Georgios Yannakakis, el investigador que hace que los videojuegos aprendan de sus jugadores

WhatsApp Image 2020-01-17 at 14.49.46

A través de la Inteligencia Artificial, el científico diseña juegos que aprenden de sus jugadores y toman sus propias decisiones.




¿Y si cada vez que le dedicamos un tiempo a los videojuegos, estos detectan y aprenden lo que hacemos? La Inteligencia Artificial ha sido un tema transversal a discutir durante esta última versión del Congreso Futuro. Sin embargo, la explicación del desarrollo inteligente de los videojuegos y cómo estos son capaces de adaptarse ante quien tenga el control fue explicada por Georgios Yannakakis.

El director del Instituto de Juegos Digitales de la Universidad de Malta se paró ante la audiencia para decir que "los videojuegos son la última frontera de la Inteligencia Artificial".

No es algo nuevo. Enseñarle a los juegos a jugar ha estado en los desafíos de matemáticos, programadores e ingenieros desde el inicio de la computación. Uno de los eventos más significativos ocurrió entre 1996 y 1997, cuando Deep Blue, la supercomputadora fabricada por IBM, desafió en varias partidas de ajedrez al campeón de ese momento, Gary Kasparov.

Yannakakis, quien también es cofundador de una empresa llamada Modl.ai, que utiliza la Inteligencia Artificial para diseñar juegos, explicó a la audiencia del Teatro Oriente sobre algunas entregas que actualmente pueden detectar los focos de atención, e incluso ciertos valores de la persona que está frente a la pantalla. "Hicimos una colaboración con Ubisoft, y diseñamos la inteligencia artificial para alguno de sus juegos. Es impresionante que mientras estás completando misiones, el juego pueda detectar los grados de competencia, autonomía o colaboración", explica el maltés.

También se pueden predecir los niveles de atención de los jugadores con hasta un 90% de precisión. Mientras está jugando, la Inteligencia Artificial puede predecir qué píxeles específicos de la pantalla el jugador mira con más frecuencia. Eso, una vez captada esa información, el videojuego puede tomar decisiones de modificar su desarrollo para captar mejor la atención del jugador.

Terapia con videojuegos

"Podría decir que todos los juegos son serios, pero hay unos que particularmente están hechos para un bien". Yannakakis se adentra en explicar los beneficios de la inteligencia artificial en videojuegos, con fines clínicos incluso. El académico mostró a la audiencia un juego llamado Startle Mart, el cual es utilizado para diagnosticar qué grado de estrés manifiestan los veteranos de guerra. El juego consiste en una serie de situaciones cotidianas que pudiesen generar estrés, como estar en la fila de un supermercado. Luego, los niveles de impaciencia o ira son detectados por sensores que ayudan a medir los perjuicios psicológicos de los ex militares.

"¿Cuántos de ustedes en esta audiencia juegan? Ustedes han visto la revolución que hay acá. Ellos hablan de la manera en que nos relacionamos". Yannakakis además agrega que existen videojuegos que actualmente pueden adaptarse a jugadores que presentan dislexia y corregirlo mediante ejercicios. "Lo más importante es que la IA es la frontera final para los juegos, para su desarrollo. La IA puede generar experiencias y juegos que aún no hemos imaginado", finaliza a su audienciapúblico.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.