Chile “cherry” II: The Economist aborda el auge de las cerezas chilenas y la famosa “trampa de ingresos medios”

Autor: Pulso

“La combinación de las fuerzas del mercado y la ayuda del gobierno es un ejemplo de lo que Chile necesita para escapar de la "trampa de ingresos medios", dice el reportaje.


La revista inglesa The Economist se refrió al auge de la industria nacional de las cerezas, cuyo sólido crecimiento atribuye a la demanda de China junto con la ayuda del gobierno.

Un alegre cuento de cerezas chilenas. Ese es el título del reportaje del semanario inglés, en donde consigna que la combinación de las fuerzas del mercado y el apoyo del gobierno, son las claves que Chile necesita para escapar de la “trampa de ingresos medios”.

Y un ejemplo de esto es el auge de la industria nacional de las cerezas. Según consigna el artículo, principalmente por la demanda china, Chile exportó $1.1 mil millones de cerezas en 2018, el doble de lo apuntado en 2017 y dos tercios de los envíos de vino.

En ese sentido, el reportaje puntualiza en que si Chile aspira a convertirse en un país desarrollado, debe reducir su dependencia del cobre – que representa alrededor de la mitad de sus exportaciones- y potenciar productos de mayor valor.

Chile “cherry”: cerezas pasan al segundo lugar en exportación de frutas y desplazan a las manzanas

“Crear nuevas industrias a veces requiere la participación del gobierno”, dice el reportaje, en donde agrega que el negocio de las cerezas no existiría sino por el acuerdo de libre comercio de Chile con China “y sus rigurosos estándares sanitarios”.

En esa línea, The Economist se refiere a Corfo. “La agencia estatal proporciona capital inicial para empresas innovadoras. Se están realizando ofertas para construir y dirigir un centro para desarrollar baterías de litio. Además, el país también tiene potencial en astrodata, según el vicepresidente ejecutivo de Corfo, Sebastián Sichel”, consigna el artículo.

Año nuevo chino

Es una buena fortuna para Chile que la cosecha de cerezas en el hemisferio sur llegue justo antes del año nuevo chino. Según detalla el reportaje, a los nuevos consumidores chinos ricos les gusta regalar a sus amigos y familiares cerezas, cuya forma roja y redonda ven como símbolo de prosperidad.

“Las cerezas, que se exportan en elegantes cajas de 5 kg (11 lb), se comercializan como algo más parecido a un producto de lujo que a una fruta común”, se lee en el texto.

Para The Economist, lo anterior significa que la calidad del producto es primordial. En ese sentido, el reportaje destaca la inversión de Greenex.

La empresa nacional comenzó a trabajar con una máquina de procesamiento inteligente de US$3.2 millones.

“Lava la fruta, luego la guía por canales individuales, donde se arrancan los tallos. La máquina puede ordenarse por color, forma, peso y defectos, explica Luis Dalidet, el joven técnico que se ocupa de ello”, dice el artículo.

Seguir leyendo