Sutil llama a coordinadores de comisión de modelo económico de la Convención a equilibrar preocupación por el medio ambiente con derecho a propiedad y certeza jurídica

La primera Dama entrega balance de donaciones y aportes de la mesa público privada para enfrentar el Covid 19 en adultos mayores

El presidente de la CPC, que se reunió este lunes con los convencionales Camila Zárate y Juan José Martín, valoró el encuentro como positivo, señalando en su presentación ante ellos que “sería innecesario incorporar en la Constitución a la naturaleza como un sujeto de derechos”.




Aunque la reunión que sostuvo por ley de lobby el presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Juan Sutil, con los coordinadores de la comisión de medio ambiente y modelo económico de la Convención Constituyente, Camila Zárate y Juan José Martín, estaba contemplada en agenda para 20 minutos, se extendió por más de una hora, dando cuenta del interés de ambas partes por conocer las posturas que se tienen de cara a la elaboración de la nueva Carta Magna.

“La reunión fue positiva, nosotros pudimos hacer ver todos los temas y quedamos con la posibilidad de poder seguir conversando”, indicó Sutil horas más tarde de la cita de este lunes, que no fue transmitida por los canales de la Convención Constituyente al no corresponder a una de las audiencias públicas que solicitaron otros actores de la sociedad civil.

“Ellos tuvieron mucho interés en preguntar conceptos de los principales pilares para que una Constitución posibilite el desarrollo y bienestar”, agregó el líder gremial, quien consideró que “ellos tienen una preocupación mayor por todo lo que es el desarrollo sostenible y la acción climática. Las preguntas apuntaron en gran medida para allá”. Hasta el cierre de esta edición Camila Zárate permanecía en reuniones y no pudo contestar nuestras preguntas.

Según precisó Sutil, lo que más se discutió “fue la posible colisión de derechos, cuando uno habla de qué es lo más importante, si el hombre y la sustentabilidad a largo plazo, aquellos eventuales derechos que podría tener la naturaleza”. Al respecto, subrayó que “la naturaleza hay que protegerla a través de la preocupación ambiental equilibrada, pero también es fundamental encontrar el equilibrio para el desarrollo”.

Desde su punto de vista, “ellos debieran, de alguna forma, recoger con más fuerza aquellos pilares que son fundamentales, como la certeza jurídica, la paz social, los desarrollos sostenibles, la fortaleza institucional. Todo eso que permite tener libertad para hacer emprendimiento, para tener una libre asociación...”.

Estas diferencias en los énfasis, no quitaron que Sutil valorara el encuentro. “Ellos están muy preocupados por eso y creo que fue positivo poder escucharlos de acuerdo a sus inquietudes y que pudieran recibir respuesta a esas inquietudes y, a su vez, conocer nuestras bases, nuestros pilares y que puede ser también transmitido, como coordinadores, a la comisión”. Así, afirmó que espera “poder estar ante el pleno de la comisión no solo una vez, sino varias veces, para tratar de que esto sea equilibrado y positivo para todos los chilenos. Cuando no hay equilibrio los países no se desarrollan y no crecen”.

Los énfasis

En ese marco, el empresario agroindustrial indicó que “les hice ver la importancia del significado detrás de la palabra emprendimiento, que es desarrollar las libertades de las personas, la capacidad de innovación, los programas disruptivos desde el punto de vista de los aportes que hace el emprendimiento al mundo, a través de generar tecnología, generar cambios en los procesos productivos, y todo eso es fundamental poderlo apoyar y consagrar en la Constitución”.

En ese marco, también destacó que “la regulación nunca puede pasar por encima de las libertades para poder emprender, desarrollar, crecer y avanzar. Especialmente, en derechos de propiedad, que es lo que permite que se generen estos desarrollos e inversiones”.

Sutil indicó que puso cierto énfasis a la hora de consignar que, desde su punto de vista, “la economía tiene que tener crecimiento, porque es la manera de conseguir los recursos, la manera de lograr que haya mayor y mejor protección social”.

Otro tema que abordaron fue el de la matriz productiva de Chile. Al respecto, Sutil comentó que él ahondó en “lo que sucede en relación a Canadá, Nueva Zelandia y con países que tienen matrices similares a la nuestra y han logrado el desarrollo y la regulación adecuada”. Así, recalcó que no ve “por dónde ir a buscar aquellas cosas que salgan de lo que es racionalmente correcto, como es lo que le pasa también a los países europeos”.

Según relató, indicó en el encuentro con Zárate y Martín que “nadie puede negarse a llegar a ser un país como Finlandia o como Alemania, Portugal, España o Nueva Zelandia (...) todos esos países tienen respeto muy importante por el medioambiente, pero también tienen un respeto fundamental sobre lo que aporta el individuo, la creatividad del individuo y sobre todo la empresa y el derecho a propiedad”.

Principios

Para la reunión Sutil preparó una presentación que leyó en extenso a sus dos interlocutores. En ella detalló los nueve principios que la CPC considera relevantes en el marco de la discusión de una nueva Constitución.

Entre estas figuran el estado de derecho, certeza jurídica y paz social; el desarrollo sostenible y fortaleza institucional. En cuarto lugar plantean la estabilidad macroeconómica, disciplina fiscal y reglas estables, mencionando, por ejemplo, la relevancia de la “autonomía del Banco Central de Chile para que este no sucumba a las presiones del ciclo político”.

Entre los principios también se cuenta la libertad de emprendimiento y de asociación, derecho de propiedad privada, provisión mixta de bienes públicos y libertad de elección, Estado moderno al servicio de las personas y Estado unitario y descentralización gradual.

También hubo espacio en la presentación para profundizar en temas relativos a la acción climática, marco en el que se entrega una postura sobre la posibilidad de otorgar derechos a la naturaleza.

Se señala al respecto que “el medioambiente o la naturaleza es en sí mismo un bien jurídico protegido -distinto de la persona- (...) que se encuentra protegida en la legislación nacional, es reconocida por los Tribunales de Justicia e incorporada de diversas maneras en la elaboración de políticas públicas”, Así, afirman que “sería innecesario incorporar en la Constitución a la naturaleza como un sujeto de derechos”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.