Yoson An detalla la nueva Mulán: “Trata de ser valiente, leal y fiel a ti mismo”

Mulán

Llega a Disney Plus el esperado estreno del live-action de Mulán, donde el actor macaense acompaña a la protagonista en la guerra por descubrir su propio camino. En entrevista con Culto, An recuerda el trabajo físico que debió realizar con un ex-Fuerzas Especiales serbio para mejorar las habilidades de su personaje, Honghui, y los “alucinantes” sets donde filmaron en Nueva Zelanda: “Era como estar realmente en China”.



La superproducción de Hollywood más sacudida por la pandemia finalmente se estrena en Chile esta semana a través del streaming. Tras varios cambios en el calendario a raíz de la crisis sanitaria, Mulán había debutado en septiembre en la plataforma Disney+ en Estados Unidos, donde hubo que pagar cerca de US$ 30 adicionales a la suscripción mensual, en una comentada modalidad premium. Sin embargo este viernes, el filme estará disponible para todos los usuarios del servicio de streaming, proporcionando el estreno absoluto de la película en países como Chile.

Bajo las órdenes de la cineasta neozelandesa Niki Caro, responsable del giro en la historia que dejó fuera al dragón Mushu y al interés amoroso de la protagonista, el actor Yoson An cuenta a Culto cómo fue interpretar a Honghui, un joven conscripto que verá cómo Mulán se hace pasar por hombre para que su padre no tenga que ir a la guerra en la China Imperial.

—Yo era un gran fan de la película animada original —dice Yoson An—, así que unos años atrás cuando me enteré de que Disney iba a hacer una nueva versión en acción real y que Niki Caro sería la directora, me pareció increíble.

Mulán

¿Cómo reaccionó el actor nacido en Macao cuando supo que había obtenido el papel de Honghui? “Fue una locura. Pasé por toda clase de emociones. Y fue como… ¡muy bien, aquí vamos!”.

An recuerda la primera conversación que tuvo con la directora Niki Caro sobre su rol en la cinta. “Honghui es un personaje nuevo en esta película, que presenta una variación del relato de La Balada de Mulán. Una de las cosas clave que Niki señaló acerca de Honghui es que es un personaje con cierto aplomo. Hay una confianza interior en él que sencillamente brilla, sin que él tenga necesidad de hacer ninguna muestra o alarde”.

Según el actor, durante esa primera charla, la directora le mostró material para inspirarse. “Niki también me dio una lista de películas y de distintos personajes para que analizara. Miré esas películas para ver cuál era su idea del personaje. Y luego con su aporte y mi mirada personal, creamos a Honghui”.

—Cuéntanos quién es Honghui.

—Honghui es un joven conscripto, igual a los demás conscriptos, pero que posee formación militar. Así que sus habilidades en artes marciales, comparadas con las de los otros chicos, son muy superiores. Lo encontramos por primera vez durante el proceso de reclutamiento cuando tiene un altercado con Mulán.

—¿Cómo es su relación?

—Supongo que podríamos decir que Mulán y Honghui empiezan con el pie izquierdo. Pero cuando empiezan a entrenar juntos y a vivir juntos en el campamento de entrenamiento, Honghui comienza a darse cuenta de que hay algo diferente acerca de Mulán, comparado con los otros chicos. Como el comandante Tung está muy atento a lo que Mulán está haciendo todo el tiempo durante el proceso de entrenamiento, Honghui siente que debe de haber algo que a él se le escapa. Así que hace las paces y resulta que tenía razón. Hay algo especial acerca de Mulán. Posee esta poderosa chi interior.

Mulán

Una Mulán inocente, madura y adorable

En la nueva historia de Disney, Mulán (interpretada por Yifei Liu) se hace pasar por hombre para que su padre no tenga que ir a la guerra, y comienza su entrenamiento bajo las órdenes del comandante Tung (Donnie Yen).

—¿Cómo es trabajar con Yifei Liu?

¡Yifei es increíble! Está tan enfocada todo el tiempo. Le aporta un cierto sentido de inocencia, y sin embargo una determinada madurez a esta versión de Mulán, que es bastante especial. Solo verla trabajar te hace querer levantar la vara. Y además es adorable.

—¿Y con Donnie Yen? ¿Cómo interactúa Honghui con su personaje?

Cuando rodamos en la Isla Sur, en Nueva Zelanda, con Donnie de hecho vivimos en la misma posada durante un mes, así que llegamos a conocernos muy bien. Tiene tantas historias sensacionales. El personaje de Donnie exige un gran respeto de todas las personas que lo rodean, lo cual es fabuloso para mi personaje, porque es algo con lo que tengo que trabajar. Honghui siempre está queriendo impresionar al comandante Tung porque es el comandante de la guarnición.

Mulán

“Fue una experiencia muy extraña y surrealista”

Ya lo decíamos, tras sufrir varias postergaciones, otras de las complejidades de Mulán fue la producción de locaciones en Nueva Zelanda y China. Esta última, una cultura a la que la cinta intentó rendir tributo con un elenco completamente asiático y detallados trajes de la China Imperial.

“El diseño de vestuario es sencillamente extraordinario”, dice Yoson An, “yo paso de la ropa que lleva Honghui en su pueblo, a su traje de conscripto y luego a su armadura de guerra. Vemos una transformación a medida que avanza la historia y cómo va cambiando su vestuario. Y con cada una de las prendas, siento que llevo algo tradicional que una persona podría haber usado tiempo atrás. Es increíble ver cómo todo le da sentido al conjunto”.

—Has entrenado bastante para llegar a este punto. Cuéntanos cómo fue.

—Durante unos tres meses hice un intenso entrenamiento de fuerza y acondicionamiento para algunas escenas en particular; y específicamente para la escena en la que debemos sostener baldes durante tomas bastante largas. También pasamos unos tres meses entrenándonos en artes marciales para ciertas escenas en el campo de batalla. Contamos con este increíble entrenador, que tiene formación militar en las Fuerzas Especiales de Serbia. Entrenar con él fue fabuloso. Era exactamente lo que necesitábamos para ponernos en forma para esta película.

—Ahora que el entrenamiento terminó, ¿te sigues ejercitando?

—Creo que haré lo que pueda para mantenerlo, porque me costó muchísimo lograr este estado. ¡Pero lo cierto es que ya comencé a incorporar algunos panes en mi dieta!

—¿Cuál fue el entrenamiento para la película que disfrutaste más?

—Disfruté todos los aspectos del entrenamiento, desde el entrenamiento de fuerza hasta el de acondicionamiento, y la acción de artes marciales. Pero lo que disfruté especialmente fue montar a caballo y hacer arquería porque nunca había hecho ninguna de las dos cosas. Nunca me había subido a un caballo. Jamás había intentado ni un solo tiro de arco y flecha. Pero hacia el final de la película, había aprendido a hacer ambos. Lo alucinante de este trabajo es que aprendes todas estas habilidades increíbles que me hubiera encantado aprender de todas maneras, pero aquí lo haces con los mejores de los mejores de la industria.

—Háblanos acerca de algunos de los sets.

—El diseño de los sets es alucinante. El equipo de producción creó un campamento de entrenamiento, y cuando ingresabas en el set era como estar realmente en China. Cuando sientes algo así, sabes que han hecho las cosas bien.

—¿Puedes describirnos ese set?

—En nuestra primera escena, entramos caminando en un campamento de entrenamiento como conscriptos. Atravesamos dos grandes portones flanqueados por dos estatuas. Era como si realmente me estuviera inscribiendo en alguna cosa; al atravesar las puertas, estaban los comandantes, había un escritorio para que se inscribieran los conscriptos y una larga fila de gente, extras, por supuesto. Había esta increíble neblina de fondo, y el paisaje me hacía sentir como si estuviese realmente en China. Fue una experiencia muy extraña y surrealista. Sin duda era un set impresionante y me impactó muchísimo.

Mulán

“Se trata de ser valiente, leal y fiel a ti mismo”

—Háblanos del tono de la película.

—Tiene varios tonos diferentes. Al principio, lo cual es divertido, nos adentramos en las aventuras de Mulán de chica y la acompañamos en su crecimiento. Luego, se vuelve mayor de edad y toma el lugar de su padre en la guerra, así que el tono no solo es emotivo, sino que también tiene la emoción de la aventura. Pero también hay un tono de misterio que procede de su antagonista. Además de un cierto suspenso.

—¿Qué esperas que la gente sienta cuando vea esta película?

—Estoy emocionado de que el público vea esta película porque es un enfoque diferente de La balada de Mulán, el relato original. Esta película nos traerá mucha de la emoción que sentimos cuando la vimos de chicos en animación, pero también traerá un sentido de conexión y de realidad. Es un relato novedoso de la historia.

—¿Por qué crees que esta película atraerá a todas las personas?

—Creo que esta película tiene un atractivo universal, porque los temas que aborda son universales. Se trata de ser valiente, leal y fiel a ti mismo. Y eso nos habla tanto a ti como a mí. Nos habla a todos.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.