Con mayor participación de extranjeros: PDI levanta alerta por aumento de secuestros en la RM y casos de extorsión a comerciantes

Si antes la mayoría de los secuestros era de tipo "narco extorsivos" y realizados por bandas chilenas, actualmente la mayor cantidad de hechos en la región se debe a otros motivos y con una alta participación de inmigrantes.


Cerca de las 19.00 horas del 29 de septiembre, un comerciante chino de Estación Central se encontraba en la bodega de su tienda cuando fue abordado por un grupo de siete sujetos, presumiblemente, extranjeros. Premunidos de armas de fuego, el grupo encañonó al empresario y lo hizo subir a un vehículo. Se trataba de un secuestro extorsivo.

Las denuncias por este tipo de delito, en cifras de la Policía de Investigaciones (PDI), ha aumentado un 38% respecto al año pasado y un 56% en comparación al mismo periodo de 2019, donde, además, la participación de extranjeros en estos casos ha sido exponencial.

Lo ocurrido aquella tarde en Estación Central cumple con el perfil de lo que han debido investigar las policías el último tiempo. Según antecedentes que maneja la PDI, hasta septiembre de 2022 se habían registrado 25 secuestros, cifra superior a los 18 casos denunciados en 2021.

El subprefecto de la Brigada de Investigaciones Policiales Especiales Metropolitana (BIPE), Hassel Barrientos, asegura que actualmente “hay un punto de inflexión desde el año pasado hasta ahora, con un aumento en la concurrencia de este tipo de delitos que queda reflejado obviamente en las estadísticas”.

Tipo de delito20212022
Secuestro1825
Falso secuestro87
Secuestro descartado2638
Total de concurrencias hasta septiembre5270

Algo que también ha variado son los falsos secuestros y los secuestros descartados. El primero se trata de denuncias falsas de alguna persona para cubrir otro hecho, mientras que el segundo es cuando se trata de la ocurrencia de otro delito, pero que en un principio fue denunciado como secuestro. De este último, si el 2021 se registraron 26 casos, a la fecha ya se han denunciado 38.

El subprefecto Barrientos explica que, al haber más secuestros, y tratarse de un delito mediático, “a la gente le genera una percepción de inseguridad que a veces las personas al verse frente a un delito el cual no tiene identificado, prefieren hacer la denuncia derechamente por secuestro, y se repite muchas veces el caso de las estafas telefónicas en el contexto de un secuestro virtual y eso también ha ido bien en aumento”.

Foto: Referencial

Donde existe una diferencia a lo que es conocido como secuestro en Chile es la participación de extranjeros. Hasta septiembre del año pasado hubo cuatro extranjeros que fueron detenidos por participar en este tipo de delitos. En el mismo periodo este año ya suman 22 los inmigrantes que han sido detenidos por secuestrar a otra persona, de un total de 41 casos concretados.

“En su gran mayoría los secuestros realizados por autores extranjeros han sido dirigidos también a ciudadanos extranjeros y muchas veces de su misma nacionalidad, porque de esa forma mantienen información privilegiada respecto a los movimientos de esas víctimas”, explica Barrientos.

Lo anterior, además podría generar una “lista negra” de hechos similares. Esto, porque al ser las víctimas personas que están en situación irregular, difícilmente realizarán una denuncia debido a que tendrían que vincularse con la policía.

País de origen del detenido2019202020212022
Chile18211819
Bolivia3---
Perú-2--
Venezuela-1-15
Colombia6-37
República Dominicana--1-
Total27242241

De hecho, la cantidad de chilenos que han sido detenidos por secuestro supera sólo en cuatro personas a los extranjeros; aquello, además, genera un cambio en la forma de actuar de los autores de estos delitos. El subprefecto explica que “hay una evaluación en las técnicas de extorsión o de evolución porque en los secuestros perpetrados por extranjeros hay un extra de violencia y de presión ejercida sobre sus víctimas”.

Además de eso, también hay un cambio en la forma de generar la extorsión, porque si antes se realizaba a través de una llamada, actualmente se hace vía redes sociales. Pero junto con eso, explica el funcionario, también existen llamadas desde móviles con números extranjeros, lo que dificulta aún más las labores investigativas.

Estos cambios en la forma de cometer delitos ha generado que la PDI participe en instancias internacionales en las cuales se trata el tema. De hecho, en noviembre funcionarios de la BIPE Metropolitana participarán en la Comunidad Internacional Policial contra el Secuestro y Extorsión (CIPSE), integrada por 30 países, en los cuales intercambiarán experiencias investigativas respecto a los secuestros. Técnicas que, eventualmente, podrían aplicarse en Chile.

Cambio en los motivos del secuestro

En lo ocurrido en Estación Central, y tras intimidarlo, el grupo de siete sujetos subió al comerciante chino a un vehículo, en el cual comenzó a recorrer gran parte de la capital hasta llegar a un lugar de cautiverio. En ese momento, comenzaron a comunicarse con la pareja del empresario, a quien la extorsionaron para que entregara dinero a cambio de la liberación del hombre.

Al realizar la denuncia, la Brigada de Investigaciones Policiales Especiales (BIPE) comenzó a aplicar los protocolos para estos casos, es decir, lograr la liberación de la persona para posteriormente comenzar a investigar a los autores del hecho. Así, tras cuatro horas, la PDI logró liberar al comerciante, dando paso a la siguiente fase.

Hasta septiembre del 2020, la mayor cantidad (10) de los secuestros consumados tenía como motivo el “narco extorsivo”, es decir, cuando una banda narcotraficante rapta a una persona de un grupo contrario. Aquello se realiza para intimidar el actuar de sus enemigos o como demostración de fuerza por el poderío de un lugar en particular.

Móvil2016201720182019202020212022
Narco extorsivo5651210811
Express35-----
Con otros fines6310221714
En contexto de violencia intrafamiliar-22271-
Político / ideológico-------
Total14161716192625

Sin embargo, dicho actuar ha cambiado según la cifra de la policía. Desde el año pasado comenzó a registrarse un cambio en los hechos. Si la mayoría de los secuestros ocurrían por motivos ligados a la droga, ahora la mayoría de ellos ocurre “con otros fines”, es decir, ligados a motivos económicos o cualquier hecho fuera de los delictuales que hasta ahora se conocían.

Barrientos asegura que desde finales del 2021 y lo que va de este año, “se ha notado claramente la injerencia de bandas extranjeras que también utilizan el secuestro como un medio de presión por un territorio en particular, ligado al microtráfico de drogas y también lo que nos llama la atención y nos da un poco de preocupación son los casos que se han visto los últimos meses de algunos secuestros derechamente a comerciantes extranjeros y también a un par de comerciantes chilenos”.

¿Qué hay tras estos casos?, Barrientos afirma que el motivo “derechamente es lucrar a través de este delito, porque en todos los casos ellos han generado que cuando la víctima está en cautiverio le exigen su clave de las cuentas bancarias, giran y transfieren dinero a otras cuentas y posteriormente también extorsionan a un familiar directo o su círculo cercano a través de mensajes pidiendo dinero a cambio de su libertad”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.