Columna de Eduardo Engel: Nueva ola en una nueva era de la pandemia

Foto: Agencia Uno.



Por Eduardo Engel, Espacio Público y Universidad de Chile.

Una vez más el número de nuevos casos de Covid viene subiendo rápidamente, causando alarma y motivando las preguntas que nos hicimos en olas anteriores: ¿estamos haciendo lo correcto?, ¿qué se podría hacer para proteger mejor a la población?

El escenario hoy es distinto al de los primeros dos años de pandemia. El virus ha mutado hacia versiones menos letales aunque más contagiosas, la fracción de la población con protección efectiva es alta y se sabe más sobre cómo identificar y tratar casos potencialmente severos. Por estas razones, aun cuando estamos en una nueva ola con un alto número de casos, la presión sobre el sistema hospitalario ha sido menor que en olas anteriores. Por esta misma suma de factores, Espacio Público decidió, a comienzos de diciembre del año pasado y antes de conocer el resultado de la elección, dejar de publicar los informes regulares sobre la pandemia, organizando un seminario internacional de lecciones aprendidas. Hoy tenemos más y mejor evidencia sobre los desafíos que enfrentamos, y estamos mejor preparados.

Una situación en general menos dramática no significa que debamos olvidarnos de la pandemia o ignorar la nueva ola. Por el contrario, es importante mantener y potenciar las condiciones que contribuyeron a este nuevo escenario. Hay mucho por hacer.

Un primer elemento es mantener los altos niveles de protección de las vacunas y fortalecer la comunicación de riesgo. El gobierno revirtió un relajo inicial en esta materia, retomando las dos conferencias de prensa semanales del gobierno anterior y dando incentivos potentes para vacunarse al suspender los pases de movilidad a quienes no tienen su esquema al día. Aún queda mucho por mejorar y hay que estar atentos a que no vuelva a disminuir el ritmo de vacunación.

Un segundo elemento importante es seguir con las medidas de prevención, como una adecuada ventilación y el uso de mascarillas en lugares cerrados. Mantenerlos también disminuye la transmisión de otros tipos de virus respiratorios, no solo Covid, lo cual es particularmente valioso ahora que comienza el invierno.

El nuevo gobierno instaló la Comisión Nacional de Respuesta Pandémica (CNRP), integrada por expertos diversos, con el objeto de organizar la respuesta a la pandemia basándose en la mejor evidencia. Esta instancia, que funciona con estándares de transparencia que son bienvenidos (se publican las actas de la comisión y las respuestas de la autoridad oportunamente), ha mantenido las medidas exitosas del gobierno anterior y contribuido con propuestas novedosas. Por ejemplo, puso de relieve las ventajas de los tests de antígenos (rapidez, oportunidad y accesibilidad) como estrategia de prevención y testeo, ventajas secundadas por la ministra en declaraciones recientes, pero aún sin anuncios de medidas concretas al respecto. La mayoría de las modificaciones al plan Paso a Paso también fueron consensuados con la CNRP, destacando el cambio de comunas a conurbaciones y provincias como unidad de análisis y toma de decisión.

Finalmente, es importante despolitizar las vocerías de la pandemia. El liderazgo de la Ministra de Salud impulsando la reforma del sector anunciada por el gobierno debilitará sus vocerías en relación con la pandemia. Dar un mayor protagonismo a la presidenta de la CNRP, por ejemplo, contribuiría a una comunicación de riesgo más eficaz en los meses que vienen.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.