Sustentabilidad: un camino necesario



SEÑOR DIRECTOR

El inicio de la pandemia coincidió con el comienzo de una nueva década, en que las declaraciones o las promesas ya no son suficientes para abordar los desafíos que tenemos por delante, entre los cuales se alza la emergencia climática.

En estos dos años han surgido nuevos desafíos políticos, económicos y sociales, de los que como empresas nos urge hacernos cargo, generando compromisos tangibles en línea con la sostenibilidad de los negocios, a través de una inversión que tenga impacto positivo en el entorno y que considere a las personas, comunidades, proveedores, clientes, autoridades, y el medioambiente en el centro de las decisiones.

Este cambio en la manera de producir y mirar el futuro ha sido impulsado por un mayor conocimiento sobre cómo los factores relacionados a la sostenibilidad afectan el crecimiento económico, el valor de los activos y los asuntos financieros en general. Esto incluye procurar rendimientos a largo plazo más altos y estables, con inversiones en tecnología, administración del riesgo, gestión del talento y liderazgo sustentable, reducción de emisiones, eficiencia hídrica, tratamiento responsable de residuos, utilización de energías renovables, estrategias activas en economía circular, e innovación para el desarrollo sostenible.

Mirar a largo plazo pareciera ser un gran desafío en un período de profundos cambios, pero también una oportunidad de ofrecer mejores resultados y agregar valor a nuestros grupos de interés. Solo así, asumiendo estos desafíos, lograremos ser un aporte en tiempos donde la emergencia climática es una realidad que debemos enfrentar de manera conjunta todos los actores públicos y privados en el mundo.

John Graell

Presidente ejecutivo de Molymet

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.