Congreso vuelve a los escenarios y celebra los 50 años de su primer disco

Fotos: Pía Figueroa

Luego de casi dos años fuera de las pistas, el histórico grupo de Quilpué agenda tres shows en el Teatro Nescafé de las Artes, en los que además de estrenar nuevo material recordarán parte de su debut homónimo de 1971. "Lo hermoso es poder seguir navegando en esta balsa, que toca puertos distintos, a veces insospechados", reflexiona Sergio "Tilo" González sobre el presente del conjunto, que trabaja en su disco número 21.



En diciembre pasado decidieron que el año no podía terminar sin ensayos ni música en vivo, por lo que se lanzaron con su primer concierto por streaming. Meses antes, desde sus respectivos encierros, grabaron la que se podría considerar su primera canción hecha a distancia. La era Covid-19 obligó a los miembros de Congreso a entrar al mundo virtual y desafiar una lógica de trabajo que hasta entonces, más allá de algunos movimientos internos, acumulaba medio siglo sin sufrir alteraciones tan drásticas. En rigor, lo del último año y medio fue sólo un paréntesis forzado en la larga historia del grupo, que apenas pudo retomó su fórmula habitual en busca de aquel elemento que, según el baterista y fundador Sergio “Tilo” González”, ninguna pantalla ni aplicación de comunicación a distancia puede reemplazar.

“En los ensayos aparece la alquimia”, sintetiza el líder y compositor principal del grupo nacido en Quilpué, refiriéndose a la mezcla virtuosa e insospechada que resulta de cada encuentro en persona de los siete integrantes actuales. “Ha sido súper bonito y reconfortante volver a vernos, mirarnos, la vibración que se produce entre las personas”, explica.

De esa alquimia recuperada nacen los nuevos proyectos del histórico conjunto de rock y fusión. Por un lado, un próximo disco, el LP número 21 de Congreso, con fecha de salida para los próximos meses y con un segundo adelanto en camino, tras la presentación en 2020 de La plaza de los sueños, el single que grabaron a distancia y que funcionó como carta de presentación del sucesor de La canción que te debía (2017).

Algo de ese nuevo material sonará también en el regreso a los escenarios de la banda de González, Pancho Sazo y asociados, que tras su reaparición del próximo 31 de octubre, en el aniversario del Teatro del Lago de Frutillar, tendrá su reencuentro en grande con la gente en tres conciertos al hilo en el teatro Nescafé de las Artes de Providencia, programados para el 2, 3 y el 4 de diciembre. Serán los primeros recitales masivos y con público del grupo en casi dos años, que tocó por última vez en modo presencial en el verano de 2020.

“Terminar las canciones y escuchar los grillos es algo muy extraño cuando uno está tocando en vivo. Pero ahora que hemos podido volver a juntarnos estamos volviendo con mucha energía y con un disco pronto a salir, que de hecho vamos a mostrar en estos conciertos. En ese sentido, los conciertos en el teatro Nescafé básicamente son para tratar de sacar este nuevo hijo a la luz”, comenta el baterista a Culto.

Los tres recitales sumarán otro componente especial: según adelanta González, incluirán también un segmento dedicado a repasar parte de El Congreso (1971), el debut discográfico del grupo que cumple 50 años desde su lanzamiento vía EMI Odeón. Una pieza de culto y clave en su discografía, ausente de casi todas las plataformas de streaming, donde la banda presentó en sociedad su combinación de guitarras eléctricas, instrumentación folclórica, una mirada humanista y latinoamericana así como su propia lectura de la poesía de Neruda (Maestranzas de noche) y de un clásico del Perú andino (El cóndor pasa).

“Nos dimos cuenta que este disco cumple 50 años, y antes que se fuera el año pensamos que obviamente teníamos que dedicarle un segmento especial, que no podía estar ausente”, explica Tilo González, uno de los tres miembros que perduran de la formación original del conjunto que registró ese álbum, junto con Sazo y el multiinstrumentista Hugo Pirovich.

Claro que no todo es nostalgia y los quilpueínos también quieren aprovechar su regreso a los escenarios dar una prueba de vigencia. Así, los shows en el teatro Nescafé marcarán a su vez el estreno de Rocanrol de los misterios, el segundo sencillo que se desprende de su próximo disco tras la citada La plaza de los sueños, con la mirada puesta en la contingencia y en un país lleno de transformaciones. Si La canción que te debía funcionó como un compendio de los pendientes en la discografía de la banda, el nuevo LP apunta más bien hacia el futuro. O, como dice González, hacia el “futuro-presente”.

“Nosotros no nos adelantamos mucho ni tampoco somos de ir para atrás. No vamos a hacer todo el concierto dedicado a eso (el primer disco) porque nuestra intención es mostrar cosas nuevas, como La plaza de los sueños y el Rocanrol de los misterios. Pero finalmente lo hermoso de esto es poder seguir navegando en esta balsa, que toca puertos distintos, a veces insospechados”, sintetiza el percusionista sobre la actualidad de su agrupación.

En cuanto al próximo LP y a la forma en que éste abrazará la contingencia y el porvenir del grupo y del país, detalla: “La plaza de los sueños es nostalgia y también esperanza, que no se ha perdido. También hay algunas canciones, como una que se llama La piel de tus heridas, con pequeñas alusiones al dolor que estamos viviendo. Pero es un disco bastante más pa’ arriba”.

Las entradas para los tres conciertos de Congreso en el Teatro Nescafé de las Artes saldrán hoy a la venta a través de Ticketek. Desde la producción indican que, por motivos sanitarios, el aforo permitido para cada show será del 50% de la capacidad total del recinto, por lo que la cantidad disponible de boletos será limitada.

Sigue leyendo en Culto

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.