Barrick y china Shandong Gold evalúan potenciales adquisiciones conjuntas

Autor: Reuters

El anuncio se produce cuando las adquisiciones en el sector de la minería de metales han comenzado a repuntar, con un incremento de las empresas conjuntas entre las empresas mineras occidentales y chinas.


La minera canadiense Barrick Gold Corp y la china Shandong Gold anunciaron este lunes que profundizarán la cooperación más allá de su empresa conjunta argentina, y que posiblemente trabajen juntas en adquisiciones.

Barrick Gold, el mayor productor mundial de oro, firmó el año pasado un acuerdo por casi mil millones de dólares para vender a Shandong una participación del 50% en su mina Veladero en Argentina. El desarrollo es una de las cinco minas de oro más importantes de Barrick.

“Las partes acordaron considerar oportunidades para trabajar juntas en oportunidades de adquisición o posibles ventas de activos, si ambas partes acuerdan que es lo mejor para sus intereses colectivos”, dijeron Barrick y Shandong en un comunicado conjunto.

La medida se produce cuando las adquisiciones en el sector de la minería de metales han comenzado a repuntar, con un aumento de las empresas conjuntas entre las empresas mineras occidentales y chinas.

La china Chifeng Jilong Gold Mining compró el mes pasado las operaciones de cobre y oro Laos de MMG, la rama australiana de MinMetals de China por US$$275 millones.

La minera global Rio Tinto también firmó en junio un acuerdo de empresa conjunta con China Minmetals Corp, ya que las compañías buscan explorar depósitos minerales ese país.

Shandong y Barrick en su declaración dijeron que compartirían experiencia en áreas tales como la tecnología minera y la gestión de la información, y que se darían mutuamente acceso a sus respectivas redes de proveedores, proveedores de servicios, inversores y proveedores de capital.

Antes del anuncio, Shandong también había evaluado unirse a Barrick en una posible sociedad en sus operaciones Pascua-Lama, en la frontera entre Argentina y Chile.

Barrick suspendió ese proyecto de oro y plata en 2013 debido a problemas medioambientales, oposición política, disturbios laborales y costos de desarrollo que se habían disparado a $ 8,500 millones.

Seguir leyendo