Tercera PM
Presenta:

Ana Lya, a nueve meses de Bachelet: De microempresaria a estudiante

9 de Mayo del 2016/SANTIAGO En el Palacio de la Moneda se realiza el comité político de los días lunes, hasta donde llegan los Ministros políticos y los presidentes de los partidos de la Nueva Mayoría. En la imagen, la jefa de gabinete de la Presidencia, Ana Lya Uriarte. FOTO: RODRIGO SAENZ/AGENCIAUNO

Además de terminar su doctorado y de retomar la vida académica, la exjefa de gabinete de Michelle Bachelet quiere volver a ejercer como abogada. Hoy no está vinculada a ningún estudio jurídico.


La vida en Buenos Aires no es desconocida para Ana Lya del Carmen Uriarte Rodríguez (56). Después de que terminó el primer periodo presidencial de la Presidenta Michelle Bachelet, la entonces exministra del Medio Ambiente arrendó un departamento por días en la capital argentina para cursar un doctorado en derecho constitucional-ambiental en la Universidad de Buenos Aires (UBA). Durante todo el tiempo que duró el primer periodo de Sebastián Piñera en La Moneda, Uriarte viajó al otro lado de la cordillera para terminar sus ramos pero no alcanzó a doctorarse.

A nueve meses de finalizado el segundo periodo presidencial de Bachelet,  Uriarte decidió terminar sus estudios en Argentina. Le falta la tesis y por esos días está en la definición del tema que elegirá. El plan es viajar cuando sea necesario para obtener su doctorado y después retomar cuanto antes la vida académica. Entre 2009 y 2014 fue profesora de derecho ambiental de la Universidad de Chile y le gustaría avanzar en un camino similar, dicen en su entorno.

Desde que dejó su rol como jefa de gabinete de la Presidenta Bachelet en marzo, ya no  se escriben crónicas sobre el poder e influencia Ana Lya Uriarte. Durante el gobierno, ministros, parlamentarios y funcionarios coincidían en el papel preponderante de la abogada socialista. Estaba en el primer círculo de poder de la mandataria. Ese a donde pocos logran entrar y de donde salieron expulsados otros históricos orejeros que, por razones diversas, perdieron la esquiva confianza de la actual alta comisionada de derechos Humanos de la ONU. El ex Secom, Juan Carvajal, y la ex jefa de Programación María Angélica Álvarez, se cuentan entre los despedidos del bacheletismo.

Ana Lya, en cambio, sigue ahí. A ella recurren todavìa los parlamentarios y ex funcionarios que quieren llegar a Bachelet. La llaman, le detallan la importancia del tema y le piden que le de mensajes a la exmandataria hoy instalada en Ginebra. Un parlamentario socialista comenta que Uriarte les responde a todos;  les transmite los buenos deseos de la Presidenta y, según sea el caso, les entrega el contacto de la funcionaria de Naciones Unidad que lleva la agenda de la exPresidenta en Europa.

Quienes conocen de cerca la relación de la expresidenta con Uriarte, aseguran que desde que asumió como alta comisionada en la ONU el contacto entre ambas se ha espaciado. Pero la abogada sigue siendo una de sus principales asesoras en Chile. Previo a que Bachelet se fuera del país, la abogada fue la encargada de encaminar la constitución de la Fundación Horizonte Ciudadano, de hecho, fue ella quien organizó los estatutos y  supervigiló las inscripciones. Hoy sigue trabajando ad honorem, aunque no integra ninguna de las mesas de trabajo de la entidad que formalmente encabeza la exsubsecretaria Valentina Quiroga.

De todas maneras, Uriarte asiste regularmente a la sede de Horizonte Ciudadano en calle del Inca, en las Condes, para  reunirse  con los directores, a quienes les ayuda a preparar los informes de gestión que se le envían a la expresidenta Bachelet.

Entre el corretaje y Nail Pop Art

En la misma semana que se lanzó Horizonte Ciudadano, se abrieron las puertas del salón de belleza Pop Art Nails Bar en el centro del Barrio Italia. Era el primer emprendimiento en solitario de la abogada. En el entorno de la exjefa de gabinete, aseguran que el negocio ha ido mejor de lo que se pensaba, al punto de que la tienda ya tiene una sucursal en el mismo barrio.

En el negocio subrayan el carácter pet friendly del lugar. Dicen que todas las mascotas son bienvenidas y recalcan que todos los productos que allí se usan están libres de crueldad animal. Quienes conocen de cerca a la abogada, dicen que ese es un punto que le interesa mucho porque – además de ex ministra del Medio Ambiente, es una reconocida amante de los animales. Tiene un par de perros recogidos de la calle y una gata.

En paralelo a la tienda, Uriarte inició en septiembre un negocio de corretaje de propiedades junto a la abogada socialista y tesorera de Horizonte Ciudadano, Paulina Vodanovic. Arrendaron una oficina en Ñuñoa y ambas salen personalmente a gestionar los inmuebles que ponen en el mercado.

La agenda de la asesora Bachelet hoy es libre. Ya no hay reuniones de gabinete que la obliguen a estar activa a primera hora. Ella maneja sus tiempos y, quienes han estado cerca en estos meses, aseguran que destina gran parte de su agenda a estar con sus tres nietos, a quienes recibe cada miércoles en su casa.

Los costos de la primera línea

Además de terminar su doctorado y de retomar la vida académica, la exjefa de gabinete de Michelle Bachelet quiere volver a ejercer como abogada. Hoy no está vinculada a ningún estudio jurídico.

Hace años vendió su participación en Sustentabogados, el estudio que compartía con la abogada Valentina Durán y el cual la nuera de la Presidenta Bachelet, Natalia Compagnon, contrató para que hiciera una asesoría ambiental a su empresa Caval. La trama judicial en torno a la empresa de Compagnon y Mauricio Valero motivó que la abogada tuviera que declarar en el marco de la investigación de la fiscalía.

Uriarte acreditó la realización de los informes a Caval.  Hasta hoy ella insiste en que, pese a la controversia por esa asesoría, prevalece su trayectoria y larga experiencia en derecho ambiental. Aun así, en su entorno reconocen que su reinserción como abogada no ha sido simple. Un senador de la Nueva Mayoría, asegura que ella tiene un alto prestigio como abogada, pero hoy pesa su estrecho vínculo con el último gobierno de la Nueva Mayoría.

 

 

 

Seguir leyendo