Mánager de Chadwick Boseman: “Siempre se aseguró de la integridad, la ética y la moral al momento de elegir sus películas”

Michael Greene, quien trabajó durante 12 años como agente del actor fallecido el pasado viernes, desclasifica el criterio de Boseman para elegir dónde actuar. "Siempre se trató de traer luz. Es por eso que nunca hicimos películas realmente oscuras o películas que fueran solo personas filmando a todos y perpetuando la oscuridad", relata Greene.



El pasado viernes 28 de agosto, el mundo se enteró de la muerte de Chadwick Boseman, actor de 43 años que libró una silenciosa batalla contra un cáncer al colon que le fue diagnosticado hace 4 años.

Solo sus más cercanos tenían conocimiento de la enfermedad que lo aquejaba. Su estado de salud fue tratado con un hermetismo tal que ni siquiera el equipo de Marvel -para quienes interpretó a T’Challa a.k.a. Black Panther- tenía conocimiento, según informó The Hollywood Reporter. De hecho, el mismo medio asegura que Boseman pensaba que estaría recuperado para entrenar en septiembre y trabajar en Black Panther 2.

Si bien sus últimas apariciones públicas llamaron la atención de sus fans por su extrema delgadez, con el reciente estreno de Da 5 Bloods en Netflix -de Spike Lee-, simplemente asumieron que el actor se preparaba para otro papel.

Michael Greene, quien trabajó como agente/mánager de Chadwick Boseman desde 2008, rompió el silencio y se refirió a los años junto al actor y develó el proceso que aplicaba al momento de elegir su próxima producción.

“Nunca hicimos películas realmente oscuras o películas que fueran simplemente personas que disparaban a todos y perpetuaban la oscuridad”, dijo Michael Greene respecto a la ética de Boseman.

“En 2008, Chad había escrito e iba a dirigir una película llamada Deep Azure, y dos de mis clientes en ese momento -Tessa Thompson (Thor Ragnarok, Men in Black) y Omari Hardwick (Power, Dark Blue)- estaban dispuestos a hacerlo. Lo llamé y me dijo: ’¿Cómo obtuviste mi número?’ Dije: ’Está en tu guión’. Se rió, y supongo que le gustó que lo buscara. Voló al día siguiente y comenzamos a trabajar juntos. En una semana consiguió su primer trabajo y nunca dejó de trabajar durante unos 12 años”, comenzó el relato de Greene.

El agente desclasificó que cuando le ofrecieron interpretar a James Brown en la biopic Get on Up, su respuesta fue “Quiero intentarlo”. Si bien el rol ya era suyo, Boseman insistió en hacer una audición antes de firmar cualquier cosa. “Quiero asegurarme de que todos piensen que puedo hacer esto porque tengo que hacer mi propio baile”.

“Dos semanas después, vimos una grabación y fue como, ’Oh, sí, puedes’. Necesitaba hablar con la familia de James Brown. Debido a que era de piel oscura y no quería mucha controversia, Chad quería asegurarse de que su hijo estuviera bien al respecto. Y su hijo escribió una carta en la que se sentiría honrado”, detalló Green.

Según el agente, Boseman siempre se preocupó de elegir cuidadosamente las cintas en las que trabajaba y el mensaje que estas enviaban. “Chad siempre se aseguró de la integridad, la ética, la moral. Su compromiso y lealtad fue asombroso. No es típico de Hollywood. Es típico que los actores hagan una película de US$100 millones como 42 y todos los persigan, y no es fácil mantener a esos clientes. Pero fue honorable y sintió que podíamos hacerlo juntos y que todos los demás espejos y humo no eran realmente reales”, manifestó en memoria del actor.

“La cantidad de tiempo que diseñamos estrategias sobre si debería hacer un papel para mejorar la humanidad... siempre se trató de utilizar su plataforma como artista. ’¿Cómo puedo retribuir? ¿Cómo será esto valioso para la comunidad negra y la comunidad en general?’ Siempre decía: ’¿Qué podré decir a través de este papel?’. Así elegimos casi todos sus roles”, continuó Michael Greene en su relato.

Quedó un proyecto pendiente -además de Black Panther 2- que llevaba por título A Civil Right, una historia sobre cómo se aplicaba la segregación racial en la playas.

“Definitivamente quería contar esa historia. Se trataba mucho de contar nuevas historias y tener nuevas imágenes, por eso también eligió Black Panther. Después de ser contratado, dijo: ’Solo haré esto con acento africano’. Me dijeron: ’Bueno, no, queremos que sea sudafricano’. Dijo: ’Soy un rey de África. Estoy de acuerdo con las costumbres por las que luchamos y luchamos y luchamos’”, recordó Greene.

“Me aseguraré de que todo sea correcto, de que estemos contando la historia de cierta manera”, dijo Boseman según el relato de su agente. “Todos los días, él y Ryan [Coogler, director de Black Panther], hablaban de lo que significaba para la cultura y de la importancia de las escenas. Casi dejaron fuera la escena de la cascada, y Chad simplemente luchó muy duro y dijo: ’Esto es histórico y la gente necesita bailar con música africana’”, añadió.

Boseman aprendió Xhosa [idioma bantú] en Capitán América: soldado de invierno con el actor que interpretó a su padre [John Kani], y -según asegura Greene- Chad dijo que solo haría Black Panther si podía hacerlo con la voz y el dialecto de un hombre africano. “Estaba dispuesto a alejarse de cualquier cosa que se volviera demasiado apresurada o que no fuera a ser manejada de manera hermosa”, agregó.

Tras el éxito de Black Panther, varias marcas se acercaron a Boseman. “Alguien se acercó a nosotros y nos dijo: ’¿Quieres tener acciones en una empresa de licores como George Clooney y muchas otros lo han hecho?’”, recordó Greene, pero Boseman se negó: “No puedo, porque ¿Cómo puedo mostrarles a los niños de color que pueden ser superhéroes, y luego hacer esto?”

“Recuerdo que a él y a Tessa [Thompson] les ofrecieron una película sobre dos esclavos, y él dijo: ’No quiero perpetuar la esclavitud’. Era como “No vamos a seguir perpetuando los estereotipos”, y por eso quería mostrar hombres de fuerza y carácter”, dijo su agente.

“Siempre se trató de traer luz. Es por eso que nunca hicimos películas realmente oscuras o películas que fueran solo personas filmando a todos y perpetuando la oscuridad. Logró mucho, y todo mientras luchaba contra la oscuridad, literalmente. Hasta los últimos días de su vida, estaba luchando”, concluyó Michael Greene sobre el fallecido actor, Chadwick Boseman.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.