Aborto sin causales



SEÑOR DIRECTOR:

El gobierno ha manifestado su intención de legislar un aborto sin causales. Esta propuesta muestra el divorcio de su agenda con las urgencias sociales de la ciudadanía, pero además no es coherente con el objetivo de atender, prevenir, erradicar y sancionar la violencia contra las mujeres que establece la Ley N°20.820, que crea el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género.

Según el estudio realizado el año 2014 por el Instituto Melisa, el 44% de las mujeres que se someten a procedimientos abortivos sufren presión y coerción por parte de terceros. Por ende, la apertura a un aborto sin causales, va contra las mujeres al volverlas objeto de presiones más intensas.

Adicionalmente, el gobierno claudica en la defensa de los inocentes y avanza en un camino sin retorno que aumenta la vulnerabilidad de las mujeres, sin hacerse cargo de las circunstancias que llevan a una mujer a poner en riesgo su vida y sin ofrecer un camino que permita salvar y resguardar la dignidad del que está por nacer. Si se quiere dar un salto como sociedad, deberíamos avanzar en una cultura de la vida, que entienda que nadie sobra y que el Estado es garante de la dignidad de la madre, pero también del que está por nacer.

M. Josefina Lecaros

Directora Servicio Público

Fundación Jaime Guzmán

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Quay Quarter Tower, un edificio de 59 pisos, fue construido sobre otro edificio de la década de los 70, manteniendo el 90% del núcleo y un 65% de la estructura.