Auto-Tune: historia, aclaraciones y variantes

Auto-Tune disquete final

El popular programa usado en producción musical para la corrección tonal suele ser el principal dardo de los críticos a géneros como el trap. Sin embargo, no es el único que se usa para este fin ni tampoco es esta su única función.



Acto 1

Lollapalooza Chile 2019, día 2. Durante la jornada, Claudio Vergara con Marcelo Contreras entrevistan en la zona de prensa a Gianluca, quien se presentó en el festival musical.

- Contreras: … mencionas el Auto-Tune, que es un elemento que tiene mucha crítica, valga la redundancia, de los críticos, pero es un elemento de trabajo. ¿Cómo lo ves tú? ¿Cómo lo asumes?

- Gianluca: La otra vez escuchaba a alguien que me decía que uno habla y después te afinan todo con el Auto-Tune. En verdad, uno canta igual afinado y el Auto-Tune es un efecto que te "robotiza" la voz. Cantar en vivo con Auto-Tune, corriendo de lado a lado, no es nada de fácil. Yo les digo que si quieren lo prueben, para que se den cuenta de lo que es. Es muy fácil (conseguirlo), se lo bajan, está en Google (ríe).

- El mismo Gianluca: El Auto-Tune de repente democratiza el hacer música. Tú grabas con el celu, después lo pasas por el Auto-Tune, pescas un beat y ya tienes una canción que puedes subir a YouTube. La hiciste gratis en tu pieza. Puede eso ser un demo, que después trabajas con alguien. Antes no estaban ese tipo de herramientas al alcance de cualquiera.

https://www.facebook.com/CultoLT/videos/391316601509069/

Acto 2

Polimá Westcoast y Young Cister -en la misma senda de Gianluca- validaron el uso del Auto-Tune, añadiendo de paso que no se consideran cantantes. "Es parte de nosotros, de nuestra estética. También cantamos sin ello y rapeamos, pero nos gusta el efecto del autotune y hay que saber usarlo", le contaron a Alan Alfaro en entrevista con nuestro sitio.

Meses más tarde, ambos volvieron a tratar el tema del efecto. "El Auto-Tune no arregla la voz. Mucha gente lo dice pero en realidad es un efecto sintético y muy difícil de dominar", era parte de la conversación que sostuvieron con Raúl Álvarez, mismo periodista a quien DrefQuila le comentó que "algunos critican porque uso Auto-Tune, pero pásaselos a ellos: no van a poder cantar en vivo".

Acto 3

En uno de sus tantos rankings, la revista Time mencionó a Auto-Tune como uno de los peores inventos del último tiempo, junto con otros como Microsoft Bob, Foursquare, Farmville y la Nintendo Virtual Boy. "Es una tecnología que puede hacer a los malos cantantes sonar bien, y a los realmente malos cantantes (como T-Pain) los deja sonando como robots", aseguraba parte del artículo relacionado.

Acto 4

Mayo, 2018. Durante los premios Gardel en Argentina, Charly García ganó el Álbum del año. Al recibir la condecoración, agradeció a distintas figuras de la música trasandina -además de Prince-. Eso sí, tras la tanda de homenajes, añadió un mensaje conciso y directo: "Hay que prohibir el Auto-Tune".

https://youtu.be/jYWIBLSCkjs?t=242

Nueve años antes, Death Cab For Cutie le declaró la guerra al Auto-Tune. "En los últimos 10 años hemos visto muchos buenos músicos afectados por esta novedad de la manipulación digital de la voz humana y creemos que ya es suficiente", dijo Ben Gibbard, vocalista de la banda, a MTV.

Un alto

Entre tantos actos, con músicos defendiendo/atacando su uso y gente en redes sociales tomándolo como piedra angular de sus críticas a géneros como el trap y el reggaetón (resumidos en esa autoapropiada chapa ambigua de "música urbana"), poco se ha hablado del mismo Auto-Tune. ¿Acaso es exclusivo de esos estilos musicales? ¿Solo sirve para "hacer cantar mejor" o "menos mal"? ¿Los cantantes de técnica depurada -que, en algunos casos, suelen regrabar las voces de sus conciertos lanzados meses después en un DVD/Blu ray- acaso no lo han empleado?

Pese a la clasificación de Time, el producto de Antares Audio Technology ha sido más que trascendente para la industria musical de las últimas dos décadas. Como veremos más adelante, esta herramienta es parte de muchos estudios de grabación reputados en el mundo. De hecho, tal es su éxito que la técnica de corrección tonal en sí se le suele aplicar el nombre de "Auto-Tune", cuando hay otros plugins más que realizan la misma labor (Melodyne es el más conocido). Algo así como Confort tomando el lugar del papel higiénico, Scaldassono el de los calientacamas o Scotch el de la cinta adhesiva.

Para aclarar -que nunca está demás en estos tiempos-, no hay defensas ni comparativas a un artista u otro. Los ejemplos mencionados anteriormente sirven para mostrar la polarización que ha creado una herramienta en la música (y que, de paso, la ha transformado). Más aún, la corrección tonal ideada inicialmente es uno de sus usos; el otro, conocido por muchos, es el de la voz "robótica" (efecto por sobre herramienta).

Ahora, algo de historia, en distintas vertientes.

[caption id="attachment_95406" align="alignnone" width="900"]

Así se ve Auto-Tune en la actualidad. Imagen: Antarestech.com.[/caption]

Como dijo Gianluca, "democratización"

TR-808: anteriormente en Culto repasamos la historia de la mítica caja de ritmos de Roland. Lanzada al mercado en la década de los '80, la idea de Ikutaro Kakehashi, ingeniero y fundador de la firma japonesa, era acercar la música a quienes no tenían conocimientos teóricos. La jugada, tanto de ese aparato como de otros similares, resultó: nuevos estilos comenzaron a tener éxito y más gente se sumó a la música. Pese a que las primeras drum machines de Roland datan de la década del '70, la 808 ha sido la más icónica.

[caption id="attachment_86805" align="alignnone" width="900"]

Roland TR-808, una de las cajas de ritmos más icónicas de la década del '80.[/caption]

Piratería de los primeros softwares de producción musical: no se trata de realizar una apología a esta práctica, sino de contar algo evidente y que muchos músicos han revelado. La aparición y masificación de los DAW ("Estaciones de trabajo de audio digital", por sus siglas en inglés) contribuyó enormemente a la autogestión. Así, programas como Fruity Loops, lanzado a fines de la década del '90 -y que más tarde pasó a llamarse FL Studio-, siguieron dando pie a lo planteado por Gianluca en aquella entrevista ("se lo bajan, está en Google"). Actualmente se suman otros a la lista como Ableton, Reaper, Logic Pro y Cubase, además de Pro Tools, un estándar en entornos profesionales.

Home studios y las interfaces: así como la piratería ayudó a acercar DAWs e instrumentos virtuales, la tecnología de audio aumentó su oferta, sobre todo para músicos que no tienen cómo costear equipos que se ven en un estudio profesional. Tarjetas de sonido y micrófonos por menos de US$100, además de audífonos de monitoreo por menos de US$ 50, fueron parte de ello. Y pese a que se pasan por alto temas como el tratamiento acústico al iniciarse en este mundo, la generación de ideas se ha visto más facilitada y potenciada que nunca con el acceso que existe a la tecnología actualmente.

[caption id="attachment_95402" align="alignnone" width="900"]

Focusrite ha lanzado gran cantidad de interfaces para home studio en la última década. En la imagen una de tantas de la línea Scarlett.[/caption]

Andy Hildebrand, el hombre clave

Dentro de este panorama de "acercar la música a quienes no tenían conocimientos teóricos", como buscaba Kakehashi, o "democratizar la música", como resumiría de mejor manera Gianluca, es que aparece Auto-Tune.

Casi en paralelo con el nacimiento de Fruity Loops, la figura de Andy Hildebrand, un ingeniero que trabajaba en el mercado del petróleo (para Exxon específicamente), irrumpe en el escenario musical, bajo la empresa Antares Audio Technology.

Tras una sugerencia de la esposa de un amigo suyo, Hildebrand se aventuró en crear un software de corrección tonal. Ello se sustentó aún más ya que a mediados de la década del '90 en el mercado no había programas de ese tipo que otorgaran resultados óptimos, debido principalmente en las operaciones matemáticas que se necesitaban para el caso.

Así, apoyado en el procesamiento de datos sísmicos y aplicando autocorrelación (mientras otros usaban una técnica llamada "extracción de características"), sumados a su grandes capacidades matemáticas (simplificando estas de manera brutal), dio nacimiento a su producto estrella. "A uno de mis amigos productores le pagaron US$ 60 mil para corregir manualmente el tono de las canciones de Cher. Al otro día lo dejé fuera del negocio", contó Hildebrand a Priceonomics.

https://www.youtube.com/watch?v=9OUgXFZ_WeY

Cher, la pionera; T-Pain, el primer emblema

Hildebrand mencionó un nombre clave: Cher. La cantante estadounidense fue la primera figura de la música comercial en usar el efecto del Auto-Tune, precisamente en su canción "Believe". Su éxito fue tal que logró el número 1 en el ránking Billboard (marzo de 1999) y ganó un Grammy a la Mejor grabación Dance del año.

https://www.youtube.com/watch?v=nZXRV4MezEw

Los entonces iniciados productores ingleses Mark Taylor y Brian Rawling trabajaron junto a la artista. Ellos quisieron guardar el secreto tras el efecto en la voz, asegurando a Sound on Sound que se debía al uso del vocoder Digitech Talker (algo que el mismo medio aclaró con el paso del tiempo).

Años más tarde el rapero T-Pain se convirtió en el emblema del uso del efecto. Al igual que Cher, él no necesitaba correcciones a su voz, pero sentía que para poder diferenciarse sustancialmente del resto debía hacer algo distinto. Según relató en entrevista con NPR, el llamado vino a su cabeza tras escuchar "If you had my love (Dark child remix)" de Jennifer López, en donde en algunos lapsos pequeños emplearon Auto-Tune. Con ello, decidió ir por el efecto.

https://www.youtube.com/watch?v=vL7-wVtf70w

"Si iba a cantar, no quería sonar como todos los demás. Solo quería hacer algo diferente. Auto-Tune fue el indicado para ello, así que me quedé con ese efecto", contó el artista a The Seattle Times.

En esa misma senda, en NPR recordó el momento en que dio con el efecto. "Estuve cerca de dos años buscando Auto-Tune. Nadie sabía qué era. Así que empecé a indagar. Fui a todos mis 'hackers', y bueno, lo obtuve gratis (...) Finalmente me senté un día entero, revisé todos los efectos en mi PC y tuve suerte. Me emocioné tanto que salté por la habitación por un segundo", relató T-Pain.

https://www.youtube.com/watch?v=dBrRBZy8OTs

Su éxito le valió ser el emblema del Auto-Tune, lo que le trajo consigo una asociación con Antares. Sin embargo, tras unos años decidió despegarse de la empresa de Hildebrand y se asoció con iZotope (conocida por su Ozone, software usado para masterización, además de otros plugins como Neutron y Nectar) para lanzar su propio corrector de pitch.

Lo particular vino después. En junio de 2011 T-Pain decidió demandar a Antares por uso no autorizado de su nombre, además de llevar adelante una batalla contra la empresa de software de audio. "Nuestras ventas no aumentaron ni disminuyeron con su movida. Fue realmente ineficaz", contó Hildebrand.

https://www.youtube.com/watch?v=Lt2wjJlP2N4

Auto-Tune no es el único

El uso de plugins de corrección tonal, sea tanto para reposicionar las notas en un lugar determinado (no necesariamente el correcto) como para buscar un efecto distinto al de la voz natural, no es exclusivo de Auto-Tune. De hecho, la técnica en sí ha tomado, por cultura general, el nombre del software de Antares, pero hay otros frecuentes para la misma labor.

Celemony Melodyne: el más conocido de la lista y, probablemente, el con mayores prestaciones. Desde los más grandes estudios en Estados Unidos, Australia y Japón, por mencionar algunos países, hasta otros reputados en Chile y Argentina, usan tanto Melodyne como también Auto-Tune.

Image-Line Newtone: la empresa belga tras FL Studio creó un plugin de corrección tonal, el cual viene en algunas de las ediciones de su DAW. Otro complemento en paralelo que crearon en IL es Pitcher. El youtuber británico Michael Wynne, conocido en la plataforma de videos por su canal In The Mix -enfocados en producción musical en FL Studio-, repasa las virtudes y funciones de Newtone en el siguiente video.

https://www.youtube.com/watch?v=7GI7vmcs5l4

Waves Tune: es un pack de tres plugins de la desarrolladora Waves, conocida por su gran cantidad de complementos virtuales. Uno de ellos sirve para ejecutar la corrección tonal en vivo (Waves Tune Real-Time).

V-Vocal: plugin de la "extinta" compañía Cakewalk. Era una alternativa muy usada, sobre todo por quienes trabajaban con Sonar, DAW emblema de la empresa comprada por Gibson. Actualmente, parte de las acciones fueron adquiridas por BandLab y sus productos se mantienen relativamente activos, aunque no hay espacio para nuevos compradores, imposibilitando el acceso tanto a V-Vocal como a otros instrumentos como el sintetizador Z3ta+.

Héctor John, youtuber mexicano tras el canal Audioproducción.com, aprovechó de realizar una comparativa entre Melodyne, Auto-Tune y Waves Tune, video que puedes ver a continuación.

https://www.youtube.com/watch?v=TwFSs9b0D0M

La misma comparativa la realizó Warren Huart, ingeniero de grabación y productor musical tras el canal de YouTube "Produce like a pro". Ahí enfatiza en las diferencias de algunos, destacando Waves Tune como opción para las voces más "carraspeadas" en el rock, como también menciona a Melodyne como herramienta útil para instrumentos (aunque su plugin principal es Auto-Tune). "Un mal cantante actualmente sonará peor con Auto-Tune la mayoría de las veces, porque el software está trabajando más de lo debido intentando corregir las malas entonaciones", asegura Huart en su sitio.

Si el inglés no es problema para ti, quizá te sirva revisar este video.

https://youtu.be/R3NV4DquZ7Y?t=108

Otros usos

Tal como hemos visto en esta nota, cargar con la "música urbana" por el uso del Auto-Tune es injusto. Pop (el productor de Cher pasó a trabajar con Enrique Iglesias), hip-hop y hasta el rock han aprovechado la existencia de la herramienta. "Pero en el trap se abusa del recurso", dirá alguno. Eso ya es algo más difícil de medir -con la gran cantidad de música que circula-, pero sí hay otros estilos donde se ocupa mucho. Uno de ellos es el EDM, en el cual, además de corregir la voz de los cantantes, se lleva a extremos para generar casi instrumentos nuevos (algo así como cuando Brian May de Queen usaba su Red Special para crear otros instrumentos a partir de su sonido).

En The Producer School realizaron un tutorial para ello, tomando como referencia al DJ estadounidense Illenium. Modificando los parámetros de octavas de la voz y aplicando luego el efecto, se dan particulares resultados.

https://youtu.be/sHhYToKTKv8?t=45

En la misma línea y tal como mencionó Huart, los softwares de corrección tonal también se usan -en menor medida- para instrumentos. Incluso, puedes llevar el uso más allá, grabando un sonido de ambiente y torciéndolo con otros plugins en paralelo para lograr cosas que nadie escuchó. Los martillos no se ocuparon toda la vida solo para poner clavos, sino también para sacarlos, para romper nueces y quizá cuántos otros usos más.

https://www.youtube.com/watch?v=8fJqFGBkCkg

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.