Guía de juguetes sexuales para el confinamiento

Durante el confinamiento se han llegado a duplicar las ventas de estos productos, que son cada vez menos tabú y más relevantes en la vida sexual de mujeres, hombres y parejas. Aquí, dos expertas en educación sexual describen y recomiendan algunos para quienes empiezan a explorarlos.




Si el coronavirus te pilló en soltería o te separó de tu pareja —o, lo que a veces puede ser peor, te obligó a estar demasiado tiempo con ella— seguramente estos meses han sido desafiantes en cuanto al placer sexual. La creatividad lo puede todo, dicen, pero en tiempos de estrés y ansiedad la imaginación no siempre es tan fértil como quisiéramos.

“En ese sentido, los juguetes sexuales son un gran acompañamiento”, dice Regina Educa, educadora sexual de pares. Y se detiene en esta denominación, “juguetes”, ya que hasta no mucho tiempo, y generalizadamente, se les llamaba “consoladores”. “Ese nombre les daba un peso y significado muy negativo”, explica. “Decirle ‘juguetes’, en cambio, los libera de carga y además les da el valor que merecen: el de herramientas de diversión, relajo y experimentación”.

“Los juguetes sexuales sirven para introducir variedad en la actividad sexual, ya sea de forma individual o compartida”, dice Magdalena Rivera, médico sexóloga, docente en la USACH y la UDP, y socia de la Escuela Transdisciplinaria de Sexualidad. Y si antes de la pandemia —gracias al feminismo y la caída progresiva de los tabúes sexuales, entre otras cosas— se venía normalizando su uso, con el confinamiento han cobrado una nueva importancia. Al menos así lo indican las ventas: algunas tiendas especializadas las han más que duplicado durante estos meses.

“Quienes no tienen pareja o no conviven con ella pueden querer explorar más el autoerotismo, y en eso los juguetes aportan variedad”, dice Rivera. “O parejas que viven juntas pueden querer buscar diversidad a través de ellos como una de las opciones que va quedando, ya que otras, como salir, no son posibles”.

Aunque todo depende del gusto y la comodidad individual, aquí ambas definen y recomiendan los tipos de juguetes más comunes —pero también interesantes— para quienes quieran, en solitario o en pareja, comenzar a explorarlos.

Dildo Amor, de Fun Factory

“El dildo es el juguete sexual con forma fálica, y que puede o no tener una apariencia realista”, lo define Regina Educa. En el imaginario colectivo, quizá, sigue siendo el primer producto que se viene a la cabeza cuando se piensa en juguetes sexuales, aunque en la práctica han sido desplazados por otros con mucha más versatilidad de uso. “En general, para iniciar puede ser más interesante un vibrador externo por la estimulación del clítoris”, dice Magdalena Rivera. De todas formas, Regina recomienda el modelo Amor, de la marca alemana Fun Factory. “Es de silicona, se puede sumergir en agua y su calidad de materiales es máxima. El mío tiene 10 años y está impecable. Su tamaño, además, es mediano, ideal para empezar”.


Vibrador Laya II, de Fun Factory

“Un vibrador externo es perfecto para principiantes”, dice Regina Educa. Son multifacéticos, se pueden usar en cualquier parte del cuerpo, sirven para todo tipo de personas —no solo mujeres— y su tamaño pequeño y discreto también facilita las cosas, sobre todo en la casa. “El Laya II, también de Fun Factory, es mi favorito”, apunta. “No es barato pero te acompañará por mucho tiempo”.


Mini vibrador Boyce, de Pretty Love

Para presupuestos más acotados, este vibrador de la marca china Pretty Love cumple con todo lo necesario. “Es de muy buena calidad”, dice Regina Educa, “y tiene orejas de conejo, que ayudan a una doble estimulación simultánea, vaginal y de clítoris”.


Succionador de clítoris LELO Sona 2

Los succionadores de clítoris —aunque Regina prefiere llamarlos “susurradores”, ya que, más que una aspiradora, es como si alguien “te estuviera contando un secreto ahí”— se han vuelto muy populares. “Si buscas un orgasmo rápido, este es tu producto: lo pones, lo prendes —al comienzo sugiero hacerlo en nivel bajito, ya que el estímulo es muy directo— y listo”. Según la revista Cosmopolitan, el modelo más vendido este año en Estados Unidos es el Sona 2, de la marca sueca LELO, que usa ondas sónicas para estimular todo el clítoris sin necesidad de vibración.


Estimulador de clítoris Satisfyer Pro 2

Este “succionador” entrega un estímulo parecido al Sona 2, aunque con un mango que puede facilitar su manipulación y un precio levemente más accesible. “Logra que se llegue al orgasmo de manera mucho más rápida que con un vibrador y logrando una sensación intensa”, dice Magdalena Rivera. Es un superventas en Europa y su éxito ha dividido las aguas entre las fanáticas que se han hecho adictas a su rápido orgasmo y quienes advierten de los peligros de esta sexualidad acelerada.


Vibrador para parejas We-Vibe Sync

“El juguete para parejas definitivo”, lo llaman en The Strategist al Sync, un vibrador de la marca canadiense We-Vibe que parece tenerlo todo: una forma muy cómoda, varios niveles de intensidad, la posibilidad de controlarlo con el celular por bluetooth —y no tener que andar buscando botoncitos— y, perfecto para la cuarentena, la opción de manejarlo remotamente. “Es decir”, explica Regina, “que el juguete se puede enlazar con dos dispositivos distintos —como celulares o tablets— y desde su casa lo puede controlar tu pareja mientras tú lo usas en la tuya. Y es tan pequeño que, si están juntos, se puede usar sin problemas durante la penetración”.


Kit Analme, de Tease & Please

“Todos tenemos ano”, dice Regina Educa, “por lo tanto estos juguetes son los más democráticos”. Esta categoría de juguetes ha sido, según ella, la que más ha crecido en los últimos años. “La gente pregunta y consulta mucho por ellos, y se agotan rápidamente. Son juguetes muy necesarios, porque el ano no se dilata solo, y estos ayudan a relajar y evitar dolor. Para empezar, recomiendo un kit con distintos tamaños. Siempre, eso sí, hay que usarlos con lubricante”. “Es especialmente importante”, advierte Magdalena Rivera “que los juguetes estén diseñado para este uso, con una base más ancha, ya que de no tenerla hay riesgo de que pueda quedarse dentro y sea incluso necesario una cirugía para retirarlo”.


Lubricante Pjur Original 100ml

“Este lubricante alemán es de los mejores del mercado”, dice Regina. No es tan barato como aquellos que se encuentran en farmacias, pero su calidad permite que no sea necesario ocupar mucho para que logre su cometido de facilitar y aumentar el placer. “Además es compatible con los materiales de los juguetes sexuales, y tienen distintas categorías dependiendo del uso que se le quiera dar”.


*Todos los precios incluidos en este artículo están actualizados al 3 de julio de 2020.

Comenta