Mochilas de cuero: Los clásicos que se reinventan

nik-macmillan-Ggcq28SsjGQ-unsplash


El cuero es un material noble que se ha utilizado tradicionalmente en bolsos y mochilas, pero que ha vuelto a estar de moda. "Lo que se usa ahora son tendencias que provienen de Europa que combinan el cuero con la tela", sostiene Alicia Correa, arquitecta y profesora de los talleres bolso y billetera de cuero en Casa de Oficios. Esta idea recoge el antiguo bolsón de cuero, pero con un toque más moderno que permite también utilizarla como mochila.

Algunas recomendaciones para su limpieza son el lavado a mano con agua fría. Para el secado se sugiere colgarlas con el cuero de forma vertical a la sombra, tomándolos de la tela y que quede el cuero boca abajo. "No es bueno ponerlas sobre una parrilla, porque al secarse el cuero va a tomar la forma de la parrilla", precisa la dueña de la tienda taller Cactus hecho a mano.

Para su mantención se aconseja humectar el cuero al menos una vez al mes con una crema para calzado incolora, silicona o grasa de caballo, aplicando mediante un paño suave o esponja. Una forma de reconocer la calidad del cuero es por el espesor. Si al estirar el cuero tiene una tensión pequeña es normal. Si cede mucho es un cuero que no es de vacuno, por ende, no va a resistir el peso. Respecto a las tendencias los hombres tienden a elegir combinaciones negro café, café solo o rojo mostaza. Y las mujeres colores vivos como menta, rosado y damasco.

Comenta