Millie Bobby Brown: “No estoy en este planeta para complacer a todos”

La actriz dos veces nominada a los Emmy. Foto: Netflix/Jason Bell

La mayor figura de su generación en Hollywood lanza su nuevo protagónico: Enola Holmes, cinta de Netflix de la que además es productora. “Quería estar involucrada en el proceso creativo”, dice la estrella de Stranger things a Culto.



Un viernes sube historias en Instagram cantando himnos pop que Eleven y los demás protagonistas de Stranger things perfectamente podrían entonar en medio de los peligros que acechan el pueblo de la trama, Hawkins. “Super trouper”, “Waterloo” y “Mamma mia” se suceden en breves videos que comparte con su interpretación a sus más de 35 millones de seguidores en la red social.

Un miércoles, también frente a una pantalla -cuándo no, desde que comenzó la pandemia-, sonríe y agradece cuando se le menciona cuán lista y divertida es la nueva adolescente que encarna en la ficción.

“Eleven y yo somos muy diferentes en muchos aspectos. Compartimos algunas similitudes de alguna manera, pero Enola y yo somos muy similares, tenemos el mismo tipo de humor, muy brutal y un poco honesto”, explica Millie Bobby Brown (16) a miles de kilómetros por videollamada con Culto. “No tenemos miedo de ser nosotras mismas”, sostiene en la previa al debut de Enola Holmes (miércoles 23 en Netflix), la elogiada cinta que protagoniza y produce, y es otro paso adelante en su vibrante carrera, que desde 2016 fascina a Hollywood.

-¿Qué cosas nuevas descubrió como actriz en esta película?

El deseo de estar cómoda en tu set -piensa- para explorar realmente el mundo de la improvisación. Definitivamente pude experimentar eso en este set. Antes nunca lo había intentado, y con esta película realmente pude hacerlo, lo cual fue muy divertido.

Enola Holmes llega el miércoles 23 al streaming. Fotos: Netflix

De joven revelación a los 12 años, cuando irrumpió como la gran sorpresa de una serie de por sí asombrosa en su éxito (decenas de estudios rechazaron la idea original de Stranger things hasta que Netflix la tomó), la británica pasó a convertirse en rostro de marcas y embajadora de la Unicef. Hoy es uno de los mayores íconos de la generación Z, seguida con atención fuera y dentro de la pantalla.

A la espera de repetir su rol en la serie que la convirtió en celebridad -el rodaje de la cuarta temporada fue pospuesto por la pandemia-, su nuevo orgullo es Enola Holmes, una adolescente que a ojos de extraños y sus hermanos (uno de ellos, Sherlock Holmes, interpretado por Henry Cavill) parece ingobernable, pero que vive feliz tal como es y pone a prueba sus habilidades cuando su madre (Helena Bonham Carter) desaparece.

Dirigida por Harry Bradbeer, realizador británico a cargo de casi todos los episodios de Fleabag, la primera adaptación de la serie de libros de la autora estadounidense Nancy Springer alcanza potencial de franquicia cinematográfica gracias, en gran medida, a cómo se sustenta en su estrella. Sin los guiños a E.T. que en un inicio marcaron a Eleven y sin la seriedad que implicaba su primer largometraje (Godzilla II: El rey de los monstruos), la actriz se desenvuelve con encanto y humor en su último personaje, novata detective, maestra del disfraz y joven de sensibilidad feminista.

-¿Cómo fue estar en el set ahora también como productora? ¿Eso le permitió participar en algunas decisiones creativas?

Sí, obviamente esa es la razón por la que quería tener un rol de productora, porque definitivamente quería estar involucrada en el proceso creativo. Pero, para serte honesta, en realidad no llegaba al set pensando en algo diferente a lo que normalmente hago. Entro y usualmente tomo mi latte, leo el guión y voy al set. Ya sabes, en los sets en los que me gusta trabajar siempre trato que sean un ambiente en el que todos puedan sentirse involucrados, escuchados y cómodos, y que se vean como un igual. No importa quién seas, siempre tienes una voz y debes ser escuchado. Entonces, solo porque era productora no cambió nada para mí.

El mundo de Millie

Louis Partridge (17) recuerda perfecto su primer día en el rodaje de Enola Holmes. Al entrar al lugar reservado para el maquillaje, encontró su espejo rayado con labial: “Feliz primer día, Chucky”, seguido debajo de un “XOXO” (abrazos y besos), autoría de su compañera. “Eso marcó la pauta para el resto de la filmación. Fue un set muy chistoso, pero también serio. Muy energético”, cuenta entre risas el intérprete británico.

Tewksbury (Louis Partridge) y Enola Holmes (Millie Bobby Brown). Foto: Alex Bailey/Legendary ©2020

En la cinta de Netflix encarna a un lord perseguido por cada rincón de Londres que colisiona con el destino de Enola, mientras en la capital inglesa se está por votar una reforma clave en la lucha por la igualdad de género. Un personaje de tanta o más importancia que los roles de Cavill y Bonham Carter, pero que se desarrolla en función de la protagonista. “Creo que es muy refrescante que historias con esta fuente se cuenten cada vez más invirtiendo las convenciones”, señala el actor.

Como subrayó recientemente el documental Showbiz kids (HBO), ser un niño, crecer y trabajar en Hollywood nunca es fácil. Hoy, aunque quizás se toman mayores resguardos que antes, existen nuevos inconvenientes para las jóvenes estrellas. Por ejemplo, Brown ha debido responder por su amistad con el rapero Drake -17 años mayor- y también dar réplica a más de alguna controversia virtual (“este es mi Instagram y si decido publicar esa fotografía y no les gusta... pues no la miren”, respondió en 2019 cuando fue criticada por algunas imágenes en que supuestamente proyectaba algo poco acorde a su edad).

Partridge, por su parte, demuestra sólo admiración hacia su colega: “Me encantaría lograr ser el mismo tipo de ejemplo que ella es para los niños de todo el mundo. Esencialmente es una gran persona”.

-¿Esta cinta cambió su mirada sobre lo que implica ser una adolescente en Hollywood? ¿Cómo describiría su experiencia en la industria?

Millie Bobby Brown: Esta película me enseñó mucho sobre ser una adolescente, me enseñó que estar sola y encontrarse a uno mismo es uno de los factores clave para crecer. Y sabes, tengo que dejar que eso suceda. Mi experiencia con Hollywood ha sido… En general, estoy muy agradecida. Quiero decir, ya sabes, algunas personas puede que no acepten quién soy o mi perspectiva de la vida, y las cosas que digo o las cosas que uso, pero al final del día no estoy en este planeta para complacer a todos. Estoy haciendo lo que amo hacer. Y a la gente que quiere ver las películas en las que estoy, les agradezco genuinamente, porque esa es la razón por la que las hago. Me encanta que las personas las vean, se sientan entretenidas, rían y lloren. Porque eso es lo que me encanta hacer.

La actriz británica rompiendo la cuarta pared en su nuevo filme.

Luego, toma un respiro y concluye: “Mi experiencia ha sido buena. Ha habido algunos momentos difíciles, pero como en la carrera de todos. Los superas porque al final del día todo lo que quiero hacer es trabajar, así que esto es lo que viene con eso, y tienes que aceptarlo o rechazarlo, y simplemente aprendí a aceptarlo, entender y no tomarlo tan en serio”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.