De Kempes a Borghi: los campeones del mundo que pasaron por Chile

Un selecto grupo de jugadores que ganaron alguna vez la Copa Mundial tuvieron experiencias en el fútbol nacional. La lista la integran también quienes fueron entrenadores y subcampeones.




Orsi, el campeón con Italia que abandonó una convulsionada Europa

El argentino-italiano Raimundo Orsi debutó por Independiente en 1919. Casi diez años después fichó por la Juventus, luego de proclamarse campeón de América con Argentina en 1927. Brilló en el Calcio y fue parte de la Selección Italiana que se consagró como campeón del Mundo en 1934. Al año siguiente no fue requerido por Musolini para ser parte de la invasión italiana a Etiopía, situación que aprovechó para volver a Sudamérica, junto a miles de italianos que migraron hacia un continente que prometía paz. Volvió a Independiente. Jugó en equipos como Boca Juniors, Flamengo y Peñarol, antes de recalar en el club chileno Santiago National, para retirarse allí en 1943.


Borghi escogió un nuevo país

Claudio Borghi revolucionó el panorama local luego de fichar por Colo Colo en 1992. El exjugador, que se coronó campeón del Mundo con la Argentina de Maradona en 1986, brilló en equipos como el Milan, River Plate y Flamengo. A mediados de los años 90′ decidió volver al país para finalizar su carrera. Deslumbró en O’Higgins (1995), Audax Italiano (1996) y se retiró en Santiago Wanderers (1998). Como entrenador fue tetracampeón de la Primera División con Colo Colo y lideró a La Roja en la Copa América 2011 y en la primera fase de las Clasificatorias rumbo a Brasil 2014.


El fugaz y triunfador paso de Trobbiani por Cobreloa

Marcelo Trobbiani fue otra de de las figuras de la Argentina 1986 que pasó por Chile. El ex volante ofensivo, que debutó en Boca Juniors y jugó en equipos como Real Zaragoza, Elche, Estudiantes y Millonarios, fichó por Cobreloa en 1988, dos años después de ganar la Copa del Mundo. En su único año con la camiseta naranja logró el campeonato de la Primera División (1988). Tras su retiro se dedicó a la dirección técnica y comenzó el ejercicio profesional en Provincial Osorno (1998). Fue DT de los Zorros del Desierto en 2008 y 2014.


La sorpresa de Kempes en Fernández Vial

El exdelantero Mario Kempes, estrella de la selección de Argentina que ganó el Mundial de 1978, había jugado por última vez en el Kremser de Austria, en 1992. Tres años después fichó sorpresivamente por el club penquista Fernández Vial, donde ejercía como entrenador su amigo Pedro Oliveira. El Matador jugó 11 partidos en la Primera B. Allí marcó cinco tantos y fue una de las figuras del equipo. Dos de esos goles fueron en la victoria por 2-1 ante Rangers, impidiendo así el ascenso del club talquino.


El paso estudiantil de Carlos Daniel Tapia

El ex volante ofensivo Carlos Tapia jugó sus primeros años en River Plate y luego pasó inmediatamente al archirrival, Boca Juniors. Fue parte del plantel que ganó la Copa del Mundo con Argentina en México 1986. Tras volver de Francia, donde actuó en el Brest, tuvo otro paso por Boca y uno por Mandiyú antes de fichar por Universidad de Chile en 1990. Con la diez en la espalda, el zurdo jugó solamente ocho partidos por los azules, donde marcó tres goles.


René Houseman, un campeón en Colo Colo

El exatacante René Houseman fue parte de la Selección de Argentina que conquistó el primer Mundial Albiceleste, en 1978. Fue su segundo certamen planetario, luego de participar en Alemania 1974, donde marcó tres goles en seis partidos. Tras su paso por River Plate, en 1981, el extremo trasandino fichó por Colo Colo al año siguiente. Fueron 18 partidos y tres goles anotados por los albos, club con el que celebró la obtención de la Copa Chile.


*Bonus: entrenadores y subcampeones

Entre los entrenadores que triunfaron o estuvieron cerca del título en la Copa del Mundo destaca Américo Rubén Gallego, quien se coronó en 1978 y luego fue DT de Colo Colo en 2011. También lo hace un exNaranja Mecánica, el holandés Wim Rijsbergen, subcampeón en Alemania 1974 y Argentina 1978, quien dirigió a la Universidad Católica entre 1999 y 2001. El mítico Ferenc Puskás, quien perdió la final de Hungría frente a Alemania en 1954, tuvo un paso por Chile en 1977, cuando dirigió a Colo Colo. Pedro Monzón y José Basualdo, finalistas con Argentina en 1990, también pasaron por Chile; el primero como jugador de Santiago Wanderers (1996), hasta que fue sancionado por doping, y el segundo dirigió a Santiago Morning en 2008-2009. El brasileño Zizinho también integra esta lista; sufrió el Maracanazo de 1950, cuando Uruguay le arrebató a la Verdeamerela su propio Mundial y terminó su carrera en Audax Italiano, en 1962. Más atrás está Alejandro Scopelli, subcampeón con Argentina en 1930. Se retiró en la U en 1945 y como DT fue campeón con los azules en 1967.

Comenta