La Banda del Capitán Corneta revive sobre los escenarios

BANDA DEL CAPITAN COR (1892519)

Santiago, 14 06 2019 SESION FOTOGRAFICA A LA "BANDA DEL CAPITAN CORNETA", PARA LA SECCION DE ESPECTACULO DEL DIARIO LA TERCERA. FOTO: JOSE LUIS MUÑOZ / LA TERCERA

Uno de los grupos más emblemáticos en el amanecer del rock chileno noventero, capaces de fusionar rock, blues y jazz, tocará mañana en Providencia, en un retorno con objetivos claros: el grupo incluso quiere llegar a instancias como Lollapalooza.



Francisco "Pancho" Rojas, uno de los cantantes más significativos del rock local que irrumpió en los 90, levanta una analogía inspirada en el matrimonio: "Esto es como un matrimonio que lleva muchos años separado, por lo que en vez de salir a la calle disparado, corriendo de la mano y sin ropa, lo mejor es ir muy de a poco, paso a paso".

De esa forma ilustra el retorno a la vida y los escenarios de La Banda del Capitán Corneta, señero proyecto que marcó la escena chilena de la primera mitad de los 90 y que lo tuvo a él como vocalista; el mismo grupo que tocará mañana, a las 22.00 horas, en el espacio MiBar (Santa Isabel 0350, Providencia), un recinto de dimensiones acotadas que precisamente busca un regreso cocinado a fuego lento y en tamaño moderado.

"Están los ánimos de reencontrarse, pero queremos partir de forma más íntima, como una manera de explorar. Queremos volver a meternos en el circuito, aún están las ganas, porque en lo musical estamos intactos. Estamos mucho más maduros incluso, la creatividad sigue y ya no hay tantos prejuicios. Estamos todos en una parada donde la idea es investigar, lo que no necesariamente significa ir a una apuesta comercial segura; al contrario, queremos que todo sea más honesto", puntualiza Rojas.

Los inicios de "los Corneta" se remontan a 1990, cuando los hermanos Francisco y Cristóbal Rojas conocieron al guitarrista Pedro Rodríguez, de sólido recorrido en el jazz. Luego sumaron a otros dos músicos y en el invierno de 1991 en La Batuta ofrecieron un show telúrico, intenso, de voltaje apabullante, lo que definió la ruta de los años siguientes: rock and roll, blues más crudo y cierto virtuosismo diseñado por el jazz, en un cruce hasta ese momento casi inédito en la escena nacional. Fueron un producto único y casi irrepetible, de existencia acotada y que se materializó en su debut, Perros días (1995), editado por el sello Alerce, el gran refugio del cancionero chileno por esos días.

"Fuimos la cuna del blues chileno", define Rojas. Luego profundiza: "Pero nuestra gracia siempre fue tomar el blues y hacerlo pedazos. Y después el blues se ponía jazz. Se abría, se improvisaba, se iba para otro lado. Es agarrar el blues como pretexto para generar estados de ánimo y dinámicas muy singulares. Bajo ese criterio, no sé si hay muchas bandas que, por lo menos en vivo, trabajen ese tipo de improvisación".

Para corroborarlo, el grupo piensa timbrarle más estabilidad a su vuelta –han retornado varias veces desde su separación de 1995, incluso con al alabado álbum Historias de un hijo del blues, de 2012- y ya se proyecta en toda clase de festivales, desde los más segmentados hasta los más corporativos. "No queremos que esto pase de manera muy inmediata, pero queremos que tenga una proyección, tener un mánager, alguien que te meta en los festivales de jazz y blues incluso hasta los más grandes, como Lollapalooza", advierte el cantante.

En el concierto de mañana, La Banda del Capitán Corneta estará integrada por Rojas en voz; su hermano Cristóbal en batería; Pedro Rodríguez en guitarra; Nelson Arriagada en bajo; y Mauricio Rodríguez en guitarra. Su repertorio estará centrado en su disco debut, aunque no descartan trabajar nuevas composiciones en los próximos meses.

Las entradas se pueden comprar a $4.000 (preventa en local) y $6.000 (puerta el mismo día del evento).

https://www.youtube.com/watch?v=BxQ3jZhx73Q

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.