Plataforma para digitalizar procesos se expande por LatAm

Nicolás Durán, CEO de CoTalker.

Fundada en 2016, CoTalker ha logrado replicar con éxito su modelo que digitaliza y automatiza labores en empresas. Con un listado de clientes cada día más grande, la startup chilena se centra ahora en fortalecer su presencia internacional y potenciar un servicio estándar para pequeñas empresas.


Cuando Nicolás Durán, CEO de CoTalker, habla con trabajadores de empresas que han comenzado a usar sus servicios, suele recibir agradecimientos de aquellos empleados, que valoran poder pasar más tiempo con sus familias. Según Durán, esta es una de las consecuencias más importantes que genera el trabajo que hacen hace más de cinco años con distintos clientes, ofreciendo un software que digitaliza y automatiza procesos internos de empresas.

“Ese beneficio también se lo lleva la compañía porque esa personas no tienen que ocupar parte de su tiempo en hacer algo tan repetitivo de manera manual. Hay un aumento de productividad porque esa personas hace otras actividades distintas y que generan más valor”, explica Durán.

Por la experiencia que ha acumulado en estos años, Durán asegura que la mayoría de los empleados de una compañía está de acuerdo con digitalizar algunas de sus labores habituales y también con que el desafío de la transformación digital y la automatización es uno de los más importantes en el corto plazo.

Actividades cotidianas como hacer reportes, mandar correos rutinarios o recopilar datos son parte de las que comprende CoTalker cada vez que se asocia con un nuevo cliente, algo que puede implicar un esfuerzo en un principio pero que en el mediano plazo puede traer muchas ventajas.

“En la cultura de trabajo que han creado la compañías no es tan natural incorporar tecnología porque hacerlo significa incorporar una forma de trabajar, no es simplemente dejar ahí la aplicación. Es un cambio de mentalidad y depende mucho de la cultura de las empresas qué tan rápido puede adoptar ese desafío nuevo y eso hace que el proceso, cuando la compañía es abierta, fluya, y cuando no, lo hace más complejo”, acota Durán.

La plataforma de CoTalker automatiza y digitaliza procesos empresariales.

Crecimiento continental

En noviembre del año pasado, CoTalker realizó una ronda de levantamiento de fondos que reunió US$3,2 millones. Consolidados en Chile con clientes como Copec, CCU, Banco de Chile y BCI, la intención ahora es abrirse paso en el resto de Latinoamérica, donde ya tienen oficinas en México, Perú y Colombia, además de una sede en Miami que les permite hacer negocios con toda la región.

Durán destaca que el exitoso levantamiento de fondos trajo consigo otros desafíos como por ejemplo establecer equipos fuertes en cada país. “Hay que encontrar talento en lógica remota. Tienen que partir como emprendedores que van a poner la primera bandera, van a tener los primeros clientes y eso es un desafío para que la contratación no solo implique ventas sino que tengan personalidades que les permitan poder trabajar solos y con alto nivel de presión”, señala.

Según el CEO, la idea es que las sedes internacionales sean rentables lo más pronto posible. Hasta ahora, el balance ha sido positivo gracias a asociaciones con clientes importantes como Terpel y Coca Cola.

De todos modos, la incertidumbre económica a nivel mundial ha obligado a CoTalker a poner paños fríos pero sin dejar de pensar en crecer. En cerca de seis meses planean realizar una ronda de levantamiento serie A, para ayudar a seguir consolidando su trabajo internacional.

El mercado del mantenimiento

Una de las estrategias usadas por CoTalker en su expansión internacional es acotar el mercado al que quieren dirigirse. Trabajando en esa línea, han ido potenciando buena parte de su trabajo en transformación digital de procesos de mantenimiento, que puede ser aplicable a cualquier empresa que tenga un activo.

En ese contexto, el servicio de CoTalker se adecúa al tipo de cliente, dependiendo de si la empresa externaliza o no el mantenimiento de sus activos. Por otro lado, cada compañía tiene un nivel de madurez distinto en avance digital, desde las que aún registran todo en papel hasta las que ya están 100% digitalizadas pero necesitan integrar sus procesos.

Dentro de ese ámbito, CoTalker ofrece a sus clientes poder automatizar tres tipos de mantenimiento: Programados, correctivos y predictivos, que es el más completo y que que ocupa información recopilada por sensores para anticiparse a ciertas situaciones.

Esa experiencia reciente en el ámbito de la mantención, también ha permitido a CoTalker ir potenciando un servicio estándar y automático, que no necesita de una asesoría, ni de un modelo hecho a medida de la empresa.

“Nuestra estrategia está empezando a ser que cualquier empresa, más pequeñita también, no solo empresas grandes, puedan entrar a la página web y usar CoTalker de forma autoatendida, sin la necesidad de que haya una interacción con nuestro equipo, sino que ellos pueden empezar a armar su mantenimiento”, explica Durán.

Este proceso se realiza a través de un bot que recopila información sobre los activos de la empresa en cuestión y sobre qué tipo de mantenimiento se desea hacer. “Hoy el desafío está en cómo Cotalker le entrega ese gran estándar de estas grandes marcas a estas compañía medianas y chiquititas, cómo en con una suscripción mensual puedan lograr el mismo estándar que Coca Cola”, agrega.

Imagen salmonera 06
Una de las industrias a las que quiere llegar CoTalker es la de la salmonicultura,

Nuevos rubros en el horizonte

La expansión de CoTalker no solo pretende ser territorial, sino que también busca poder entrar a nuevas industrias o potenciar la presencia en algunas que ya están trabajando. Dentro de esta segunda categoría se encuentran la actividad en los puertos y las empresas de servicio.

Una industria que asoma como nueva para CoTalker es la de la salmonicultura. La idea es comenzar a trabajar en este ámbito durante este semestre para poder entregar soluciones operacionales al rubro. Según Durán, aquella industria tiene sistemas de trabajo que son poco efectivos para coordinar los trabajos en terreno.

“Los salmones están ahí, en una piscicultura, en un lago, en una piscina. Y eso tiene mucho trabajo de operación en terreno porque requiere de un mantenimiento de las jaulas, de una alimentación, de mucha data que se da en la operación y ahí sentimos que podemos agregar mucho valor”, asegura Durán.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

En el siguiente video, la subsecretaria de Economía y Empresas de Menor Tamaño, Javiera Petersen, habla sobre las herramientas de digitalización para pequeñas y medianas empresas y cuáles son los desafíos del sector para el futuro.