Para bien o para mal: momentos que pudieron cambiar la historia del fútbol chileno

El remate de Pinilla que se estrella en el travesaño, en Brasil 2014. Foto: AP Photo / Martin Meissner

Desde el palo de Pinilla en el Mundial del 2014 hasta el gol que Higuaín perdió en los descuentos en la Copa América 2015. Un repaso a las jugadas que estuvieron cerca (o a centímetros) de alterar por completo los libros del balompié nacional. Un listado que considera tanto alegrías como tristezas.




El fútbol está repleto de momentos que se hacen difíciles de olvidar. Cuando un torneo o un partido finalizan, unos festejan y otros lloran la derrota, más aún cuando saben que en sus pies estuvo la chance de que la historia fuera distinta. Partidos que pudieron tener como ganador al que perdió. Victorias que fueron (o no fueron) por una pelota elevada, un error absurdo o un penal errado. Y episodios como esos hay varios en el balompié local, como cuando, en 2014, un travesaño le impidió a Chile eliminar a un país de su propio Mundial. O cuando la Roja estuvo muy cerca de dejar caer su pórtico en las dos finales en las que finalmente logró consagrase. Un repaso de los “casi” del fútbol chileno, con una lista que considera tanto alegrías como tristezas.

La farra de Sídney

Chile se quedó con la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Sídney 2000, pero, en la semifinal ante Camerún, tuvo más de una oportunidad para definir su paso a la final. No obstante, ese día, el Equipo de Todos vivió una de sus jornadas más negras en cuanto a definición. Pese a que logró ponerse en ventaja gracias a un autogol de un defensor rival, los africanos lograron revertir el resultado y, en consecuencia, eliminar a la Roja.

Antes del 1-0, la Selección tuvo dos oportunidades claras para adelantarse en el marcador. En los 68′, un centro desde la derecha cayó sobre el área del conjunto africano, entraron tres jugadores nacionales en solitario, pero Claudio Maldonado, quien conectó, elevó la pelota por sobre el horizontal. Minutos más tarde, tuvo otra pérdida más increíble aún. Un pelotazo largo de David Pizarro lo dejó mano a mano y con dos compañeros solos por el centro. Pero Maldonado prefirió amagar dos veces y cuando remató el portero estuvo sólido para despejar. Iván Zamorano corrió a encararlo por su decisión. El pitazo final de ese cotejo le puso fin al sueño del oro olímpico chileno.


El palo de Pinilla

Una de las jugadas más doloras para los fanáticos del combinado nacional. La Roja se enfrentaba con el local Brasil en los octavos de final del Mundial 2014. Todo comenzó cuesta arriba para la Selección. David Luiz, en los 18′, puso en ventaja a la Verdeamarela, pero, 12 minutos más tarde, Alexis Sánchez decretó la paridad y al alargue. El compromiso fue parejo y se disputó a alta intensidad. Y pudo definirse en una jugada puntual, antes de los 120′. Un minuto antes del final, Mauricio Pinilla se juntó con el Niño Maravilla, quien le devolvió la pelota. Pinigol remató de distancia, pero el travesaño impidió la conquista. El impacto detuvo el corazón de todo el estadio Mineirão. La tanda de penales fue para los anfitriones y el equipo de Jorge Sampaoli se despidió del certamen.


La jugada que silenció el Nacional

La Copa América del 2015 que terminó con Chile campeón pudo haber tomado otro rumbo. El entretenido 0-0 que animaron la Roja y la Selección Argentina pudo definirse en la última jugada del tiempo reglamentario. Un contragolpe de la Albiceleste, comandado por Lionel Messi, le dio a Gonzalo Higuaín una posibilidad única. No obstante, el transandino no pudo darle cómodamente al balón y desvió. Luego, falló su penal en la tanda, al igual que Éver Banega, y el Equipo de Todos celebró la primera copa Conmebol de su historia.


El error de Medel que Higuaín desperdició

La segunda vez que Higuaín pudo arrebatarle un título a la Selección. Chile y Argentina volvieron a enfrentarse un año más tarde, en la final de la Copa América Centenario. Todo terminó con la escuadra de Juan Antonio Pizzi como campeona, sin embargo, nuevamente el Pipa tuvo la oportunidad de adelantar a los suyos antes de que el compromiso finalizara 0-0 y se tuviera que definir, otra vez, por penales. En los 20′, Gary Medel se equivocó en la salida y le regaló la pelota al actual jugador de la Juventus, quien la puso pegada al palo, pero por fuera.


El penal de Caszely

Uno de los momentos más lamentados por los hinchas nacionales. El debut de la Roja en el Mundial de España 1982 estuvo marcado por el penal que Carlos Caszely erró en los ante la selección de Austria. En el 26′, un zaguero austríaco derribó en el área al ariete, quien decidió patear la pena máxima sin éxito. Fue el inicio de la peor campaña del conjunto nacional en una Copa del Mundo, pese al buen proceso clasificatorio que realizó en la previa. La Selección perdió todos los partidos y la falla del histórico delantero de Colo Colo se convirtió en la anécdota más recordada del torneo por los chilenos.


La falla de Sagal ante Alemania

La Generación Dorada dejó escapar la final de la Copa Confederaciones por un error que Alemania no perdonó. En el 20′, Marcelo Díaz se equivocó en la salida y Lars Stindl anotó el único gol del partido. Pero el encuentro estuvo cerca de terminar igualado. En el 84′, Chile empujaba por encontrar la paridad. Edson Puch peleó hasta el final una pelota y consiguió levantarla hacia el centro del área, donde estaba Ángelo Sagal, quien envió por sobre el travesaño la oportunidad nacional de estirar la definición.


La jugada que pudo meter a la U en su primera final de Libertadores

Una de las jornadas más tristes para la Universidad de Chile. Los azules se midieron con River Plate en las semifinales de la Copa Libertadores de 1996. En la ida, ambos igualaron 2-2. La polémica estuvo en la revancha que se jugó en el Monumental. Los locales vencían por la cuenta mínima con gol de Matías Almeyda, hasta que ocurrió una jugada que pudo cambiarlo todo. Un pase en profundidad dejó mano a mano a Esteban Valencia con el arquero millionario Germán Burgos, quien derribó en el área al jugador universitario. El juez decidió dar ventaja y la pelota le quedó servida a Marcelo Salas, quien impactó el vertical derecho del meta. Fue el final del sueño universitario de disputar su primera final del torneo de clubes más importante de América.

Comenta