Actriz revelación de Pacto de Sangre salta al cine

Imagen-ANTONIA-GIESEN_WEB

Antonia Giesen estrenó su primer protagónico y es parte de Ema, la cinta de Pablo Larraín que este viernes llega a Venecia.




En los últimos 12 meses, Antonia Giesen (27) acumula dos teleseries, la filmación de dos series con Fábula -La jauría y El presidente-, su primer trabajo con el director Pablo Larraín y su debut en un festival clase A. Un último tiempo que la pone entre las actrices jóvenes más solicitadas y se sustenta hoy en una decisión crucial tomada hace cerca de un año: dedicarse por completo a la actuación, tras empezar en 2016 en el área dramática de Mega mientras estudiaba sicología. Encontró el respaldo de sus pares en enero pasado, al ganar en los premios Caleuche el galardón a Mejor actriz de soporte por su rol de Karina en Pacto de sangre (Canal 13).

"En medio de mi propio dilema, de actriz o sicóloga, de alguna manera necesitaba que el rubro me autorizara. Creo mucho en la disciplina. Nunca sentí mucho reproche por eso (no haber estudiado teatro). De que lo hay, lo hay, pero nunca lo recibí de manera muy directa", explica Giesen, que acaba de fijar residencia en Berlín y pretende seguir con un pie en el país.

La actriz tiene un rol en la película Ema, que se estrenará este viernes en el Festival de Venecia (a Chile llegará el 26 de septiembre). Allí, junto a nombres como Mariana di Girolamo y Gael García Bernal, experimentó el método de Pablo Larraín, similar al que aplicó en El club y consistente en que los actores nunca tienen acceso al guion completo. "Alucinante esa manera de trabajar, porque dejas de meter tanta cabeza, de dónde vengo, para dónde voy, que es un clásico de los actores", apunta.

Su último estreno es El hombre del futuro, su primer protagónico en cine, que hizo en 2017 en el extremo sur junto a José Soza y bajo la dirección de Felipe Ríos. Clases de boxeo y un mes de filmaciones implicó encarnar a una joven que se reencuentra con su padre, un camionero. "Fue un rodaje muy intenso, pero la película yo no sé si lo retrata. Tiene una tranquilidad y una falta de euforia muy particular", comenta sobre el filme que estuvo en Sanfic y se exhibe en Cinépolis La Reina.

La cinta en julio le reportó una mención especial del jurado como Artista revelación en el festival de Karlovy Vary, aunque por estar en las grabaciones de Río oscuro peligró su asistencia al certamen checo. "Menos mal que fui", asegura entre risas, mientras también se abre a comentar el mal momento de la nocturna de Canal 13. "Había altas expectativas, un gran elenco, pero nosotros creemos firmemente que ha sido darle o no al palo, a veces también se trata un poco de suerte", asegura. b

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.