Cómo una aldea agrícola de China se vuelca al ecoturismo y supera la pobreza

Los jóvenes de la aldea Yueliangdi se iban de sus casas en busca de nuevos horizontes. Pero hoy están regresando a formar parte de un proyecto turístico ecológico que está trayendo prosperidad. La periodista china Zhu Jingmeng, del Grupo de Medios de China, estuvo allí y nos entrega su historia y sus impresiones.




La aldea Yueliangdi, también conocida como la aldea de Luna, está situada en el condado de Mulei de la Región Autónoma Uygur de Xinjiang. Fue construida a finales de la Dinastía Qing y cuenta con una historia de más de cien años. El 80% de terreno labrado de esta zona corresponde a tierras áridas. Los agricultores tienen que apoyarse en las condiciones naturales para vivir. Durante muchos años, la base del desarrollo agrícola ha sido débil. La mayoría de los jóvenes eligieron trabajar fuera de la aldea, y los ancianos ayudaron a cuidar a los niños en casa. Los jóvenes volvían a casa solo una vez al año y las reuniones familiares fueron difíciles.

La producción y las condiciones de vida de los aldeanos han estado relativamente rezagadas. El camino para librarse de la miseria y alcanzar la prosperidad ha sido difícil. Sin embargo, esta área está dotada de recursos de turismo ecológico que han comenzado a cambiar la historia de Yueliangdi.

En los últimos años, las aldeas tradicionales ya no son comunidades estáticas, sino que emprenden en comunidad activamente para crear recursos turísticos. Con el apoyo estatal, han tomado la iniciativa de integrarse en el desarrollo económico general de la zona para desarrollar el turismo y adherirse, así, al despliegue estratégico del turismo en el campo.

Una vista panorámica de la aldea, emplazada en una zona dotada de ricos recursos de turismo ecológico.

Inicialmente se han embarcado en un nuevo camino para promover el desarrollo económico y combatir la pobreza mediante el turismo y la transformación de estructura industrial.

Las primeras medidas

En la actualidad, se creó una empresa para impulsar el desarrollo del turismo y unificar los recursos de dicha localidad. Se comenzó con el traspaso de 240 hectáreas de tierra para que pueda potenciar sus actividades de ecoturismo rural. Además, el condado de Mulei ha invertido 30 millones de yuanes (3.600 millones de pesos chilenos) para empezar con un proyecto que se encarga de la protección y la exploración de las aldeas tradicionales. Este proyecto combina la mejora de la calidad de vida con la construcción y planificación que integra el cuidado del medio ambiente, el patrimonio arquitectónico existente y nuevas edificaciones pintoresca. No hay grandes demoliciones, ni construcciones a gran escala, y se presta especial atención a la herencia cultura local, permitiendo que las áreas rurales retengan sus memorias.

La aldea Yueliangdi bajo las montañas Tian, un gran sistema montañoso del Asia Central.

En términos de la fisonomía y la exterioridad, se procura continuar concentrándose en reparar las construcciones con arquitectura tradicional y crear aún más puntos de interés en las localidades. En términos de las instalaciones internas, confiere importancia al estilo arquitectónico original y las costumbres populares, se adhiere al anticuado principio de alentar a los aldeanos a mantener en buen estado y reparar sus propios hogares al otorgarles premios. Mientras se protejan los viejos árboles, las viejas casas y el paisaje de antaño, la infraestructura tradicional de los pueblos, siempre será bella, pura y llena de luz.

Recintos bed and breakfast

El comité de la aldea guía y ayuda a la población a aprovechar la tierra para operar el sistema bed and breakfast (B&B), preparar comida típica, participar en el procesamiento de productos agrícolas y secundarios, además de encaminarlos hacía la elaboración de productos artesanales.

El proyecto impulsado por el condado de Mulei presta especial atención a la herencia cultura local, permitiendo que las áreas rurales retengan sus memorias.

Estimularon a un grupo de aldeanos para que trabajen en la empresa de turismo y en el entorno de la aldea, con el objeto de que den la oportunidad a todos los aldeanos de entrar al mundo del turismo. Muchos de ellos que originalmente salieron a trabajar fuera de la aldea han regresado para participar en la construcción y desarrollo de su propio pueblo.

El primero en atreverse

Yan Xiangfu es oriundo de la aldea Yueliangdi y es el primer aldeano en atreverse al programa estatal para construir su B&B. Viajó a Fujian, Zhejiang y a otros lugares para aprender lo necesario y más relevante sobre la operación de un B&B. Desde que empezó a dedicarse al turismo rural, sus ingresos se han incrementado considerablemente.

Yan dice que su pueblo ha cambiado mucho con este plan para impulsar el turismo, comenzando con lo básico: se construyeron instalaciones sanitarias, agua potable y alcantarillado, lo básico para pensar en impulsar ecoturismo ecológico.

A su turno, Wu Kaicheng, que es subsecretario para el Municipio de Yinggebao del condado de Mulei, dijo que a través de la operación y el desarrollo en el 2018 y 2019, las ganancias obtenidas por el turismo rural han sido muy significativas. Treinta y tres familias campesinas se han unido a dicha organización cooperativa, adoptando el desarrollo de B&B y el ecoturismo, de modo que el aumento de sus ingresos ha sido varias veces mayor que las ganancias percibidas únicamente por el cultivo agrícola tradicional, por lo que la gente está muy entusiasmada por participar en la industria del turismo rural.

Wu Kaicheng es uno de los funcionario que impulsan el proyecto de turismo ecológico entre las familias de Yueliangdi.

Wu también indicó que, en el futuro, se crearán más productos turísticos, además de mejorar la cooperación con las empresas turísticas locales y los medios de comunicación, para plantear efectivas estrategias de mercadeo; además, llevarán a cabo actividades culturales tradicionales chinas, como los 24 períodos climáticos del año solar para atraer a más turistas a experimentar la belleza ecológica del pueblo y realizar turismo en la aldea Yueliangdi.

Desarrollar el turismo rural y dejar que la población del campo se desarrolle, además de asegurar que los pueblos tradicionales sigan protegidos y hermosos durante mucho tiempo, es el objetivo de las autoridades de la zona. Gracias al turismo ecológico y la transformación de la estructura económica, los aldeanos de Yueliangdi están saliendo de la pobreza para empezar una nueva historia de prosperidad.

Comenta