerdo a la autoridad sanitaria, el empresario infringió dos medidas: incumplir la cuarentena de su comuna (Vitacura) y no respetar el cordón sanitario de la Región Metropolitana. La resolución notificada el pasado lunes, le ordenó al empresario pagar una multa de 300 Unidades Tributarias Mensuales UTM (unos $15 millones).

Comenta