Rodrigo Walker, actor: “Antes de Pacto de Sangre tenía reparos con las teleseries”

El actor Rodrigo Walker.

En la producción, el actor ha ido adquiriendo relevancia con el personaje de Ignacio.


Rodrigo Walker no tiene en Pacto de sangre uno de los roles principales, porque esos recaen en nombres como Néstor Cantillana, Pablo Macaya, Álvaro Espinoza y Pablo Cerda. Sin embargo, el actor de 25 años está consciente de que en los últimos capítulos de la teleserie nocturna de Canal 13, Ignacio, su personaje, ha alcanzado una importante relevancia. “Se trata de una estrategia de guión”, dice Walker y se explaya: “Ignacio se ha vuelto protagonista, está muy en el centro de la atención porque se intenta defender y quiere saber la verdad. Pero luego recula y vuelve a estar más escondido. Todo se trata de una estrategia de guión, y por eso todos los personajes pasan por ese protagonismo”.

¿Por qué cree que la teleserie se está convirtiendo en una producción de culto?

Porque es una historia distinta. En el último tiempo hay evidentemente una decadencia de este formato. En las teleseries hace rato que se venía repitiendo una fórmula. Estábamos viendo mucho lo de los pobres contra los ricos, o el rico que se enamora de la pobre. Y esa no es toda la historia de ficción que la gente quiere ver, aburre. Sé que viene de muy cerca que yo diga que Pacto de sangre es buena, pero lo es. Es un thriller, un caso policial entretenido y no debes descubrir al asesino porque ya lo sabes. Esto se trata de ver cómo cada uno de los personajes se salva el culo y las consecuencias de sus actos.

¿Tiene prejuicios con el género de las teleseries?

Antes de entrar a esta teleserie tenía más reparos. De repente uno se arma prejuicios en la cabeza y se crea cuestionamientos, pero eso es cuando ves historias vacías o con muy poca profundidad. Acá no tengo tanto reparo. Haría algunas cosas a mi manera, pero esta historia está funcionando y es muy interesante. No me interesa perpetuarme en las teleseries, porque quiero hacer teatro, cine y series. Pero todo tiene que ver también con mi situación económica y con cuánto necesite las lucas.

¿Le acomoda interpretar a un escolar menor de edad?

Antes estuve en Wena profe (TVN), una teleserie que nadie recuerda mucho, y también hice de estudiante. Tengo cara de cabro chico, así que tengo de escolar para un buen rato. Ignacio tiene algo de mí, pero nunca he vivido todo lo extremo que le ha tocado a él, no tuve tantas carencias afectivas y no soy tan Romeo tampoco. De alguna manera, es entretenido verme con uniforme y revivir esa etapa.

¿Cuál es su opinión del bajo rating que consigue la telenovela?

Esa es una pregunta recurrente. Yo lo que digo es que el rating no es demostrativo, está obsoleto. La televisión no es el único medio en el que se ve la teleserie. Hay muchos otros medios y no hay medición de ellos. La teleserie tiene miles de buenos comentarios y en internet son miles de reproducciones de sus capítulos. El rating no le hace justicia.

¿Cuál es su personaje favorito de Pacto de sangre?

Me encanta lo que está haciendo la Nacha Baeza, y siempre se lo digo. Su cara de loca me encanta. Y Álvaro Espinoza también está muy bien. Pero creo que Néstor Cantillana es un genio. Desborda emoción, creatividad, me encanta tenerlo como compañero porque puedo ver su trabajo, observar lo que hace y voy aprendiendo.

#Tags


Seguir leyendo