“Lo viví intenso”: la singular historia de cómo Joe Vasconcellos recuperó un dueto perdido con Mercedes Sosa

Joe Vasconcellos.

Hoy el reconocido músico y ex integrante de Congreso lanzó mediante sus plataformas una versión en vivo de su éxito Induce, en una versión a dúo con la legendaria cantante trasandina. En Culto, repasamos junto al artista este encuentro, el que se dio durante un show en Santiago en 2002. Además, comenta cómo será su retorno a los escenarios, luego que fuera diagnosticado de diabetes.



Corría el mes de octubre de 2002 y por entonces, el Estadio Víctor Jara se preparaba para recibir a un icono de la música latinoamericana: Mercedes Sosa. En aquellos años. su presentación causó gran expectación en la capital, no sólo por lo que significó su propia presencia, sino también considerando algunas de las declaraciones vertidas por “La voz de América” días antes de su show.

“Yo tengo adoración con Joe Vasconcellos, tengo acá el disco y vamos a ver lo que pasa. Me encantaría cantar con él”, señaló por entonces la cantante. En aquella época, un Joe Vasconcellos de 43 años ya se encontraba posicionado como uno de los más importantes músicos de la escena chilena de comienzos de la década de los 2000.

El ex integrante de la agrupación Congreso comenzó su carrera solista en 1989. Sin embargo, su clásico disco Vivo (1999), grabado durante dos presentaciones que realizó en el Teatro Providencia y que en su repertorio incluía todos los éxitos de sus cuatro álbumes grabados hasta entonces, fue precisamente el trabajo que terminó de consolidar su éxito.

No obstante este reconocimiento a nivel nacional, Vasconcellos recuerda que por entonces él no era consciente de que Mercedes Sosa había escuchado su música, ni mucho menos que ella había conectado de manera tan profunda con Induce, una de las canciones que componen su disco Transformación (1997).

“En esa época yo era bastante más inmaduro, estaba recién saliendo del underground. Pero como que ya tenía como un lugar ganado. Y de repente me aparece esta invitación, y te comento eso, porque yo estaba haciendo muchas cosas, y yo no estaba enterado de que Mercedes Sosa tenía mi disco Transformación y que le gustaba mucho esa canción”, recuerda.

Por entonces, Mercedes Sosa solicitó dentro de su itinerario la participación tanto de Joe Vasconcellos como la de Jorge González, músicos por quienes, según sus palabras, sentía no solo una gran “adoración”, sino que también consideraba “muy buenos compositores”.

“Imagínate, Mercedes Sosa para mí es un icono, es un tótem, es una figura del tipo Milton Nascimiento, Pablo Milanés, es como esa figura que están en tu vida, y que tú las escuchas y que jamás tienes idea de que la vida te va a permitir conocerlas y cantar con ellas”, comenta Vasconcellos entre risas.

Ambos no se habían visto nunca en persona y, según señala el ex Congreso, en cuanto recibió la invitación supo que la trascendencia en el acontecimiento no era algo menor. De hecho, el músico nacional no supo por entonces cómo comentar esto a su familia, considerando que, dentro de su núcleo, Sosa era muy reconocida y escuchada.

Un hito

Pese a la perplejidad que produjo la invitación extendida por Mercedes Sosa, una vez en conocimiento de aquella oportunidad única, el cantante nacional no duraría en sumarse a la presentación. Así, solo días después, se produciría el primer encuentro entre ambos.

“Cuando llego al hotel, al ensayo, ella estaba sentadita frente a la banda. Ella no se da cuenta de que había llegado porque estaba mirando las letras y esas cosas. Pero algunos de sus músicos se dan cuenta y me ven” señala.

Tras unos segundos, Sosa advierte la presencia de Vasconcellos, e inmediatamente se levanta de su asiento recibiendo al músico con una frase que lo marcaría para siempre.

Me da un abrazo grande vestida con su poncho y me dice: ‘Gracias por devolvernos la esperanza pibe’. Y eso, siempre digo, lo haya dicho como una muletilla de música o como algo divertido, o como fuera que lo que haya dicho para mi tuvo un significado así, cómo ¿Yo?, ¿Mi?, que la señora Mercedes me diga una frase de ese tipo, es cómo ‘de qué me estás hablando’. Era una tremenda responsabilidad, ‘no…, saben mejor me voy para mi casa’ (risas). Fue super lindo, no quiero sonar cliché al decir que me parecía muy mágico, pero de verdad fue una situación muy fuera de lo normal para mí todo esto que estaba viviendo. Yo me dejé llevar por el entusiasmo. Cantamos, fue lindo”, rememora Vasconcellos.

Luego de ese primer encuentro, Vasconcellos recuerda que se devolvió a su hogar para seguir repasando lo que sería su presentación al día siguiente. Sin embargo, tras unos minutos notó un detalle el que hasta entonces había pasado desapercibido durante el ensayo, lo que incluso por momentos lo hizo dudar.

“Llegué a la casa y empecé a tocar. En eso, vi que el tono de la señora Mercedes no es mi tono, ella tiene un tono bastante más distinto al mío. Pero ya era demasiado tarde, yo ya no tenía más cara para decir ‘saben, me equivoqué en el tono’. No po’ ya está la cuestión, apechuga hueón, soy valiente, vikingo, vaya, juegue”, comenta entre risas.

No obstante, una vez llegado el día del concierto todas las dudas se disiparon, y el músico interpretó ese día una canción propia junto a una de las figuras más importantes de la música latinoamericana, presentándose junto a ella en un Estadio Víctor Jara repleto.

“Ahora al escucharlo y todo, se nota que me la jugué, pero creo que eso también lo hace un momento más único todavía. Lo hace único eso, y cómo volvió el tema hacia mí también”, señala Vasconcellos.

Por aquel entonces, el concierto fue transmitido por medio de la radio. Sin embargo, la versión de Induce interpretada junto a Mercedes Sosa no estuvo en un comienzo presupuestada por Vasconcellos para ser presentada como un sencillo. No obstante, un encuentro casual instalaría el germen para hacerlo.

Joe Vasconcellos en vivo

Según comenta Vasconcellos, fue mediante un vuelo desde Santiago hacia Lima en el que volvería a ser “consciente” de que existía una grabación de aquel concierto. Por entonces, el músico nacional había sido invitado a la capital peruana para asistir a un recital en el que se buscó romper el récord Guinness de la presentación con mayor cantidad de cajones peruanos en vivo.

“Esto fue algo así como 2010 o 2011, y la canción no estaba en mi área más que como un sueño cumplido. Y se levanta un señor en el avión y me dice: ‘yo soy tal persona y soy muy amigo de Mercedes’. La señora Mercedes no había fallecido todavía, entonces me dice: ‘Pucha me acuerdo de ese momento y fue tan único ese momento, yo estuve ahí’. Yo quedé con un ego que se caían las mascarillas. Me dijo: ‘Algún día nos vamos a volver a ver y yo voy a ver si te puedo hacer llegar la canción’. Yo pensé que no iba a pasar, pero me hizo llegar la canción en un CD que él tenía grabado y también ahí nos entusiasmamos”, señala Vasconcellos.

De esta forma, volvió a aparecer en el radar del músico esta colaboración. Sin embargo, para el sencillo se utilizó la versión grabada desde su transmisión desde la radio, la que tras recibir algunos arreglos, es estrenada el mismo día en que Joe Vasconcellos cumple 63 años.

“Ese momento lo degusté mucho, lo viví intenso y a cada instante yo agradecía, agradecía y agradecía a quien tuviese que agradecer por ese momento. Porque era algo muy especial, cómo la vida me permitió tocar alguna vez con Milton Nascimiento y con los Inti-Illimani en el mismo escenario y cantar con ellos, juntos. (…) Entonces esas cosas pasan a adquirir un valor muy interno, en tu propia alma, en tu propia verdad, en tu verdad cuando te miras al espejo, cuando educas, cuando conversas. Eso yo creo que eso te hace darle el peso que merece la vida” señala.

El presente

Junto con celebrar el lanzamiento del sencillo, durante estos días Vasconcellos se encuentra preparando lo que será su vuelta a las presentaciones en vivo. Así, tras casi dos años de contadas apariciones frente al público, el músico junto a toda su agrupación realizará una serie de dos recitales los días 19 y 20 de marzo a las 20:00 horas en el Teatro CEINA (Centro de Extensión del Instituto Nacional).

“En el verano hicimos solo dos shows (risas). Entonces hacer solo dos shows es para el honor, para la historia, para poder decir que hice algo (…). Tenemos ganas de tocar para la gente. Imagínate de estos dos años todo lo que hemos aprendido y desaprendido también, entonces puede que las cosas también estén en las cosas que desaprendimos (risas)”, señala Vasconcellos.

El rehacer fuerzas para volver a los escenarios no ha sido del todo sencillo para él, quien durante la pandemia comenta haber comenzado a manifestar una serie de síntomas asociados a una enfermedad que comenzó a padecer durante el último tiempo.

Tuve problemas, problemas de diabetes y eso fue power porque uno no mide la cuestión y es un bichito extraño. Yo nunca tuve eso en mi familia, entonces como que no sabía de qué se trataba, y de repente me vino a visitar, me dijo ‘Hola sobrino, como está’ y listo. Ahí tuve que entrar en un proceso de cambio absoluto en mi forma de vivir”, comenta.

Pese a esto, Joe Vasconcellos señala que hoy en día se siente “bien y ágil”, comentando además que su foco, se encuentra en su próxima presentación.

“No se van defraudar se van a encontrar con un grupo de músicos que tienen muchas ganas de tocar para ustedes, y entregar lo mejor de nosotros como siempre lo hemos hecho”, cierra.

*La entradas para el concierto #Que no decaiga de Joe Vasconcellos a realizarse los días 19 y 20 de marzo de 2022 a las 20:00 horas en el Teatro CEINA (Centro de Extensión del Instituto Nacional) pueden ser adquiridas por medio del sistema PuntoTicket.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


Bautizado como CyberOne, el robot puede detectar emociones y caminar a 3,6 kilómetros por hora, y está dispuesto a competir con el Optimus de Tesla.