Rector de la Universidad de Concepción no descarta cerrar el perímetro del emblemático campus ante hechos de violencia

Así lo dio a conocer la máxima autoridad universitaria, Carlos Saavedra. Mientras que el alcalde penquista, Álvaro Ortiz indicó que “no nos pueden ganar los flaites, que se vayan a otro lado".


Durante sus más de 100 años de historia el campus principal de la Universidad de Concepción ha permanecido abierto para el libre acceso de toda la comunidad penquista. Una situación que podría cambiar en el futuro ante el aumento de hechos de violencia en su interior.

Perplejos quedaron alumnos y profesores que día a día transitan por el lugar cuando a inicios de diciembre se difundió un video en donde se ve a un sujeto que apuntó con un arma a una mujer en el tradicional “Foro” de la centenaria casa de estudios penquista.

Semanas antes otro video causó preocupación. En el se podía apreciar una pelea cerca de la biblioteca “Central” de la UdeC con armas blancas.

Estas situaciones motivaron la preocupación de las autoridades, quienes se apersonaron en la universidad para coordinar medidas que brinden mayor seguridad al campus que, hasta hoy, no cuenta con ningún cierre perimetral y solo cuenta con un control de acceso vehicular.

“Hemos manifestado nuestra profunda preocupación y malestar de la comunidad universitaria de la UdeC, pero al mismo tiempo el malestar de la ciudad. Porque si bien tal como se ha dicho el recinto del campus de la UdeC es un recinto privado, pero es de acceso público universal. Diariamente circulan por el campus de la UdeC unos 25 mil, 27 mil personas. Y, por lo tanto, cualquier hecho que ocurra al interior es de connotación pública y queremos que siga siendo un espacio seguro para la familia”, aseguró el rector de la casa de estudio, Carlos Saavedra.

El docente agregó que “como universidad ya hemos manifestado que este espacio de acceso público universal requiere el mismo cuidado que el resto de los espacios públicos de la universidad. Y por tanto, estamos abiertos a que los servicios de seguridad puedan ingresar en rondas preventivas tal como se hace en el centro de la ciudad”.

Al ser un recinto privado, la seguridad corre por cuenta de guardas que contrata la casa de estudios, pero ellos no cuentan con implementos de seguridad adecuados para hacer frente a los hechos de violencia o al aumento de tráfico de drogas que ha afectado a sus dependencias.

“Los guardias nuestros tienen posibilidades limitadas de actuar, no tienen armas y hay un conjunto de otras limitaciones y, por lo tanto, la forma de abordar esto es por una parte comunitaria, pero también en coordinación con las policías”, aseguró el rector.

En tanto, frente a la pregunta de si se analizaba concretar algún cierre perimetral, Saavedra no lo descartó: “No es posible imaginar la ciudad sin el campus de la UdeC abierto, sin embargo, no es posible descartar medidas que cambien la historia de nuestra ciudad si no somos capaces de resolver y garantizar la seguridad de nuestra comunidad”.

El alcalde de Concepción, y exalumno de la casa de estudios, Álvaro Ortiz manifestó su preocupación frente a la posibilidad de que se concrete el cierre perimetral.

“Acá hay un desafío. Tenemos que entender que todo ha cambiado, que la UdeC ya no es la misma de los años 90, 80, o de los 2000 y en el ámbito de seguridad ocurren situaciones que antes no ocurrían. Le hemos solicitado a la UdeC que por favor, no cierre la UdeC y que finalmente por culpa de unos pocos delincuentes, miles de personas que a diario disfrutamos de nuestra universidad no lo podamos volver a ser”, indicó.

El jefe comunal agregó que “nosotros hemos venido a solicitar esto, pero entendemos también la posición de la universidad, del rector, que si este tipo de situaciones permanece o incluso aumenta en cuanto a su violencia, entonces ellos también toman como una opción esto”.

“No nos pueden ganar los flaites, que se vayan a otro lado. Nosotros queremos nuestra universidad abierta, no queremos que nos ganen los delincuentes”, cerró Ortiz.

Sigue leyendo en La Tercera

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Fue encontrada tallada en la pared de un foso de 10 metros de ancho en la Ciudad Vieja de Jerusalén.