John Ewer

John Ewer

Neurobiólogo. Centro Interdisciplinario de Neurociencia de Valparaíso. Universidad de Valparaíso

Qué Pasa

¿Por qué Europa decidió tener horario único?


La Unión Europea eliminará los cambios de horario a partir de 2019, manteniendo un horario único. ¿La razón? Hoy ya no existe el ahorro de energía que en los años ’70, un hecho que hasta hora justificó la implementación del sistema que mantiene un “horario de invierno” y un “horario de verano”. Además, el cambio de horario de la primavera tiene consecuencias negativas sobre la salud y el desempeño de las personas.

La decisión de cuál horario adoptar, quedará a elección de cada país de la Unión Europea. En Chile también esperamos que en el futuro se adopte un horario único, y también aquí surgirá la pregunta: ¿Cual horario adoptar?, ¿el de invierno o el de verano?

Muchos adultos dicen preferir el horario de verano porque les permite tener más luz en las tardes. Sin embargo, esta opción ignora el impacto negativo que causa la falta de luz en la mañana. La razón de ello es biológica: como especie diurna despertamos naturalmente cerca de la hora en que se levanta el sol. Elegir el horario de verano hace que el sol se levante mas tarde, y en invierno lo hará varias horas después del momento en que tenemos que levantarnos en un día laboral – por eso requerimos el despertador-, causando un déficit de sueño crónico. Este déficit es aún mayor en niños y adolescentes, porque debido a su edad, se despiertan naturalmente una a dos horas mas tarde que los adultos.

Estas no son meras predicciones. Entre 2011 y 2014 Rusia decidió mantener el horario de verano durante todo el año. Esta medida causó problemas de salud y un aumento en el estrés y en accidentes automovilísticos. Estudios posteriores demostraron que también causó un aumento en el déficit de sueño y en la incidencia de la llamada “depresión estacional”, especialmente en jóvenes entre 10 y 17 años de edad. Por esta razón Rusia revirtió la medida en 2014, y adoptó el horario de invierno de manera permanente, que rige hasta el día de hoy. Un experimento similar se realizó en Chile en el año 2015, y duró solamente un año debido al rechazo mayoritario a la medida.

Así, existen razones biológicas claras para elegir un horario por sobre otro, y es por ello que esperamos que se apruebe pronto el Proyecto de Ley que se tramita actualmente en la Comisión de Salud del Senado, que incluye la eliminación de los dos horarios y la adopción del horario que nos corresponde por nuestra ubicación geográfica. Esta ley representaría además un lindo ejemplo de un caso en que la ciencia y el conocimiento pudieron aportar a las decisiones políticas. Esperamos que sea solo el primer ejemplo de muchos que vendrán a medida que Chile se convierte en una economía basada en el conocimiento y no en la explotación de recursos naturales.



Seguir leyendo