Guía para saber a cuánto ejercicio equivalen las calorías de un alimento

Autor: L.R./ P.S.

Estudio dice que personas comen más saludable cuando saben cuánto ejercicio deben hacer para quemar calorías de un alimento.

 

En varios países en que se busca combatir la obesidad, no sólo los productos deben llevar claramente las calorías, sino también los platos que se venden en los restaurantes. La medida busca que las personas se alimenten informadamente y opten por las alternativas más saludables. Pero un estudio realizado en Estados Unidos por la U. Cristiana de Texas en 300 hombres y mujeres, de entre 18 y 30 años, mostró que las personas optan por alimentos más saludables cuando se les muestra cuánto tiempo de ejercicio tendrían que hacer para quemar sus calorías.

Para ello, Meena Shah, autora principal del estudio, y James Ashlei, tesista, les ofrecieron a los voluntarios distintos menús. En algunos se les indicaba el número de minutos de caminata rápida que tendrían que hacer para quemar las calorías del plato; en otros, el número de calorías o ninguna información. Sólo los primeros optaron por alimentos más saludables y con menos calorías (100 en promedio menos que el resto).

Para los expertos, los resultados muestran que saber sólo las calorías de un menú no es un suficiente disuasivo y que sumar ideas como mostrarle al consumidor la equivalencia entre calorías y ejercicios “ayudaría a las personas a tomar conciencia y escoger mejor sus alimentos”, dice Shah a La Tercera.

Aunque los expertos saben que en la quema de calorías a través de ejercicios influyen varios factores, como el sexo del usuario y la intensidad, postulan que este tipo de estrategias ayudan a entender más claramente qué significa consumir tal o cual alimento. “Por ejemplo, una mujer tendría que caminar durante casi dos horas para quemar las calorías de un cuarto de libra doble con queso”, dice Shah. Si sabe eso, tal vez opte por otro plato.

Desconocimiento

Daniela Ghiardo, nutricionista de Clínica Las Condes, dice que es importante que la población sepa cuántas calorías debe consumir, “ya que la mayoría desconoce sus requerimientos diarios”. Pero que relacionar ese dato con el tiempo y tipo de actividad que significaría quemar esas calorías “es una estrategia factible y que puede contribuir”. ¿Los limitantes? “Que no es lo mismo el metabolismo de un hombre o de una mujer y que nutricionalmente no es igual un alimento de 600 calorías rico en grasa y azúcar que uno rico en proteínas y bajo en azúcar”, dice.

Felipe Argandoña, académico de la Escuela de Nutrición de la U. Andrés Bello, añade que los datos prácticos muestran que cuesta mucho gastar lo que uno come en exceso, “técnicamente hacer 70 minutos de bicicleta es agotador, pero comer 490 calorías es fácil. Por lo que estas medidas son más bien disuasivas, porque nadie quiere hacer una actividad agotadora día a día”.

 

Seguir leyendo