Generadoras desisten de proyectos termoeléctricos y devuelven terrenos fiscales

Autor: P.San Juan

Se trata de cinco concesiones de terreno, que se habían adjudicado en febrero de 2014, para proyectos de al menos 350 MW cada uno.

El ministro de Energía, Andrés Rebolledo, y su par de Bienes Nacionales, Nivia Palma, informaron este lunes que, de mutuo acuerdo con el gobierno, cinco empresas generadoras de energía eléctrica desistieron de administrar los inmuebles fiscales adjudicados, a inicios de 2014, para el desarrollo de proyectos termoeléctricos.

Los inmuebles habían sido adjudicados mediante concesiones el 27 de febrero de 2014, en un proceso de licitación que abarcó a seis empresas, de las cuales solo una, Minera Doña Inés Collahuasi, mantiene su proyecto en Caleta Chica, Huara, I Región.

Las cinco restantes presentaron a Bienes Nacionales la solicitud de desistir de los inmuebles, que tenían como finalidad proyectos de energía eléctrica convencional para operación continua de al menos 350 MW en cada uno de ellos.

“Dada las nuevas condiciones de mercado que se han traducido en menores precios y mayor competitividad con proyectos de Energías Renovables No Convecionales (ERNC) sumados a las características de las bases de la licitación realizada por el gobierno anterior para termoeléctricas en cuanto a plazos, etapas de los contratos adjudicados y en algunos casos el cambio de lineamientos de las empresas, es que las cinco empresas presentaron la solicitud de desistir de los inmuebles”, explicó el Ministerio de Energía.

La ministra Palma señaló que “en el marco del pleno respeto a la normativa vigente, y a los decretos y contratos suscritos, a nuestro Ministerio le ha parecido pertinente atender las solicitudes de las empresas, valorando la disposición de abandonar estos proyectos que fueron licitados en tan breves plazos, sobre todo hoy día, cuando el país tiene grandes oportunidades a través de otras fuentes energéticas menos contaminantes”.

En este sentido, el ministro de Energía, Andrés Rebolledo, sostuvo que “valoramos la decisión de estas empresas de devolver los terrenos que se habían adjudicado para la concreción de proyectos termoeléctricos, considerando el enorme impulso que el gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet ha impuesto al desarrollo de las energías renovables, más limpias, sustentables, baratas y que no dañan el medioambiente”.

“Hoy, nuestro país tiene una meta que el 70% de la generación de electricidad en el 2050 sea con energías renovables. Sabemos que vamos bien encaminados y que lograremos nuestro objetivo antes de tiempo”, agregó.

Los inmuebles que fueron devueltos son:

-Inmueble de 256, 83 hectáreas ubicado en Caleta Tames, denominado Tames I, comuna de Tocopilla y Mejillones, Región de Antofagasta. (adjudicada a E.CL, hoy Engie)

-Inmueble de 383,20 hectáreas ubicado en Caleta Tames, correspondiente al inmueble fiscal denominado Tames II, Comuna de Mejillones, Región de Antofagasta (adjudicada a Endesa, hoy Enel)

-Inmueble de 1156,6 hectáreas ubicado en Caleta Obispo, comuna de Caldera, provincia de Copiapó, Región de Atacama. (Adjudicada a Sociedad Lihuen – IC Power)

-Inmueble de 285,27 hectáreas ubicado en Totoralillo Norte o Caleta Zenteno, comuna de Caldera, Provincia de Copiapó, Región de Atacama. (adjudicada a PPP Limitada)

-Inmueble de 807 hectáreas ubicado en sector Bahía Totoralillo Sur, comuna de Caldera, Provincia de Copiapó, Región de Atacama. (adjudicada a Endesa).

La política energética del gobierno promueve la diversificación de la matriz y el desarrollo de las ERNC. En ese contexto, de acuerdo a datos hasta fines de 2016, proyectos eólicos y fotovoltaicos por 1.382 MW, casi la mitad de la capacidad instalada en el país de esas energías, se encontraba en terrenos concesionados por el Ministerio de Bienes Nacionales. Dicha cartera ha entregado sobre 50 mil hectáreas fiscales para proyectos de energía solar y eólica.

Seguir leyendo