Pugna entre tabacaleras por permiso a marca más vendida en la calle

Cajetilla de cigarros Fox bolivianos, ingresados vía contrabando a Chile.

Multinacional BAT cuestionó la autorización que Ministerio de Salud otorgó a Fox. Según un estudio, la firma es líder en el comercio ilegal.


De acuerdo al último estudio “Comercio Ilícito de Cigarrillos”, que elaboró el Observatorio del Comercio Ilícito de la Cámara Nacional del Comercio junto a la British American Tobacco (BAT), la marca ilegal más comercializada en Chile es Fox, que tiene una presencia en el mercado del orden del 25%.

Por eso, en el sector miraron con recelo la decisión del Ministerio de Salud, que el pasado 3 de julio otorgó el permiso a la Tabacalera SpA-Taspa para comercializar “productos de tabaco de la marca Fox, en la variante Box Round Corner”. De hecho, la decisión puso a la marca en el foco de organismos fiscalizadores y especialmente en la principal tabacalera del país.

Como explica Bernardita Sáez, gerenta de Asuntos Legales y Externos de BAT Chile, su preocupación responde a que se entregó permiso a una marca ya posicionada en el mercado, abriendo nuevos inconvenientes para el combate del contrabando. “El comercio ilícito ha crecido tanto, que prácticamente se ha comido cuatro años de nuestra producción. Hoy, el 22,3% de los cigarros que se consumen es producto de este comercio”, asegura.

El decreto del Minsal

El hecho de que sea una de las marcas ilegales más comercializadas fue uno de los puntos que tuvo a la vista la Tabacalera SpA-Taspa para solicitar el permiso. Así lo indica el mayor accionista de la compañía, el exdiputado Iván Mesías (PR), quien, aunque dice desconocer la información precisa sobre las marcas más vendidas, cuenta que lo anterior fue “uno de los motivos por el cual buscamos todos los medios para conseguir la licencia. Nosotros contamos con toda la autorización del Servicio de Salud, eso lo trabajamos por cinco, seis meses, porque hay mucha burocracia”.

En ese sentido, advierte que BAT “hace 45 años me persigue”. “Yo fui el primero que trajo a Chile el Marlboro y me hicieron la vida imposible. Creo que ellos están recurriendo mal. Exigir al Ministerio del Interior que se controle más la frontera. Ahí es donde se tiene que actuar, no en contra de quien está haciendo legalmente el proceso”, explica.

“Para ellos, la preocupación es que sea una marca muy conocida por la vía del contrabando, y al estar prohibida la publicidad, a nosotros se nos está haciendo una ‘publicidad’ gratuita. Mientras más salga el nombre, más nos favorece a nosotros (…). BAT tiene el 95% de las marcas en el mundo y han presionado a todos los gobiernos desde siempre”, agrega Mesías.

Pese a esta postura, desde BAT insisten en que su foco está puesto en los problemas que este permiso genera en el combate del contrabando, por lo que manifestaron la problemática en la Mesa del Tabaco que se dio cita el pasado miércoles 8 de agosto y que lidera el Ministerio del Interior.

En dicha instancia, como relata Sáez, “se expresó bastante preocupación sobre el tema y se formuló por parte de varias entidades, pues hay una conciencia de que esto es un problema serio”. Eso

sí, se limita a indicar que posiblemente el Minsal no tuvo todos los antecedentes a la mano al momento de otorgar el permiso.
Esta no es la primera vez que instituciones manifiestan su preocupación ante la entrega de este tipo de licencias. Lo mismo ocurrió en 2015, cuando a solo meses de haberse permitido la comercialización de los cigarros Jaisalmer, el Minsal revocó el permiso. Hoy, Jaisalmer se posiciona como la segunda marca ilegal más vendida en nuestro país.

La lucha por el contrabando

De acuerdo a cifras de Aduanas, entre enero y agosto de 2018 se han decomisado 6.166.272 cajetillas de cigarros provenientes del contrabando, con un perjuicio fiscal por US$ 27 millones.

Aquello se condice con las querellas presentadas por este servicio contra contrabandistas. Entre febrero de 2017 y el mismo mes de 2018 han presentado nueve acciones penales en contra de 20 personas, sorprendidas portando más de 41 mil cartones de cigarrillos Fox ingresados de forma ilegal.

Consultados al respecto, el Ministerio de Salud y la Subsecretaría del Interior declinaron referirse al tema.

Seguir leyendo