Sergi Arola se suma a Oye al Chef, el nuevo programa de cocina de CHV: “Hemos conseguido el dream team”

Sergi Arola. Foto: CHV.

El cocinero español se reencontrará con sus colegas Ennio Carota, Yann Yvin y Chris Carpentier en este nuevo espacio televisivo. El programa ya fijó su debut para el jueves 24 de septiembre en horario prime.




El nuevo programa de cocina de Chilevisión, Oye al Chef, ha confirmado su fecha de estreno, que será el jueves 24 de septiembre en horario prime.

Pero no es la única novedad que envuelve al proyecto a pocos días de su debut. El espacio que tiene como principal atractivo reunir a los populares chefs Ennio Carota, Chris Carpentier y Yann Yvin -el trío original de jueces en MasterChef Chile-, suma un cuarto integrante en el equipo: el chef español Sergi Arola, famoso por participar en la tercera temporada de MasterChef (Canal 13) -tras la salida de Yvin del proyecto-, y por ser parte del programa El discípulo del chef, emitido el año pasado por CHV.

De esta forma, Arola vuelve a Chile después de pasar una temporada en España producto de la pandemia; retorna a CHV para un nuevo espacio culinario, y se reencuentra con todos los colegas que ha compartido en su paso por la TV chilena.

“Esto me parece maravilloso, es que no se puede pedir más. Creo que hemos conseguido el dream team”, dice Arola a La Tercera. “Si ves las redes sociales de los diversos programas que hemos hecho, desde que en su momento me incorporé a MasterChef, creo que el espectador chileno quería este reencuentro. Tener en un mismo programa a Ennio, a Chris, a Yann, y tenerme a mí, es un poco el dream team. Y conociendo la profesionalidad del equipo de CHV, creo que va a ser como dicen aquí, la raja”, añade.

Chris Carpentier, Ennio Carota y Yann Yvin. Foto: CHV.

Pero aunque recién ahora es posible confirmar su participación en el programa, Arola siempre fue parte del plan en esta apuesta televisiva. “Desde el primer momento estaba en el proyecto, de cuando se hicieron los pilotos, lo que pasa es que evidentemente tuve que volver a España. Como sabéis tengo mi restaurante gastronómico en Portugal, tengo proyectos en Suiza, hice un programa para Telecinco en España. Y la verdad es que tenía hartos proyectos, y la pandemia ha acabado complicando todos los calendarios”, explica. Por ello, agrega, “hasta que dejara todo listo no me podía regresar, y ya no es tan fácil lo de viajar entre países como antes de toda esta contingencia. Al principio la cosa estaba en si era capaz o no, pero al final pudimos solucionar todos los trámites y aquí estoy”.

Precisamente una vez la emergencia sanitaria por el Covid-19 se extendió, Arola resolvió dejar Chile y volver a Europa para atender sus negocios y proyectos televisivos. Justamente acaba de concluir su participación en un programa de la cadena Telecinco de España llamado La última cena, lo que de alguna forma ya le dio experiencia en grabaciones en “modo covid”.

“Nos hacían pruebas cada vez que íbamos al plató, tanto PCR como test rápidos, y luego evidentemente seguíamos un protocolo. Creo que nos tenemos que acostumbrar, mientras no exista una vacuna, un remedio eficiente, nos tenemos que habituar a convivir con el virus, y sabemos que hay una serie de conductas personales que evitan en gran medida el contagio”, advierte al respecto.

De hecho, por esos mismos resguardos a los que alude, el español está actualmente en cuarentena preventiva por dos semanas, pues su arribo al país se dio solo hace un par de días. Por eso mismo, su presencia en las grabaciones del programa deberá esperar hasta cumplir los plazos que exige la autoridad sanitaria a quienes llegan del extranjero.

Sobre el programa y tener un nuevo espacio de entretención en horario estelar, el chef comenta: “Me parece fundamental. Es verdad que hay un enemigo, que hay un peligro que está latente, pero lo que no podemos es asfixiarnos por ello, renunciar a nuestra vida. En un momento en que hay que sustituir la interacción social en los bares, los restaurantes, por estar en casa y ver tv, lógicamente hacer una tv de calidad también es necesario, y me parece que este es un programa de muchísima calidad, muy divertido, donde va a haber cocina pero también mucho entretenimiento, que es lo que la gente ahora mismo necesita. Creo que si eres capaz durante el rato que dura el programa, hacer que la gente se olvide de la pandemia, de los problemas generados con ella y de todo el drama social que estamos viviendo, es maravilloso, no podemos aspirar a más”.

Con los cuatro chefs como protagonistas y la conducción de la periodista Emilia Daiber, Oye al Chef se centra en una competencia culinaria donde famosos deberán realizar diferentes recetas guiados a través de un audífono por los cocineros, lo que dejará como triunfador o triunfadora al que mejor siga las instrucciones de los expertos.

“El objetivo de Oye al Chef es apostar a construir una nueva marca de entretención en el género cocina, y para lograrlo la mejor forma es contando con los chefs más reconocidos en la TV", comenta Francisco Espinoza, director de programación de CHV. Por ello, continúa, "la presencia de Sergi es sin duda muy relevante, ya que él logró construir su espacio, siendo reconocido y querido por la audiencia, donde tuvo una experiencia muy destacada en El Discípulo del Chef”.

El impacto de la crisis

Mientras el español participa del programa de CHV, mantiene su preocupación por la industria gastronómica, altamente afectada por la pandemia en gran parte del mundo. “Ha sido tremendo, es un tema dramático, no solo por mi y los locales, sino también por los de todos los compañeros”, comenta el premiado cocinero, quien por ahora mantiene cerrados sus restaurantes en Madrid y Suiza, y solo ha podido abrir sus locales en Portugal.

Es por lo mismo que ve con cautela la situación chilena, de la cual conoce de primera fuente a través de su pareja, la enfermera chilena Francisca Laree. “Lógicamente como profesional de salud está viviéndolo en primera fila, en primera línea”, cuenta el cocinero. Y advierte: “llevar un mes y medio o dos meses de ventaja en España hace ver las cosas, ver los errores, y de cierto modo me asusta, por ejemplo con las fiestas patrias. Todos tenemos ganas de celebrar pero es un año atípico, y me gustaría aprovechar de decir desde mi experiencia, desde esa segunda oleada que se está viviendo en España, hacer un llamamiento a la moderación, al sentido común”.

Comenta