Hijo de Piñera asegura ante la Fiscalía que fue copiado por error en correo en que se discutía inversión en Exalmar

Sebastián Piñera Morel, quien prestó declaración ante el fiscal Manuel Guerra, señaló que recibió una sola comunicación durante el proceso, lo que atribuyó a una equivocación de un analista "en cuanto a incluirme en un correo que no guardaba relación con mi labor".

“Respecto del correo que se me consulta, según me informó el abogado de la empresa, estuve copiado en un solo correo en que un analista, Cristóbal Silva, en un mail dirigido a Nicolás Noguera le comunicaba que se avecinaba la oferta pública inicial de acciones de la empresa Exalmar, lo cual me imagino fue un error del analista en cuanto a incluirme en un correo que no guardaba relación con mi labor dentro de la empresa. Debo decir que a mí no me llegó otra comunicación como esa más adelante”.

Ésa es la respuesta de Sebastián Piñera Morel en su declaración por el caso Bancard ante el fiscal Metropolitano Oriente, Manuel Guerra, al ser consultado sobre por qué existe un correo fechado en octubre de 2010 donde se discute la posible inversión.

“A su pregunta, y en lo relativo a Exalmar, puedo decir que no tuve ninguna participación en dicha inversión. Esto en ninguna de las etapas del proceso, ni en el análisis, decisión de compra, ni en el seguimiento, y tampoco en ningún activo de ese tipo, ya que no era parte de mi rol dentro de la empresa. Mi rol era ver nversiones en fordos de inversión administrados por terceros”, había señalado previamente, tratando de descartar cualquier participación.

El hijo del ex presidente Sebastián Piñera hizo su declaración en dependencias de la Fiscalía Regional Metropolitana Oriente. Y en la transcripción consta que “de manera previa a su declaración se le informa de su facultad de no prestar declaración por motivos personales”, no está obligado a declarar por ser hijo de Piñera.

El texto parte con Piñera Morel señalando que “el año 2008, específicamente en septiembre, me fui a trabajar a Bancard como analista de inversiones bajo la dirección del gerente general Nicolás Noguera. Luego, el último trimestre del año 2009 asumí como responsable de las inversiones en fondos de inversión internacionales, que son fondos de capital privado, fondos accionarios, fondos de deuda y los hedge funds básicamente en Estados Unidos, Europa y Asia”.

“Estuve en las funciones indicadas hasta el año 2011, fecha en la que me fui a estudiar a Estados Unidos un posgrado en Stanford, California”, señala el hijo del ex mandatario. “Debo decir que regresé a Chile a fines del 2013 y desde ese momento comencé un emprendimiento personal al que me dedico hasta el día de hoy a tiempo completo sin que haya vuelto a trabajar en Bancard”.

“A su pregunta, puedo decir que mi padre Sebastián Piñera Echenique se desligó absolutamente de la administración y de la participación como director activo de las empresas que componen Bancard en el mes de abril del año 2009, toda vez que resolvió dedicarse exclusivamente a su candidatura a la Presidencia de la República. Luego, al momento de ser elegido permaneció dedicado única y exclusivamente a dichas funciones por todo el período presidencial, lo que continúa así hasta el día de hoy”, asegura luego ante una consulta del fiscal.

“En efecto, Bancard constituyó en abril de 2009 lo que se conoce como fideicomisos ciegos, por medio de los cuales se desligó de todo lo relativo a la administración de los activos consistentes en acciones de empresas que cotizan en la bolsa chilena. Hubo otras que se enajenaron en un breve plazo, lo cual era parte de una decisión contenida en los mandatos que se otorgaron para dichos fines”, agrega.

A continuación, cuenta cómo funcionaba Bancard en esa época. “Es relevante dejar claro que Nicolás Noguera quedó encargado como gerente general de todo lo que decía relación con las inversiones de las distintas sociedades fuera del país y con un rol más activo de los directores Fernando Barros y José Cox”, cuenta. “Paralelamente, en forma trimestral se hacía una reunión en la que participaban José Cox, Fernando Barros y en las que exponían Nicolás Noguera y el gerente de finanzas, que primero fue José Ignacio Bravo y luego Javier Cavagnaro, en las cuales yo participé ocasionalmente un par de veces hasta marzo de 2011. En estas reuniones se veían resultados de algunas filiales menores y Nicolás Noguera presentaba los resultados de las inversiones por clases de activos”.

“Es importante recalcar que ni en estas reuniones trimestrales ni en los directorios jamás se vio alguna posición o inversión en particular”, precisa Piñera Morel. “En cuanto a las sesiones de directorio, puedo decir que éstas eran un par al año y en ellas se veían tomas más bien formales tales como citaciones a juntas de accionistas y designación de poderes”.

Luego, habla sobre si la familia del ex mandatario estaba al tanto o participaba de dichas reuniones. “En lo relativo a lo que se me consulta, durante el período presidencial ni mi hermana Magdalena ni mi madre participaron en ninguna de estas instancias, y mis hermanos Cristóbal y Cecilia participaron ocasionalmente, ya que ambos vivieron fuera de Chile buena parte del período presidencial”, cuenta.

 

 

Seguir leyendo