El ritmo de Poder Fantasma no cede: la banda chilena lanza videoclip

Se trata del sencillo Kin, parte de su elogiado disco del año pasado.



Canciones para el siglo XXI: parece un manifiesto, una declaración de principios, una suerte de decálogo de quien desea establecer su credo.

Algo de eso suena y se escucha en el último disco del grupo Poder Fantasma, precisamente bautizado de esa manera y donde se sacuden los sintetizadores y las guitarras bajo ritmo vertiginoso, como un tobogán sin respiros donde lo eléctrico ocupa el mismo espacio de lo sintético. En resumen, Poder Fantasma es un grupo cuyo cancionero resulta anfetamínico y adictivo.

Por eso tal disco estuvo situado entre los mejores de 2020 y responde quizás al largo transitar de la banda de Francisco Heredia por bares, clubes y festivales más alternativos de la capital.

Y la pandemia no les hizo perder gasolina. Según reza un comunicado enviado por sus representantes, la agrupación -cuya estética tiene pinceladas de Devo o Kraftwerk- acaba de liberar el video oficial para Kin, quizás el single más experimental y de acento menos burbujeante de su trabajo. De hecho, se trata de una composición con 12 guitarras acústicas sonando al mismo tiempo.

“Es un tema que habla sobre la civilización humana. Ahora el sol nos está destruyendo, pero hace un tiempo era adorado. No es culpa del sol, es la acción humana que nos llevó a odiar al dios que antes adorábamos. Creemos que se logró una comparación entre la relación que tenían las antiguas civilizaciones con la que tenemos hoy en día con él”, explican los músicos en el texto.

El videoclip, en tanto, potencia la canción mediante el uso de maquetas, impresiones 3D y la grabación análoga en hi8. Realizado por Jorge Caperan, David Chaskel, Manuela Culaciati y Daniel Araneda, resalta la imagen de la pirámide haciendo directo guiño a la portada del disco y lo simbólico de esta estructura en civilizaciones latinoamericanas.

Además, también ya está disponible un remix que hicieron del mismo tema con el dúo Mitimitis, otro activo nombre de la escena capitalina, vinculada a un pop de factura lo-fi.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.