Dan a conocer la mayor base de datos del genoma del cáncer infantil

<P>Proyecto duplica datos conocidos del genoma humano en su totalidad. </P>




Nuevas líneas de investigación para la comprensión y el desarrollo de nuevos tratamientos en la lucha contra el cáncer infantil. Esa es la posibilidad que abre para todos los científicos del mundo el Proyecto del Genoma del Cáncer Pediátrico de la Universidad de Washington y del Hospital Infantil St. Jude.

La iniciativa creada en 2010 busca acelerar el progreso de investigaciones en esta área y para ello ayer liberó la más grande base de datos que hasta ahora reúne 520 secuencias del genoma del cáncer infantil que pertenecen a muestras de tejidos tumorales y normales de 260 niños que padecen este mal. La cantidad de información reunida en este proyecto duplica el volumen de los datos disponibles de todo el genoma humano en conjunto.

Según explicó el académico del programa genético de la U. de Chile, doctor Carlos Valenzuela, el genoma es el conjunto de genes distribuidos en los cromosomas por lo que conociendo el genoma del cáncer pediátrico se saben los genes involucrados y eso es muy útil para el pronóstico e investigaciones en nuevas terapias.

A esta gran biblioteca de genes que se han encontrado en las células cancerígenas y de tejido sano y que se sabe están relacionados con los tumores infantiles, pueden acceder en forma gratuita especialistas de todas partes del mundo y no sólo aquellos que estudian cáncer, sino también aquellos que trabajan en otras enfermedades.

Las 520 secuencias de genoma dadas a conocer pertenecen a muestras de tejidos normales y tumorales de 260 pacientes pediátricos de cáncer. Antes de fin de año se espera que se secuencien más de 1.200 genomas.

Actualmente, los investigadores de este proyecto están estudiando el tumor ocular retinoblastoma y ya han descubierto señales del rápido desarrollo de este cáncer y trabajan en un prometedor agente anti-cáncer. Los estudios también los han llevado a analizar la leucemia letal en la infancia temprana (leucemia linfoblástica aguda infantil) en la que descubrieron alteraciones genéticas que no se esperaban y que de confirmarlas, pueden cambiar el diagnóstico y el tratamiento de estos pacientes

En tumor cerebral también han tenido avances, específicamente en el llamado glioma intrínseco difuso. En este tumor, los investigadores descubrieron que un 78% de los tumores producían cambios en dos genes, que nunca antes habían sido vinculados con este cáncer.

James Downing, científico que lidera el proyecto en el hospital St. Jude, dijo que a la fecha se ha generado más descubrimientos de lo que creían posible.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

“Es lamentable esta falta de civilidad, que incluso tiene pena de cárcel”, dijo la jefa comunal Daniela Peñaloza.