Homenajean a Juan Pablo Mohr en la cima del Everest: “Tu espíritu estuvo conmigo”

Colin O'Brady homenajea a Juan Pablo Mohr en la cima del Everest. Foto: Captura de pantalla.

Colin O'Brady, montañista y amigo del chileno fallecido en el K2, rindió tributo a aquellos que perecieron mientras intentaban conquistar en invierno al segundo monte más alto del mundo.


Colin O’Brady fue uno de los montañistas más cercanos a Juan Pablo Mohr durante la travesía invernal del K2, donde el chileno perdió la vida de forma trágica junto a otros cuatro compañeros. O’Brady, semanas después de la tragedia, habló en exclusiva con El Deportivo y entregó un pormenorizado relato sobre el caos ocurrido horas antes de la desaparición de Mohr, y que ayuda a entender las causas del accidente.

El 4 de abril de este año, O’Brady anunció en sus redes sociales que intentaría realizar la misma travesía que a Mohr le trajo fama mundial y un récord Guinness que sigue vigente: las cimas del Lhotse (8.512 msnm) y Everest, pero sin oxígeno. En 2019, el alpinista nacional coronó el Lhotse —la cuarta montaña más alta del mundo—, descendió hasta el Campo 2 y luego empujó hasta el Everest, monte que conquistó seis días después.

“Juan Pablo, quien recientemente perdió su vida en el K2, me empujó a realizar esta travesía. He pasado muchos días reflexionando sobre la tragedia y considero que la mejor forma de rendirles tributo a mis amigos fallecidos es llevar sus banderas a la cima de estos cerros que tanto amaron”, escribió en aquella oportunidad.

Sin embargo, los planes cambiaron para O’Brady ya que su mujer, también montañista, lo acompañó al Himalaya y le expresó sus deseos de coronar el Everest. El estadounidense dejó a un lado el objetivo Lhotse-Everest sin O2 para dedicarse exclusivamente a esta última tarea.

Así, el 1 de junio, O’Brady y Jenna Besaw llegaron juntos hasta el techo del mundo. Y por más alegría que sintieran, no se olvidaron de aquellos que perecieron meses antes en el K2, la montaña más mortífera de todas.

“A mis amigos que murieron en el K2, los quiero y los extraño”, expresó un emocionado y exhausto O’Brady en la cima del Everest. Y junto con mostrar las banderas de sus respectivos países, recitó sus nombres: “JP (Mohr), Sergi (Mingote), John Snorri, Atanas (Skatov) y Ali (Sadpara). Se les extraña. Se les extraña”.

Luego, en su cuenta de Instagram, escribió: “Creo que la cima del Everest era el mejor lugar para honrar a mis amigos caídos, quienes eran de los mejores escaladores del mundo. Todos estuvieron en este lugar en vida; sus espíritus estuvieron conmigo ese día”.

El 5 de febrero de 2021, Juan Pablo Mohr desapareció mientras empujaba hacia la cima del K2, en pleno invierno, acompañado del islandés John Snorri y el pakistaní Ali Sadpara. Luego de dos semanas de intensa búsqueda, los tres montañistas fueron declarados oficialmente fallecidos.

Dejó este mundo a los 34 años (los cumplió el 10 de febrero). Padre de tres hijos (Juan Pablo, Pedro y Elisa), su relación con la montaña se inició a los 17 años. Y en su carrera se consagró con cinco cimas sobre los 8 mil metros: el Annapurna (8.091), el Manaslu (8.163), el Lhotse (8.516), el Everest (8.849) y el Dhaulagiri (8.167). Su marca distintiva, sin embargo, fue que todas estas cumbres las consiguió sin el apoyo de oxígeno suplementario.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.