Hasta 2027: Carrera de Educación Parvularia en la UCSH es acreditada por 5 años

En la búsqueda constante de aportar en los profesionales de la educación infantil, que guiaran y acompañaran la formación inicial de las nuevas generaciones, la Universidad Católica Silva Henríquez celebra la acreditación que entregó la Comisión Nacional de Acreditación (CNA) hasta septiembre de 2027.




En la búsqueda constante de aportar en los profesionales de la educación infantil, que guiaran y acompañaran la formación inicial de las nuevas generaciones, la Universidad Católica Silva Henríquez celebra la acreditación que entregó la Comisión Nacional de Acreditación (CNA) hasta septiembre de 2027.

La Comisión Nacional de Acreditación (CNA) certificó a la carrera Educación Parvularia de la Universidad Católica Silva Henríquez (UCSH). Entre sus razones para dar dicho respaldo destaca por su calidad de enseñanza, y el cuerpo académico y profesional que compone la enseñanza de dicha disciplina.

La acreditación avanzada, que se hace efectiva a contar del 7 de septiembre de 2022, en palabras del Decano de la Facultad de Educación, Luis Valenzuela, ratifica el compromiso de la universidad por alcanzar una educación de calidad en la formación de profesionales de párvulos de excelencia; y con ella la carrera suma tres períodos consecutivos de acreditación por 5 años.

“Educación Parvularia posee una trayectoria que la ubica en un estado de consolidación, con estándares cada día más difíciles. Esas exigencias son las que debemos alcanzar con todas las carreras de la Facultad”, explicó.

Valenzuela manifestó su alegría por la certificación, la que a su juicio “refleja el trabajo arduo y comprometido del equipo responsable de la carrera en el proceso de autoevaluación, liderado por la Directora de Escuela Patricia Laming y el acompañamiento de la unidad de calidad”.

El proceso de acreditación resultó exitoso en todas las áreas de la carrera, las que comprenden Docencia de Pregrado, Investigación, Vinculación con el Medio, Prácticas Profesionales y Gestión Administrativa. En este sentido, destaca la importante participación de las académicas Mónica Reyes y Verónica Hernández, junto con los aportes sustantivos del Consejo Consultivo de la carrera, entidad que tuvo un activo rol desde el inicio de los trabajos de acreditación y que también colaboró de modo importante durante la visita de Pares Evaluadores.

Reconocimiento público del profesionalismo

La Jefa de Carrera, Sra. Lynda Landaeta, expresó su satisfacción por el logro alcanzado. “Agradecemos mucho a todos y todas quienes cumplieron un importante rol durante este proceso y en el reciente ciclo de reuniones con los Pares Evaluadores. Les invitamos a continuar trabajando en la formación inicial de Educadoras y Educadores de Párvulos, capaces de ofrecer una Educación Parvularia de calidad a los niños y las niñas del siglo 21”.

La Directora de la Escuela de Educación Inicial, Sra. Patricia Lamig, también tuvo palabras de reconocimiento para este importante hito e indicó: “Después de tanto trabajo realizado como equipo; estos 5 años son también un reconocimiento público del profesionalismo y compromiso que tenemos con la formación de las futuras generaciones de Educadoras y Educadores de Párvulos”.

Con esto, el equipo de Educación Parvularia agradeció y valoró la activa participación de toda la comunidad conformada por docentes, estudiantes, tituladas y empleadores que confían en este proyecto educativo. Del mismo modo, la carrera continúa trabajando y cimentando las bases para obtener una nueva evaluación positiva por parte de la CNA para cuando se someta a un nuevo proceso de Acreditación, a finales del año 2027.

La certificación constituye para la UCSH un importante hito respecto a la garantía pública de la calidad del programa y otorga mayor impulso para trabajar con entusiasmo en la mejora continua de todos los procesos que impactan en el desarrollo formativo de los estudiantes.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La agencia espacial está realizando los preparativos finales para estrellar un aparato espacial contra una roca interestelar, en lo que será la primera prueba de defensa planetaria del mundo.