Universidad- Empresa: la necesaria vinculación



La pandemia ha sido uno de los propulsores de la revolución digital que estamos viviendo, donde muchas empresas optaron por dar el paso a la digitalización; algunas ya venían trabajando en ello, pero a un ritmo lento, como es el caso de las grandes compañías. En contraposición, las pymes, lo han hecho a una mayor velocidad, pues les es más natural ir por el camino de la digitalización visualizando impactos positivos más rápidamente. De una manera general, podemos decir que las empresas que se han posicionado como líderes del mercado, son aquellas que han demostrado su gran adaptación a la digitalización.

Hoy en día, se percibe que muchas empresas buscan ser las más innovadoras implementando inteligencia artificial y machine learning dentro de sus procesos. En esto, el rol del ingeniero estadístico es muy importante, debido a que es él quien debe poner su creatividad e innovación para crear nuevos procesos con el uso de inteligencia artificial.

El rol de las universidades:

Las Universidades deben investigar permanentemente el entorno con el objetivo de ir siempre un paso más adelante respecto de las necesidades que se presentan, pensando en la actualización de planes de estudio, buscando que sus futuros profesionales tengan las capacidades de adaptarse al mundo laboral que cada día se hace más exigente.

Para esto, un rol importante a considerar es la alianza que debiese existir entre las empresas y las casas de estudio, por lo menos desde dos puntos de vista. En primera instancia por la experiencia mínima, que solicitan desde el sector privado a los candidatos al momento de realizar postulaciones laborales.

inteligencia artificial ia

Por otra parte, el involucramiento del sector privado con la carrera que forma el ingeniero estadístico, ofrece la valiosa oportunidad de traspasar su conocimiento, experiencia y metodologías a los estudiantes. traería como consecuencia positiva para la empresa, captar futuros colaboradores altamente capacitados, conocedores de las herramientas, tecnologías y procesos usados en el contexto laboral. Al respecto, es importante destacar que, actualmente, existe una carencia de capital humano formado en ciencias de datos. Un camino para fortalecer esta relación, y que le permita contar con profesionales idóneos, es el desarrollo de trabajos de titulación en co-guía.

Ambas partes tienen un beneficio: para las universidades, significaría integrar al quehacer laboral real a los estudiantes de último año. Por otro lado, los sectores productivos se verían favorecidas, compartiendo desde su expertise con las casas de estudio, de tal modo que el profesional que egrese de la universidad tenga las competencias que la empresa requiere con la reducción directa en el gasto en capacitación del candidato a cubrir el puesto requerido. Para las empresas es importante mantener una estrecha relación con los investigadores de una casa de estudios, dado que son fuente de conocimientos avanzados que puede generar ganancia en competitividad. También, problemáticas prácticas de empresas puede ser un tema de investigación de interés para los académicos.

Identificar las necesidades del entorno, mantener actualizados los planes de estudio y reforzar el cuerpo docente con profesionales pertenecientes al sector privado. De esta forma se puede entregar un programa de formación lo más completo posible desde la mirada académica y también profesional un aspecto que dentro del Instituto de Estadística de la PUCV, hemos trabajado hace tiempo para generar un importante impacto en los futuros ingenieros en estadística, sin perder de vista los valores de nuestra casa de estudio, que forma profesionales íntegros, con conocimiento científico-técnicos y con un comportamiento ético adecuado.

La necesidad de alianza con el sector productivo

Uno de los factores más importantes para fortalecer esta indispensable alianza, son los egresados de la carrera que hoy están posicionados dentro de las empresas.

Hoy, uno es parte del cambio y quiere colaborar con los futuros profesionales; el día de mañana, serán ellos los que deberán entregar sus conocimientos para las siguientes generaciones, y así generar esa comunidad que se debe crear para poder avanzar en conjunto. En este sentido, los egresados deben ser un medio para sensibilizar a las empresas sobre el gran potencial de innovación que pueden lograr al desarrollar y fortalecer relaciones con los académicos investigadores de las universidades.

En el futuro, el sector privado y las universidades deben lograr un trabajo mancomunado, donde ambos apunten a objetivos compartidos y que logren generar conocimiento avanzado, porque la tecnología y la ciencia no se detienen.

* Instituto de Estadística PUCV

** Empresa Globant

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.