“¡Lo acuso de prevaricador de los Derechos Humanos!”: El tenso emplazamiento vivido por el ministro Lamberto Cisternas en la Corte Suprema

El ministro de la Corte Suprema fue increpado por un sujeto que se identificó como procesado por delitos contra los Derechos Humanos


-Soy Jaime Manuel Ojeda.

-¿De qué medio de comunicación es usted?

-De ninguno. Pero si me autoriza y si usted tiene la independencia para responderme quisiera que me respondiera.

De esta manera comenzó el intercambio de palabras producido entre una persona que se identificó como un ex militar procesado por el caso Caravana de la Muerte, y el ministro de la Corte Suprema, Lamberto Cisternas, cuando este último realizaba una vocería del máximo tribunal.

El intercambió continuó por parte del increpador: “Camilo Soria del Partido Comunista protegió a los terroristas que actuaron durante el Gobierno Militar. ¿Qué pasó con eso? Era un comunista que usó su condición de diplomático para proteger a los terroristas que atacaron durante el gobierno militar”, afirmó Ojeda. Además le consultó: “¿Usted por qué invitó como gran relator a Nelson Caucoto, sentado al lado de él para hacer un seminario sobre los Derechos Humanos? Donde están los Derechos Humanos de la gente que fue afectada por estos terroristas”.

En un momento se le consultó al interpelador si era condenado por crímenes a los Derechos Humanos, a lo que respondió que no era condenado pero sí procesado por “la causa de Arellano (Stark), donde yo era oficial subalterno de La Serena. En el caso Cheyre estoy procesado por torturas”. Un periodista le consultó: “¿Cómo viene a encarar usted a un ministro de la  Corte Suprema?”, a lo que Ojeda vociferó “porque soy un civil que tiene el derecho como ciudadano de decir lo que yo creo que se está cometiendo una justicia. ¡Ministro, lo acuso de prevaricador de los Derechos Humanos!”.

Posterior a esto se produjo un breve intercambio de palabras y el sujeto fue desalojado de la sala por personal policial.

Minutos después se continuó con la vocería, y Cisternas se refirió al altercado: “Esta imputación que me ha hecho de prevaricación la tomo como la expresión de alguien que estaba muy dolido y molesto porque probablemente desde su punto de vista las cosas no se han llevado de la manera que él pensaba”. “No me había ocurrido antes. No hemos tenido el suficiente resguardo para que solo periodistas estén en este punto de prensa”, sinceró el magistrado.

Seguir leyendo