Transformación digital, la clave en tiempos de recuperación

Nicolás Goldstein, Presidente Ejecutivo de Accenture Chile, dice que hay tres tecnologías que impulsan el valor entre las personas y el negocio: cloud, automatización y la inteligencia artificial.


Si quedaba alguna duda de por qué los líderes del C-Level necesitaban priorizar sólidos cimientos digitales en las operaciones de la empresa, el Covid-19 las disipó. La pandemia y las restricciones relacionadas generaron disrupción en industrias enteras en función de la solidez de su transformación digital.

Un nuevo estudio de Accenture encontró que, incluso en medio de la crisis, las organizaciones más avanzadas en digitalización, un 7% a nivel mundial, seguía rindiendo el doble que sus pares. Estos innovadores estaban en la dirección correcta, invirtiendo en las áreas adecuadas, como la IA, la nube y la calidad de los datos, y transformando la forma en que su gente y negocio funcionan.

El Covid-19 ha acelerado la transformación digital y ha demostrado que la inacción no es una opción. Sin embargo, el cambio a esta escala puede ser desalentador, y muchos ejecutivos serán cautelosos a la hora de realizar inversiones tecnológicas cuando los presupuestos son ajustados. ¿La respuesta? Hay tres tecnologías que impulsan el valor entre las personas y el negocio: cloud, automatización y la inteligencia artificial.

La nube permite que los líderes puedan iniciar y avanzar en los esfuerzos de transformación digital, ya que pueden realizar cambios a pequeña escala y construir sobre los primeros éxitos. Mover las cargas de trabajo a cloud ayuda a reducir costos, lograr una escalabilidad ágil y acelerar la innovación. Chile está bien enfocado en este sentido y, de acuerdo con un estudio reciente de Accenture, los ejecutivos locales son a nivel regional los que más han adoptado cloud en el contexto de la pandemia y este año, es la tecnología que más proyectan escalar.

Así también, los líderes empresariales buscan hacer sus operaciones más resilientes permitiendo que los sistemas puedan “detectar y responder” a los riesgos. Muchos todavía dependen en gran medida en los procesos manuales. Estos enfoques propensos a los errores pueden aumentar el riesgo y afectar negativamente a la moral de los empleados. La automatización reduce los errores y potencia el talento humano para obtener mejores resultados. Esperamos que la madurez de la automatización se multiplique a nivel mundial por más de ocho, del 5% al 44%, para 2023.

La oportunidad para Chile es grande. De acuerdo con un estudio reciente de Accenture y País Digital, a nivel local el 38% de los roles se automatizarían en el país, pero preparando a las personas para este nuevo mundo de máquinas y humanos, podemos potenciar el 51% de esos roles.

En cuanto a la inteligencia artificial, en un mundo en el que los modelos de trabajo distribuido se están convirtiendo en la norma, la IA puede ayudar a poner a las personas en el centro de las operaciones y la organización. En la actualidad, sólo el 5% de las empresas a nivel mundial ha escalado la inteligencia artificial en toda la organización, lo que es crucial para para avanzar en la madurez y lograr impacto. También es importante ver a la IA como una herramienta que potencia las capacidades humanas.

Esto significa que la inteligencia artificial debería aliviar la carga de trabajo rutinario de los empleados, así como promete mejores resultados para los clientes, haciendo que las experiencias sean más coordinadas, garantizando una fiabilidad y calidad constantes. En el caso de Chile, 41% de los ejecutivos afirma escalará la IA durante este año, lo que es una muy buena noticia.

Para quienes no han avanzado en la transformación digital, aún hay tiempo para cambiar. Mediante la creación de un modelo operativo digital sólido basado en la nube, la automatización y la colaboración entre humanos y la inteligencia artificial, los líderes del C-Level pueden adaptar los negocios a la disrupción, innovar para los nuevos patrones de demanda y reconstruir el modelo de fuerza de trabajo más rápido y mejor. Estas organizaciones estarán mejor situadas para aprovechar al máximo las nuevas oportunidades que surjan en 2021, si el liderazgo las posiciona para el éxito.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.