La mayor feria de tecnología móvil en su año más complejo

FeriaBarcelonaWEB

Las instalaciones de la Fira Barcelona, donde se desarrolla la MWC.

A pesar de un inicio con pocas novedades, sí se esperan presentaciones durante la Mobile World Congress.




El jueves pasado y a días del inicio de una nueva versión del Mobile World Congress (MWC), la feria de tecnología móvil más importante del mundo que año a año se realiza en Barcelona, la consultora Gartner lanzó la primera voz de alerta advirtiendo que esta versión no sería como las anteriores: el descenso de un 5,6% en las ventas mundiales de smartphones en los últimos tres meses de 2017, frente al mismo período de 2016, no eran una buena señal.

El punto parece preocupante para una industria que cada año busca reinventarse desesperadamente, más aún considerando que la cifra supone un hecho inédito desde 2004, cuando el informe se elaboró por primera vez.

A este escenario hay que agregar que como es habitual Apple no estará presente en Barcelona y un año más dejará a su rival Samsung con la atención plena para la presentación de los nuevos modelos. Por si fuera poco, "la armada china" sólo estará conformada por Xiaomi y Oppo (cuarto y quinto fabricante mundial de smartphones, respectivamente), debido a que la tercera marca más vendida, Huawei, dejó para fines de marzo el lanzamiento de su nuevo terminal, P20.

Es por ello que, más allá de confirmar las sospechas sobre un evento que cada año ofrece menos sorpresas, esta nueva versión llega en un momento complejo para la industria, donde las diferencias entre los terminales de gama alta y media/baja cada vez son menores, y los precios de los aparatos aumentan. Esto deja a marcas como LG, Sony, Motorola o Alcatel sin margen de error en sus próximos estrenos.

Sin embargo, a falta de grandes novedades, la industria móvil decidió enfrentar la pequeña crisis con adelantos como la inteligencia artificial, realidad virtual y aumentada, el internet de las cosas, los autos conectados, robótica y la futura conexión 5G, entre otros. En este último caso, y aunque se espera que 2020 sea el año de su despegue, operadoras como Telefónica entregarán nuevos anuncios sobre su implementación, gracias a una tecnología que ofrecerá mil veces más velocidad que el 4G que conocemos hoy además de desarrollos en inteligencia artificial.

En cuanto a las presentaciones, la primera fue este domingo, cuando Samsung presentó los nuevos S9 y S9+, smartphones que pretenden mantener el liderazgo en cuanto a ventas frente a Apple y las empresas chinas. Los terminales cuentan con una cámara "reinventada" que añade un sistema de luminosidad para entornos muy claros o con poca luz, emojis personalizados similares a los Animojis del iPhone X, un modo de supercámara lenta a 960 cuadros por segundo y seguridad biométrica por medio del iris o el escaneo facial. Aunque la primera operadora en anunciar su arribo a Chile fue Movistar, se espera que los terminales estén disponibles en marzo, con precios por anunciar.

Comenta