WhatsApp Mujer: cómo funciona el número contra la violencia intrafamiliar

kev-costello-w3jVXGkYZCw-unsplash

A través del +569 9700 7000, las personas pueden comunicarse para pedir ayuda. Una iniciativa gubernamental, en medio de la pandemia, que a menos de un mes de su lanzamiento ya ha atendido a más de cuatro mil personas.


El coronavirus ha tenido variadas consecuencias. Mientras para algunas personas la noticia de “quedarse en casa” fue una oportunidad para compartir más tiempo en familia, para otras ha sido un martirio. Según cifras entregadas por el Laboratorio de Gobierno del Ministerio de la Secretaría General de la Presidencia (Segpres), el fono 1455, dedicado a orientar a las personas ante la violencia de género, ha registrado un aumento del 70% en las llamadas desde el pasado 27 de marzo, en comparación con el mismo período del año pasado.

Román Yosif, director ejecutivo del Laboratorio de Gobierno, dice que a raíz de las cifras se han tomado medidas para ayudar ante casos de violencia. Junto al Ministerio de la Mujer y Equidad de Género, Facebook y la empresa Botmaker se unieron para desarrollar en pocas semanas el llamado “WhatsApp Mujer”. “Este WhatsApp de ayuda permite conversaciones privadas -encriptadas de punta a punta- con las personas que enfrentan situaciones de violencia de género y a menudo están confinadas al mismo hogar que su atacante”, explica Yosif.

En esto concuerda Macarena Santelices, ministra de la Mujer y la Equidad de Género, quien comenta que “esta nueva herramienta permite que las mujeres en situación de violencia cuenten con nosotros, a cualquier horario, especialmente durante la cuarentena. Muchas mujeres están en situación de riesgo y tienen miedo porque están con su agresor. Estamos trabajando con todas las organizaciones involucradas en el apoyo en carácter de urgencia. Queremos que las chilenas sepan que no están solas”.

El número de contacto es +569 9700 7000. Aquí pueden pedir asistencia de manera discreta todas las personas que lo necesiten. Para activar la ayuda, sólo basta con enviar un mensaje de whatsApp con la palabra “hola” y los asistentes, capacitados para atender estos casos, evaluarán los riesgos que corre la persona para guiarla según un protocolo.

El ministro de la Segpres, Felipe Ward, explica que esta línea directa “permite múltiples conversaciones para ayudar a mujeres en situación de violencia de género. Esta iniciativa surge como respuesta a la necesidad de contar con más canales de comunicación, especialmente para aquellas que no pueden realizar una llamada de auxilio telefónica sin alertar a sus agresores”.

Desde su lanzamiento, el 28 de abril, hasta el 17 de mayo, el canal de WhatsApp que atiende 24/7 ha recibido el llamado de más de 4.000 personas. Sobre este punto, el ministro Ward menciona que “desde el inicio del gobierno del Presidente Piñera ha existido el compromiso por avanzar en medidas que permitan emparejar la cancha entre hombre y mujeres y trabajar por una cultura que condene fuertemente la violencia intrafamiliar y de género”. Esta innovación pública guiada por el Laboratorio de Gobierno, añade Ward, “es una continuación de ese trabajo y esfuerzo continuo, que se torna aún más urgente en el contexto de esta pandemia. Estamos convencidos que es una herramienta útil y necesaria en esta lucha permanente por terminar con la violencia intrafamiliar y una ayuda real y concreta para quienes se encuentren en situación de peligro”.

La deuda digital

Bárbara Sepulveda, directora ejecutiva de la Asociación de Abogadas Feministas (Abofem), explica que es importante que las mujeres entiendan que el “WhatsApp Mujer” es una ayuda, pero que debe ir acompañado de una denuncia formal. Agrega, además, que “es un muy buen mecanismo apto para aquellas mujeres que teniendo acceso a internet no pueden comunicarse verbalmente por convivir con su agresor. Sin embargo, aún queda mucho por avanzar, especialmente para fomentar la denuncia”.

Bárbara Sepúlveda también subraya que es necesario no dejar de lado a las mujeres que sufren de analfatismo digital o que usan lenguaje de señas para comunicarse, ya que ellas requieren de una videollamada, por ejemplo.

Según datos de la Unión Internacional de Telecomunicaciones, en 2019 la brecha digital de género en el mundo fue de un 17%. De acuerdo a la CEPAL (2016), en América Latina las mujeres igualan a los hombres en el acceso a computadores y a la conexión de internet en el hogar, a excepción de Chile, donde los hombres acceden un 7% más que las mujeres al internet en los hogares.

A pesar de tener la sensación de que vivimos en una sociedad ampliamente conectada, un estudio realizado por el Centro de Estudios de Género de la Fundación para la Promoción y Desarrollo de la Mujer (Prodemu), reveló que en Chile, de una muestra de 1.024 mujeres encuestadas, 811 cuentan  con conexión a internet (79,2%) y 213 quedan excluidas (20,8%). Este último grupo pertenece a mujeres -mayoritariamente- de entre 60 y 70 años, y se concluyó que un 42% de ellas no accede a internet, porque “el costo del servicio es muy elevado”, porque “no saben cómo usar internet” o porque “no saben utilizar smartphone o un computador”.

Una oportunidad de aprender

La Fundación para la Promoción y Desarrollo de la Mujer (Prodemu, dependiente del Estado), lanzó el lunes 18 la “Ruta Digital de Emergencia”, que busca contribuir al proceso de empoderamiento y desarrollo personal de las mujeres, mediante la adquisición de herramientas digitales básicas e intermedias en usos económicos y sociales, y de un capital de inversión digital.

Más de 1.300 mujeres de todo el país serán parte de esta iniciativa inédita en Chile, quienes tendrán acceso a uno de los tres talleres que incluye la ruta digital con enfoque de género. “Sabemos que las mujeres no pueden quedar  al margen de este proceso de digitalización que supone formar parte de una  sociedad conectada y que constituye un factor de empoderamiento de las mujeres”, señaló la Directora Nacional de Prodemu, Paola Diez.

La ruta entrega un importante kit digital, que consiste en un equipo Samsung Galaxy A10S con minutos ilimitados por 18 meses, 45 gigas de internet, redes sociales gratis y cobertura en todo Chile, incluido Rapa Nui.

Para acceder a este beneficio, que está principalmente dirigido a mujeres mayores de 60 años, interesadas en aprender, o mujeres de entre 30 y 50 años que quieran mejorar su experiencia digital para optimizar sus oportunidades laborales, pueden llamar a las oficinas provinciales de Prodemu.

¿Cómo se refleja la brecha digital en la vida cotidiana de las mujeres? Por ejemplo, dice Paola Diez, “al no entender el lenguaje de sus hijos, no conocer cómo se relacionan sus hijos, sus amigas o sus pares en las redes sociales. Las mujeres se sienten excluidas del acceso a los beneficios de entidades gubernamentales o privadas, al no tener conocimiento de cómo hacer estos trámites de forma virtual”.

El estudio indica que existe el desafío de acercar a las tecnologías de la información y la comunicación. El 30,2% señaló sus ganas de mejorar en el “uso de tecnologías para promocionar un emprendimiento económico”, seguido en el interés en “aprender a utilizar dispositivo tecnológicos con internet” con 24%. Por último, el 23,6% busca adquirir conocimientos en “uso de tecnologías para recibir capacitaciones a través de internet”, lo que da cuenta de los diversos perfiles de mujeres dispuestas a capacitarse en sus temas de interés y que serán abordados en esta Ruta Digital.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.