Cuánto más debe abrir Hacienda la billetera fiscal para financiar la nueva agenda social

Gran marcha de Chile

Chile

Es un debate que se instaló en el gobierno. Los economistas señalan que existe el espacio para que en el corto plazo el gasto extra vaya más allá del 0,4% del PIB ya comprometido por el Ejecutivo. Para financiarlo, recomiendan emitir deuda antes que usar los fondos soberanos. A largo plazo plantean otra reforma tributaria.




Para varios expertos el plan fiscal anunciado por el gobierno la semana pasada es el punto de inicio de una agenda social que recién comienza. Y por ende, han señalado que el gasto público para financiar las nuevas medidas debe ser superior al 0,4% del PIB que corresponden a los US$1.200 millones.

Este es un debate instalado al interior del gobierno, y es precisamente esta labor la que tendrá el nuevo ministro de Hacienda, Ignacio Briones: definir cuánto más abrir la billetera fiscal. Los economistas consultados en esta nota validan esa noción, e incluso Patricio Rojas, de Rojas y Asociados, señala que en el corto plazo esos recursos podrían llegar al 1% del PIB.

Los mecanismos de financiamiento para este plan son variados, pero todos coinciden en que para lograr la sostenibilidad de las financias públicas se deberán generar fuentes de financiamiento permanente, por lo que todo apunta la idea de hacer una nueva reforma tributaria. Eso en el mediano plazo.

Ahora bien, para resolver la problemática actual, los economistas señalan que el fisco tiene espacio para emitir deuda pública, considerando además que las tasas de interés están "sumamente bajas", y recomiendan esta vía antes que utilizar los recursos que tiene en el Fondo de Estabilización Económica y Social ( FEES).

Rojas afirma de partida que el gobierno debe "olvidarse" por un tiempo de la regla fiscal y "hacerse cargo de las demandas sociales". Para ello, señala que uno de los caminos a seguir es la emisión de deuda. "Hay espacio para hacerlo. Incluso para una economía como la chilena llegar a tener deuda del orden de 40% del PIB es perfectamente sostenible".

Alejandro Fernández, economista de Gemines, sostiene que más que utilizar los Fondos Soberanos, es partidario de emitir deuda para el corto plazo. "El gobierno puede aprovechar de que las tasas están bajas y emitir deuda. Es perfectamente posible llegar a niveles de 30% y luego volver a estabilizar en torno a 23% y 24%".

Sergio Lehmann, economista jefe de Bci, subrayó que "para dar espacio a la nueva agenda social, se entiende que se hará necesario dar mayor tiempo para alcanzar un balance fiscal sostenible (...) no existe un nivel óptimo que defina la sostenibilidad. De hecho, la deuda pública chilena continúa siendo baja en relación a otras economías". No obstante, dijo que "lo importante es dar una potente señal de que se va a estabilizar en un plazo prudente. Esto, con el propósito de mantener nuestra clasificación de riesgo y no ser castigados con primas o spreads más altos para efectos de financiamiento".

Reforma tributaria

Para el mediano plazo, los economistas coinciden en la necesidad de hacer una nueva reforma tributaria que apunte a recaudar. En ese sentido, Hernán Frigolett, académico de la Universidad de Los Lagos, señala que "esta es la única forma de mantener la responsabilidad fiscal. Cuando hay gastos permanentes se requieren de ingresos permanentes".

Así, el experto da por descontado que el Ejecutivo vaya a insistir con integrar el sistema, y por ello, él recomienda en avanzar hacia un sistema desintegrado. "La carga tributaria del país debe transitar desde el 22% actual al 25% del PIB". Misma visión entregó Fernández, quien añade que "se debe enviar una nueva reforma para que esté aprobada a más tardar en marzo del próximo año".

Comenta