Cómo lograr ventas online si acabas de abrir tu página

¿Se puede promocionar óptimamente nuestro producto o servicio en internet sin invertir dinero? Sí, pero hay que saber hacerlo. En su columna, Verónica Oliva comparte algunos consejos.


¿Cómo obtener ventas por internet si recién cree la página?, pregunta Rodrigo, del emprendimiento Fast Bike, en una consulta que llegó a Diario de un Emprendedor el 30 de noviembre pasado.

Esta pregunta es muy habitual entre quienes deciden llevar sus negocios al e-commerce. Para que un canal de ventas digitales cumpla su objetivo es crucial darlo a conocer. Podemos tener una página web con muy buen contenido, bonita, funcional y fácil de navegar, pero nadie entrará a ella si no se la mostramos al mundo. Para eso tenemos dos opciones: la publicidad orgánica y la pagada.

Llamamos publicidad orgánica a todas las herramientas gratuitas que existen para difundir nuestro mensaje: desde el marketing vía e-mail –en la web hay varias plataformas, como Active Campaign, Mailerlite, Mailchimp o Doppler, que ofrecen este servicio sin costo hasta una cantidad limitada de correos enviados– hasta las redes sociales como Facebook o Instagram, donde podemos enlazar nuestro e-commerce. También está la opción de utilizar Twitter, pero mi percepción es que es una red más orientada al debate que a la promoción.

Lo ideal es que primero partamos potenciando las redes sociales y luego en el desarrollo de una web. Antes tener una página en internet daba confianza y sensación de seriedad a los compradores, pero hoy las personas toman muchas decisiones de compra sobre la base de los comentarios y recomendaciones que leen en redes sociales.

Supongamos que quiero empezar a promocionar mi canal digital por Facebook, pero la fan page de mi negocio (ojo, mi recomendación es que los emprendimientos siempre deben partir con una “página de empresa” y no promocionarse únicamente desde las redes sociales personales) también está recién creada. ¿Cómo gano seguidores? Haciendo concursos atractivos, mostrando el producto o servicio en páginas de compra y venta, vecinales, comunales y comunidades relacionadas con nuestro rubro y etiquetando a otros comercios en los contenidos, con el fin de que ellos puedan compartirlos.

Algo más difícil es conseguir seguidores en Instagram. Mi recomendación es partir haciendo buenas promociones y concursos y aliarnos a la figura de influencers que nos recomienden. Dicen que no hay que pedirles a nuestros amigos y conocidos que nos sigan, ya que no necesariamente pertenecen al perfil de clientes, pero estoy en desacuerdo: creo que si lo que vendo tiene un gran alcance –como los productos de un almacén, por ejemplo– cualquier recomendación será útil y bienvenida.

Es vital que el contenido que subamos a ambas RRSS sea de calidad: buenas imágenes, contenidos explicativos y entretenidos. Los animo a tomar todos los cursos relacionados por el tema, muchos impartidos gratuitamente por las municipalidades y centros de desarrollo de negocios. Allí aprenderán desde cómo tomar fotografías hasta entender qué significa generar un buen contenido. Aunque vendamos en la feria, o en nuestra casa, si queremos que nos compren debemos vender bien y, sobre todo, exhibir bien.

Sobre el contenido de la página web es muy importante desplegar en ella información clara y efectiva: quiénes somos, qué servicio o producto entregamos; ideal si incluimos testimonios y un video explicativo sobre nuestro trabajo. Las personas no tienen mucho tiempo para leer, así es que las imágenes pueden ser buenas aliadas.

También es indispensable que manejemos nociones básicas de todas las herramientas que queremos aplicar en nuestra especia, especialmente si vamos a delegar alguna arista, por ejemplo, en una agencia de contenido o un contador. Indispensable es saber sobre Search Engine Optimization (SEO u optimización para motores de búsqueda), para que nuestro contenido aparezca siempre en los primeros lugares cuando las personas recurran a buscar información en sitios como Google.

Otras opciones –quizá más anticuadas, pero no menos útiles– para promocionar nuestro e-commerce es repartir flyers con nuestras redes sociales y siempre andar con una tarjeta de presentación. Ojalá puedan también llevar su marca a todos lados; por ejemplo, yo siempre llevo una polera con el logo de mi negocio. Además, es bueno tratar de participar en todas las actividades relacionadas con nuestra área (foros, charlas, seminarios) y, en lo posible, que algún medio de comunicación escriba sobre nuestro producto o nos haga una entrevista. Eso siempre funciona, porque da a conocer nuestro trabajo.

Por último: un mundo aparte es el de la publicidad pagada, mediante post pagados en Facebook e Instagram, y también a través de Google Ads. Ambas herramientas sirven, y mucho, pero hay que saber ocuparlas: si solo eligen la opción “pagar publicad” sin segmentar filtro, lugar, edad, no serán de utilidad.

Como ven, pueden hacer crecer su negocio en medios digitales sin invertir ni un peso. Solo deben ser busquillas, constantes, siempre buscando cómo y dónde aparecer. Ustedes son la cara y alma de sus negocios y deben, siempre, tener la última palabra y estar al tanto de todo lo que se hace y publica.

Los invitamos a dejar todas sus dudas e inquietudes respecto de sus emprendimientos aquí, las que serán respondidas semanalmente por Verónica Oliva en esta sección.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.