Mariana Montenegro a dos bailes: así es "Música" su nuevo video

Mariana Montenegro

El sencillo de su álbum La Mar, tiene un clip rodado en un viejo edificio, para el cual la ex Dënver preparó dos coreografías durante un mes y medio.


Una Mariana Montenegro vestida de rojo, dibuja figuras con sus brazos en una habitación abandonada. La otra, vestida de negro, con detalles dorados, sube unas escaleras con mirada desafiante. Ambas, son parte de una dualidad que se puede ver en el nuevo single y videoclip de la cantante. Se trata de la canción "Música", un segundo adelanto de su primer disco en solitario La Mar -tras el lanzamiento de "Suave"el que trabajó junto al músico electrónico Alejandro Paz.

En el clip se puede ver a la ex integrante de Dënver bailando dos coreografías diferentes, pues interpreta sendos personajes. Para ello trabajó junto al bailarín Rodolfo Robles, quien la suele acompañar en sus shows. "La coreografía la creó él", detalla a Culto. "La idea de hacer un video de dobles nace de la canción misma, que tiene dos emociones muy distintas: momentos oscuros y momentos luminosos".

Lee también: Ex Dënver Mariana Montenegro estrena su primer single solista

Por ello, la artista y su equipo prepararon el esquema de baile de forma intensa. "Se creó una coreografía para cada personaje, la cual tuvo que estar supeditada a la arquitectura de la locación y también a los movimientos de cámara que queríamos. Fue un trabajo muy complejo. Estuve aproximadamente un mes y medio entrenando de manera intensiva para poder lograr el objetivo", detalla Montenegro.

Las añosas paredes de un edificio en Santiago Centro fueron la escenografía para los movimientos que ejecuta la compositora. "Marcos Sánchez, el director del video, conocía ese lugar porque una vez fue a una exposición de arte ahí. Nos demoramos cuatro días en total: dos de preparar el set y ensayar ahí mismo y dos días más de grabación", cuenta.

Un detalle está en los símbolos que se pueden ver en las chaquetas que luce Mariana en el clip. "山 Significa "montaña" y 川 significa "río". El disco completo habla de un descenso desde la montaña hasta el mar, río abajo. Esta canción es una de las últimas del disco, por lo que simboliza que la llegada al mar se aproxima. Metafóricamente, el video intenta retratar un conflicto montaña-río", explica.

La decisión de incluir esos símbolos no es casual.  En la dirección de arte hay elementos que remiten a lo viejo y a lo roto que son contrastados con el dorado, dualidad inspirada en el Kintsugi (arte japonés que consiste reparar loza quebrada con oro) y que incluso está presente en una de las habitaciones, que fue intervenida por el artista Gaspar Álvarez.

"El Kintsugi busca reconocer y embellecer las cicatrices. Para mí las canciones son cicatrices transformadas en música, por eso incluí esta cita japonesa. Fue muy sorprendente saber que Gaspar tenía obras Kintsugi, por eso le pregunté si es que quería sumarse al proyecto", afirma Mariana.

Respecto de la letra de la canción, Montenegro explica: "Habla de la manera en que yo como música me enfrento a ciertas situaciones mediante de la música. En el caso de esta canción, enfrenté un suceso puntual componiendo, produciendo y bailando, es por eso que lleva este título".

En lo inmediato, este viernes 31 la artista se presentará en el club de música electrónica Noa Noa (Merced 142C), en el marco de una fiesta de La Onche 80. Será una de las pinchadiscos de la noche y, además, hará una performance en vivo de las canciones de vocación más pistera de su disco. Además el próximo 6 de junio se presentará por partida doble: como DJ y como cantante con su proyecto solista en la fiesta Hawaii Bombay. En tanto, anticipa que La Mar, se estrenará durante el segundo semestre.

https://youtu.be/zSusNq4Ya8A

Comenta