La particular historia del entrenador chileno que es referente en Sudáfrica

Autor: La Tercera

Mario Tuane dirigió 30 años en un país dividido por el "apartheid" y es considerado todo un personaje. "El Padrino" sólo jugó una temporada como profesional y estuvo al frente de Palestino en los 80's.

Ante la noticia de que la selección de Sudáfrica enfrentaría a Chile en un amistoso el próximo 11 de febrero, los medios de ese país se apresuraron a tratar de conocer al rival de este miércoles. Y para ello recurrieron al único referente del fútbol chileno que tienen.

¿Zamorano?, ¿Salas? No. Mario Tuane, “El Padrino”, como se le conoce en el medio futbolístico del país que organizará el próximo Mundial de 2010.

Incluso diez años después de su retiro, los medios lo recuerdan por sus más de tres décadas al frente de Kaizer Chiefs, Moroka Swallows y Orlando Pirates, los tres clubes que dirigió, y le piden que analice al equipo de Bielsa que enfrentará a sus “Bafana Bafana” (Muchachos).

“Bielsa es un genio. Según yo uno de los tres mejores entrenadores en el mundo. Le causará serios problemas a Joel Santana (entrenador de Sudáfrica) y a los ‘muchachos'”, dijo Tuani.

Tuane también destacó el repunte de la “Roja” en las Eliminatorias. “Ese repunte lo marca aún más la victoria de Chile sobre la poderosa Argentina”, añadió.

Pero, ¿Quién es este Mario Tuane?

Nació en Santiago en 1927 y sólo jugó una temporada como profesional en 1947, vistiendo la camiseta de Green Cross. Con 23 años, viajó a Grecia a ganar dinero en el negocio mercantil, pero alguien se enteró que era futbolista y le ofrecieron un puesto de entrenador, en donde llegó a ser considerado uno de los tres mejores entrenadores de la liga helénica.

Una oferta de Sudáfrica lo hizo dejar Grecia y trasladarse a la liga de ese país. Allí dirigió a los Swallows en un partido ante el Real Madrid de Santiago Bernabéu, el último de una escuadra internacional en suelo sudafricano antes de que el país sufriera la desaprobación internacional por la segregación racial.

En 1979 dejó el continente negro para retornar a Sudamérica. Se hizo cargo de Peñarol, en donde sólo dirigió la segunda rueda de ese torneo, terminando invicto.

En 1980 vino a Chile a entrenar al Palestino de Elías Figueroa, Sergio Messen y Óscar Fabbiani, que venía de perder en las semifinales de la Copa Libertadores de 1979. Sin embargo, su paso por el elenco tetracolor no fue lo esperado y retornó a Sudáfrica.

Partieron con él Mario Varas, Eddie Campodónico, Daniel Díaz y Raúl González, el padre de Mark.

De hecho, el propio Tuane contó a los medios sudafricanos que el jugador del Betis está de vuelta en la selección. “Pero puede que se quede en el banco de suplentes porque aún está un poco fuera de forma tras su lesión”, dijo.

Fue en la casa de Tuane en Sudáfrica donde “Speedy” dio sus primeros pasos en el fútbol, y fue él quien llevó a González a Universidad Católica y lo presentó a Ignacio Prieto y los hermanos Carvallo (Luis Hernán y Fernando).

Historias así, tiene muchas. Como la que dice que en un congreso mundial le ofrecieron a dos jugadores sub 17 por 50 mil dólares cada uno, pero en Sudáfrica no los quisieron. Según Tuane, se trataba de Roque Santa Cruz y Diego Gavilán.

Lo que sí es cierto es que en Sudáfrica es un referente. Incluso se atreven a preguntarle qué tienen que hacer sus “Bafana-Bafana” para derrotar a la “Roja”.

“No tengo información actualizada de los ‘bafana’, pero necesitarán un buen equipo para derrotar a Chile”, respondió.

Seguir leyendo