El complejo escenario judicial que espera al exobispo Francisco José Cox en Chile

cox

Exsacerdote enfrenta dos investigaciones por supuesto abuso sexual contra menores: una en La Serena y otra en Rancagua. El exreligioso arribó a Chile el domingo y vivirá con un matrimonio en las afueras de Santiago.


El martes 19 de febrero, el Juzgado de Garantía de La Serena decidirá quién llevará adelante la investigación por presunto abuso sexual de menores que habría cometido el exobispo de La Serena Francisco José Cox. Una posibilidad es que la causa quede en manos de la justicia antigua y la otra es que recaiga en el Ministerio Público.

Dicha indagación se abrió el 19 de junio del año pasado, cuando Hernán Godoy presentó una denuncia en contra del exsacerdote. En su relato dio cuenta de hechos que habrían ocurrido en 1985 en la oficina de Cox y en el Arzobispado de La Serena, que incluyen tocaciones y besos.

Esta indagatoria forma parte del escenario judicial que deberá enfrentar Cox luego que retornara a Chile el domingo pasado. El exsacerdote estuvo viviendo en Alemania desde 2002, cuando salió del país en medio de rumores por eventuales abusos a menores.

La investigación que desató la denuncia de Godoy quedó asignada al fiscal Marcial Pérez, pero no tuvo mayor movimiento hasta diciembre. Ese mes se presentó una querella -patrocinada por la abogada Josefina Gutiérrez, del estudio de Juan Pablo Hermosilla- por el delito de abuso sexual contra un menor de 14 años. Hasta el momento ha declarado Godoy, su madre y hermana.

Para la audiencia de competencia, la abogada de Godoy pedirá que los hechos sean investigados por el actual sistema judicial, pese a que el delito habría ocurrido antes de la Reforma Procesal Penal. Pese a que el ilícito estaría prescrito, lo que se pretende es que se investigue de todas maneras, con el objetivo de acreditar la existencia de los abusos.

La segunda investigación que deberá enfrentar Cox está radicada en la Fiscalía de Alta Complejidad de Rancagua. A pesar de que esta indagatoria se inició de oficio en agosto de 2018, la semana pasada sumó un nuevo antecedente. Se trata de una querella que se presentó en la Fiscalía Local de Chillán, pero que fue trasladada hacia O’Higgins. La acción también es llevada por el estudio de Hermosilla y representa al denunciante Abel Soto, por presunto delito de abuso sexual contra un menor de edad.

Desde el Ministerio Público de Rancagua comentaron que la causa está con una “orden de investigar vigente” y que, una vez terminadas estas primeras diligencias, se determinará los próximos pasos a seguir. La indagatoria, además, está “orientada a dilucidar algunas figuras de encubrimiento, tanto de él (Cox) como de otras autoridades”, y no se descarta citar al exobispo a declarar como imputado.

En Chile 17 años después

Francisco José Cox (85) llegó a Chile el domingo a las 10.32 de la mañana, en el vuelo 406 de Air France, que partió en Frankfurt e hizo escala en París.

Cox, quien en octubre fue expulsado del sacerdocio por el Papa, se traslada en silla de ruedas y es insulinodependiente. En Chile vivirá a las afueras de Santiago y, según informó el movimiento de los Padres de Schöenstatt en una declaración, “estará bajo el cuidado de un matrimonio que le prestará las atenciones necesarias que requiere su enfermedad”. En la misiva, por otra parte, se afirmó que, “en cuanto al proceso judicial, colaboraremos con lo que se nos solicite y garantizaremos que Francisco José Cox comparezca ante la justicia cuando esta lo requiera”.

Quienes conocen cómo se efectuó el traslado del exsacerdote aseguran que fue difícil encontrar alguien dispuesto a recibirlo. Una vez que se dio con las personas, un matrimonio ajeno al movimiento, comenzaron las gestiones para traerlo de vuelta a Chile luego de 17 años.

Hernán Godoy, uno de los dos denunciantes, al conocer la noticia, afirmó tener “sentimientos encontrados”. “Lo único que espero es que la justicia haga lo que tenga que hacer. Quizá no que se vaya a la cárcel, pero con una condena mi alma se tranquiliza”, dijo.

Para Felipe Barraza, de la agrupación de laicos Juan XXIII, la noticia “nos da cierta alegría, porque ya no tiene un cuidado especial, no es un intocable y está al alcance de la justicia chilena. Eso nos deja más tranquilos”.

Entre las acciones a realizar por los laicos de La Serena está repartir volantes con la cara del exobispo, una intervención frente a la catedral de la ciudad este viernes y un punto de prensa antes de la audiencia del 19 de febrero.

#Tags


Seguir leyendo