María José Castro, subsecretaria de Educación Parvularia:“Se quería construir jardines para los niños más pobres, pero hubo negligencia”

La encargada de primera infancia detalló los problemas del programa que apuntaba a crear 71 mil cupos en educación inicial.


¿Cuál es el diagnóstico sobre el programa educacional Meta?

El gobierno anterior impulsó este programa y en marzo de 2018 la expresidenta (Michelle) Bachelet dijo que se habían creado 71 mil nuevos cupos y lo concreto es que, en realidad, fueron 41 mil cupos nuevos a marzo de 2018. Estamos hablando del 58% de esa cifra que se aseguró en marzo de este año. Nos costó llegar a la información para hacer un diagnóstico certero, ya que los datos no estaban sistematizados. Descubrimos que, de los jardines que se debían construir, hoy tenemos 151 jardines parados. En algunos tenemos el 20% de avance en otros se llegó al 90%, porque las empresas constructoras paralizaron las obras por diferentes motivos.

¿Cuál fue el error?

Me pasa que cuando miro esta política digo, a ver, todo lo que se haga por los niños está bien hacerlo. Y hacer más salas cuna y más jardines infantiles por supuesto era una necesidad y en ese sentido uno no puede decir que fue una mala política, lo que pasa es que fue una política mal diseñada, que no se hizo cargo de los tiempos. Se quería construir jardines para los niños más pobres, pero hubo negligencia.

¿A qué atribuyen los problemas de las empresas constructoras?

Probablemente no siempre se adjudicó a empresas que tuvieran la solvencia, la seguridad, necesitabas muchas y muy buenas constructoras en todas las regiones. Sabemos que el Estado tiene un desfase en los pagos y por eso se necesitaban empresas solventes. Entonces lo que ocurrió en el 99% de los casos fue que la empresa tuvo que parar obras por falta de recursos y la constructora cuando ya no le puede seguir pagando a los obreros simplemente para obras y deja todo tal cual. Eso trajo un costo asociado enorme. Estamos pagando sobre el costo habitual más de 1.000 millones en bodegas, en seguridad más de 700 millones extra de lo que se paga habitualmente por ese ítem.

¿Cuándo podrían estar listos todos estos jardines?

Estamos haciendo todo lo posible para que estén listos a finales de 2019, idealmente. Estamos frente a un programa que tenía un costo de 1.000 millones de dólares y ya llevamos 25 mil millones de pesos de costo extra. Estimamos que es altamente probable que con esos mismos recursos se podría haber hecho una política mucho más eficiente, más focalizada, y tal vez más rápida. Creo que faltó una muy buena planificación porque nos parece que no se priorizó la construcción de acuerdo a la demanda, sino que a la disponibilidad de terrenos. Por ejemplo, hay un jardín en Curicó, que fui a inaugurar, donde te puedo asegurar que nadie del radio cercano pertenece a los seis quintiles más bajos, que está en un sector medio alto y yo me pregunto, ¿nosotros como gobierno queremos hacer un jardín a costo solamente del Estado en un sector que sabemos que hay personas que podrían estar pagando por un jardín?

¿Fue irresponsable el diseño?

No voy a usar el término irresponsable, creo que fue una política mal diseñada, tal vez quienes la lideraron no tuvieron toda esta visión que se requería. Me parece que sí se puede hablar de ciertos aspectos de negligencia. No soy yo quien debe hacer juicios, sino la ciudadanía. Es importante que la ciudadanía se haga cargo de entender esto, y lo tiene que juzgar el usuario y decir si esto fue irresponsable, negligente o simplemente era lo que había que hacer.

Usted mencionó que se han gastado $25 mil millones más de lo planificado, ¿por qué?

Eso fue una locura también, porque tenemos un problema con la seguridad y con el bodegaje. Hemos gastado altas sumas en resguardar la infraestructura que quedó abandonada y también en bodegas para guardar todo el mobiliario que se compró antes de que los jardines estuvieran listos. Se compró la implementación en paralelo a la construcción. Se decidió hacer una compra masiva, porque probablemente era mucho más barato comprar masivamente el mobiliario. Qué pasa hoy día, hay un montón de materiales guardados, que han perdido su garantía y que en algunos casos se han dañado por el paso del tiempo. Yo me pregunto, ¿alguien hizo el cálculo de lo que íbamos a gastar en bodegas versus lo que significaba comprar parceladamente? Esa información evidentemente no la tenemos, porque la persona que estaba en el programa Meta renunció muy al principio de nuestro gobierno. Generar los 70 mil nuevos cupos construyendo jardines nuevos significó un costo de $ 12.900.000 por cada nuevo cupo. Más del triple de lo que hubiese costado aumentar la capacidad de los jardines ya existentes y mejorar su infraestructura. Además, para que te hagas una idea, en la Junji el promedio de construcción fue de 48 UF el metros cuadrado, lo que es muy caro.

¿Cómo se resuelve esto?

Para el Estado, construir es lento y caro, no se puede relicitar de un día para otro como lo haría un privado. Tenemos que volver a pasar por la Dipres, volver a pasar por Contraloría y el proceso burocrático es muy largo. Nosotros asumimos esto como propio, hicimos este diagnóstico y nuestra meta es que al 2020 estén todos los cupos funcionando.

#Tags


Seguir leyendo