Chapadios: el camino del ídolo cumple 15 años

Photosport

Fue entre abril y mayo de 2004 cuando José Pedro Fuenzalida debutó en el profesionalismo y se estrenó en clásicos. Cientos de partidos después, el jugador se gradúa de ícono y referente. Y todo con la jineta en el brazo.


Quizás ni el mismo Chapa Fuenzalida se imaginaba en aquel lejano 1996, cuando llegó con 11 años a las inferiores de la UC, lo que conseguiría en el fútbol más de dos décadas después.  Probablemente a esa altura tampoco pensaba que su apodo de Chapita mutaría a Chapadios, por su condición de ídolo, referente y capitán de su querida Universidad Católica.

Y es que el 10 de abril pasado se cumplieron 15 años desde que el jugador debutó profesionalmente con la franja en el pecho. Fue su primera vez también jugando en San Carlos de Apoquindo.

“Cuando uno empieza a jugar se tienen muchas ilusiones, pero sobre todo en esa época era difícil pensar que 15 años después estarías jugando. Siempre soñé con poder salir campeón y esas cosas. Pero claro, verme hoy 15 años después, siendo capitán y habiendo ganado títulos, es muy lindo y mucho más de lo que pude haber imaginado”, confiesa José Pedro, el protagonista de un camino que incluye seis títulos con la UC.

Y aunque en ese lejano abril de 2004 el primer partido de Fuenzalida terminó con un abrumador 0-4 de Unión Española, donde como curiosidad atajaba Buljubasich, el estreno en el fútbol grande tuvo un sabor especial para Chapita. Él mismo lo recuerda con muchos detalles.

“Recuerdo mi debut con Unión Española, un lindo partido más allá del resultado. Perdimos con un buen equipo, estaba el Coto Sierra, Rozental, Jerez en mi banda, el Heidi González. Fue duro por el resultado, pero en lo personal quedé contento por debutar, por hacer un partido correcto en general y sobre todo porque pasé de no estar citado a estar jugando de titular con el debut de Pellicer, que había sido técnico mío en cadetes. Sentí bastante apoyo. El sueño de uno cuando hace divisiones menores es algún día poder jugar en el plantel profesional y hacerlo con un estadio lleno es siempre motivo de emoción”, asegura el 19 cruzado, que ese día alineó junto a jugadores como Cristián Álvarez, Mark González, Nelson Parraguez, Esteban Valencia y Jean Beausejour.

Fue ese partido el primero de varias decenas que ha jugado en la precordillera, la cancha que ya es como el patio de su casa. “Mi momento más feliz en San Carlos, y que creo que es una de las partes más importantes, si no la más importante de mi carrera, es el gol a Audax Italiano en los últimos minutos, en la última fecha donde salimos campeones (Clausura 2016). Y es por todo lo que trae: hacer un gol que vale un título, que deja de lado varios años de sufrimiento y no poder lograr los objetivos… yo sabía lo que valía y es el momento que más me ha tocado disfrutar y darme cuenta de lo importante que era”, rememora el capitán de Católica.

Y si hace apenas cinco días se cumplieron 15 años del debut profesional del Chapa, en poco más de dos semanas también se cumplirán 15 de su primer clásico. Fue, coincidencia o no, ante la U, un 4 de mayo. El destino le tenía preparado celebrar esos 15 años siendo figura ante los azules, hace menos de 24 horas.

“El estreno con la U fue en el Nacional, en el torneo estábamos mal aspectados, y antes de ese partido me habían notificado que tenía que ir a la sub 20, había sido una buena noticia. Y el partido en sí lo viví con mucha tranquilidad, bastante cómodo, jugué de lateral derecho, tuve buenos duelos, me acuerdo que estaba el Pepe Rojas e Iturra. Es un lindo recuerdo en un Estadio Nacional en el que no había mucha gente, pero era importante jugar esos partidos y responder a las expectativas que tiene el entrenador”, trae a la memoria Fuenzalida quien, también coincidentemente con el reciente fin de semana, tuvo como arquero rival a Johnny Herrera en ese 1-2 en que ganó la U pero que, según los reportes de la época, tuvo a Chapita como figura de la UC, con evaluación 6.

¿Su mejor recuerdo frente a los azules? “El 2005, cuando me toca patear un penal en la definición. Habíamos hecho un torneo espectacular, llegamos invictos y solo perdimos el último partido y nos fuimos a penales. Tener la responsabilidad con 20 años de patear un penal y convertirlo, y lograr mi primer título profesional, es uno de los momentos más lindos en clásicos con la U”, dice con seguridad el futbolista.

Con 15 años de carrera a cuestas, la mayoría en la UC, pero también habiendo pasado por Colo Colo, O’Higgins y Boca Juniors, José Pedro vive, quizás, uno de los mejores momentos de su carrera, aunque hubo que pasar también por malos para llegar hasta aquí. “El camino para llegar al fútbol profesional y mantener una carrera es trabajo, perseverar, luchar, muchos sacrificios, igual que cualquier trabajo. El fútbol tiene la parte de exposición que puede ser algo un poco más complicado. No es fácil estar expuesto todas las semanas a la evaluación, la crítica, de la gente o el medio. Pero es algo que también se maneja y se aprende. A veces cuando uno pasa momentos malos es cuando uno se tiene que estar frío y a veces uno dice “dejo todo”, pero no es así. Es parte de la carrera del jugador”, añade.

“Me pone muy contento todo lo que ha pasado en estos años. No encuentro otra respuesta que decir que todo lo que uno logra es trabajo, perseverancia. El fútbol tiene momentos buenos y malos y lo importante es seguir entrenando y preparándose. Hasta hoy siento que uno sigue aprendiendo y mejorando. Estos 15 años nos pillan en un lindo momento como institución. Lo estoy disfrutando mucho por mi carrera, por lo personal y lo grupal”, cierra Fuenzalida. O Chapadios, su nuevo apodo.

Seguir leyendo