Los chips basados en Arm se abren paso entre Apple y Amazon

Apple ha presentado nuevas versiones de sus chips Arm de diseño propio para los MacBook. FOTO: NOAH BERGER/ ASSOCIATED PRESS

La empresa británica de diseño de chips presiona a Intel mientras prepara su salida a bolsa. Amazon.com Inc. ha adoptado la tecnología para sus chips de servidor de fabricación propia, y Microsoft Corp. y Google están trabajando en procesadores que utilizan bloques de construcción con licencia de Arm, según personas relacionadas con sus esfuerzos.


Una nueva generación de chips con tecnología Arm Ltd. está presionando a Intel Corp., mientras el especialista británico en diseño de chips se prepara para lo que podría ser una de las salidas a bolsa más sonadas del año.

Los chips basados en Arm han ido ganando cuota de mercado en los PC y se han convertido en un rival más formidable en el cada vez más importante mercado de los centros de datos, donde Intel es desde hace tiempo el líder indiscutible. Amazon.com Inc. ha adoptado la tecnología para sus chips de servidor de fabricación propia, y Microsoft Corp. y Google están trabajando en procesadores que utilizan bloques de construcción con licencia de Arm, según personas relacionadas con sus esfuerzos.

La empresa con sede en Cambridge, Inglaterra, demostró parte de su popularidad la semana pasada cuando Apple Inc. amplió su apuesta por los chips basados en Arm. El martes, Apple, uno de los primeros en adoptar Arm, presentó dos nuevas versiones de sus chips Arm de diseño propio para los MacBooks, dejando a Intel -desde hace tiempo el proveedor preferido de Apple para los procesadores centrales- sólo con los de sus computadores de sobremesa de gama más alta.

Se espera que Intel, que presenta sus resultados trimestrales el jueves, registre un descenso del 23% en los ingresos de su negocio centrado en los PC, según los analistas encuestados por FactSet. Se prevé que las ventas del negocio de servidores de Intel retrocedan un 40% con respecto al año anterior, reflejando el debilitamiento de la economía y la pérdida de cuota de mercado a favor de su rival Advanced Micro Devices Inc. y de los chips basados en Arm.

Los avances recientes de los chips Arm entre los operadores de computación en nube son especialmente significativos porque los centros de datos de Amazon, Microsoft, Google y otros consumen un gran número de chips. Arm percibe regalías por cada chip fabricado o vendido con su diseño.

Chips de STMicroelectronics con diseños de circuitos Arm. FOTO: CHRIS RATCLIFFE/ BLOOMBERG NEWS

“Es una gran oportunidad para nosotros”, afirma René Haas, Director Ejecutivo de Arm.

Arm, propiedad de la japonesa SoftBank Group Corp, se prepara para una oferta pública inicial este año. Los planes de salida a bolsa de la empresa se han aplazado a finales de año debido a las turbulencias del mercado, que han reducido el apetito por nuevas salidas a bolsa, según declaró un responsable de Arm el año pasado. Arm también está decidiendo dónde cotizar sus acciones, con la presión política en el Reino Unido para elegir Londres.

Arm se dio a conocer diseñando los componentes básicos de los circuitos que forman el corazón de los smartphones, con el objetivo de minimizar el consumo de energía y prolongar la duración de la batería. Los chips Arm son el cerebro digital de más del 95% de los teléfonos inteligentes, incluidos todos los iPhone de Apple.

Dado que Arm gana dinero principalmente concediendo licencias de bloques de construcción de chips en lugar de fabricar los dispositivos, genera unas cifras de ventas relativamente modestas teniendo en cuenta su alcance. En 2021 generó unos ingresos de US$ 2.700 millones, más de un tercio más que el año anterior, pero sólo un 3% del tamaño de Intel.

A su vez, ha trasplantado su éxito en smartphones a otros mercados. Los procesadores que utilizan su formato de chip ya están presentes en más del 10% de todos los PC vendidos en el tercer trimestre del año pasado, según Mercury Research. Aunque se espera que los envíos mundiales de notebooks disminuyan este año en un porcentaje de un solo dígito, los de computadores basados en Arm podrían crecer, según Counterpoint Research.

El porcentaje de procesadores enviados a empresas de computación en nube que no se basan en la arquitectura de chips de Intel -lo que refleja en gran medida el uso de Arm- alcanzó el 16% el año pasado y se prevé que aumente hasta el 53% en 2026, de acuerdo a Canalys, una empresa de investigación. Sin embargo, las estimaciones de la cuota de mercado de los chips basados en Arm varían mucho porque las aplicaciones internas, como las desarrolladas por Amazon, no son fáciles de rastrear. Los chips Arm también se encuentran ahora en auriculares de realidad virtual y vehículos autónomos.

Pero Intel contraataca. Este mes ha lanzado una nueva generación de sus chips para servidores, largamente retrasada, que promete alto rendimiento y ahorro de energía. “Sabemos lo que tenemos que hacer para ser el proveedor preferido de estos productos, y hemos estado trabajando duro para volver a sentar las bases y asegurarnos de que ganamos”, dijo Lisa Spelman, vicepresidenta de Intel a cargo de sus productos de procesadores para servidores.

Los chips para servidores basados en Arm se benefician de la preocupación de las empresas de la nube por la protección del medioambiente. Los tres mayores proveedores estadounidenses de servicios en la nube se han comprometido a reducir su huella de carbono para 2030 o antes.

Cada centro de datos puede albergar cientos de miles de servidores y necesitar tanta energía al día como 30.000 hogares. Disponer de granjas de servidores que consuman menos energía es fundamental para cumplir esos objetivos, según han declarado los responsables de los proveedores de la nube.

“La energía va a ser un problema para nosotros y para todo el mundo”, advirtió Dave Brown, vicepresidente de Amazon, que se ocupa de las granjas de servidores de computación en nube de la empresa y representa a uno de los mayores clientes de chips. Los últimos chips Graviton de Amazon -basados en Arm y lanzados a finales del año pasado- son hasta un 60% más eficientes que sus otras CPU, afirmó. Éstas consisten en chips de Intel y AMD.

Intel no respondió directamente a las afirmaciones de Amazon sobre el rendimiento, pero su director ejecutivo, Pat Gelsinger, sugirió el año pasado que una generación de sus chips para servidores, que debutará en 2024, superaría a las alternativas de Arm en métricas clave de eficiencia y rendimiento.

El éxito de Arm la convirtió en el objetivo de múltiples operaciones de alto valor. En 2016, SoftBank desembolsó US$ 32.000 millones, lo que, según los ejecutivos de Arm, les permitió aumentar el gasto en investigación entre un 10% y un 15%, y afinar el ataque de la empresa a sus rivales sin la presión de tener que publicar sus propios resultados financieros trimestrales.

“SoftBank llegó y nos dio libertad para invertir todos nuestros beneficios en I+D”, aseguró Simon Segars, exdirector ejecutivo de Arm, lo que le ayudó a desarrollar diseños de circuitos orientados directamente a los servidores.

Entonces, Nvidia Corp., la mayor empresa de chips de Estados Unidos por valor, intentó adquirir Arm a SoftBank en 2020 por US$ 40.000 millones. Muchos clientes se opusieron a que Arm, que tiene fama de ser la Suiza de la tecnología, pasara a ser propiedad de un rival y presionaron a los reguladores para que bloquearan la operación. Nvidia y SoftBank cancelaron el acuerdo hace un año.

También intenta subirse a la ola de Arm Ampere Computing LLC, una empresa emergente que ha recaudado más de US$ 850 millones de inversores y ha presentado su solicitud para salir a bolsa. Esta empresa de chips para servidores diseña desde cero sus propios chips compatibles con Arm y cuenta entre sus clientes a Microsoft y Hewlett Packard Enterprise Co. Sus chips ofrecen nuevas opciones en un mercado de servidores dominado durante mucho tiempo por Intel y AMD.

“Estamos hablando de alterar un orden de 30 años”, dijo el director ejecutivo de Ampere, Renee James, un expresidente de Intel que se fue en 2016 después de ser rechazado para el puesto más alto allí.

Mientras tanto, los clientes de Arm están abriendo nuevos frentes para hacerse con el negocio de los PC. El gigante de los chips para teléfonos móviles Qualcomm Inc. está trabajando en chips basados en Arm para computadores con Windows. Según Counterpoint Research, estos dispositivos podrían llegar a los clientes este año y contribuir al crecimiento de los envíos de computadores basados en Arm.

Lisa Su, directora ejecutiva de AMD, rival de Intel, declaró el año pasado que su empresa se encontraba en las primeras fases de desarrollo de chips basados en Arm para consolas de videojuegos.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Fue encontrada tallada en la pared de un foso de 10 metros de ancho en la Ciudad Vieja de Jerusalén.